“El arte es un trayecto sin fin”

Oscar Terrones tiene 34 años recién cumplidos… nació en la ciudad de Salto. Fue a la escuela 120 y a la 95 de Salto Nuevo. Después el IPOLL y escuela Tecnica Catalina Harriague de Castaños.
Desde muy pequeño demostró interés por la pintura y el dibujo… pasaba más de catorce horas dibujando sobre una mesa de PVC. Era habitual que se escapara al monte a buscar inspiración… a intentar conectarme con lo natural donde el sonido de las aves, el viento, el canto sonoro del agua y otros minúsculos cantos captaran su atención. “Y con ello creaba una sinfonía para atraer la inspiración volcándola sobre los papeles. En esa etapa desarrollaba únicamente el dibujo artístico” – reveló.aldorso001
Cuando le preguntamos hasta dónde quisiera volar con su arte, Oscar Terrones es categórico: “No quisiera tener un límite más que disfrutar su camino… si llegara al final del vuelo sabiendo que para todos existe un final, estaría hablando de que cumplí una misión en mi vida conmigo y con los demás… y lo disfruté de la manera más intensa”.

¿Cómo vivía a edad tan temprana el despertar de su instinto creador?
-“A veces me olvidaba hasta de comer…que tenía que dormir y papá me exigía que me fuera a acostar. A los nueve años experimentaba el color y empleaba útiles que estuvieran a mi alcance, colores, silvapenes y témpera. Mi hermana coleccionaba muñecas barbies y a veces me pasaba de la línea… a escondidas le cortaba el pelo sin que se diera cuenta. Iba al monte y buscaba ramas que estuvieran rectas y con una gomita me creaba mis propios pinceles provocando el interés por las manchas, mundos atmosféricos y efectos que le otorgaban misterios a mis creaciones artísticas”.
¿Y de qué forma va desarrollando su identidad en el arte pictórico?
-“Transité por el comics, caricaturas el cual aplicaba el color logrando efectos espectaculares, y cada vez era más intenso y apasionante crear. Tenía un grupo de amigos que estábamos en la misma, y nos juntábamos en la casa a compartir la diversidad de estilos día a día , varios de ellos son excelentes hoy en día, hasta producen ilustraciones para el mundo y crean personajes para videos juegos y celulares. Siempre estuve ensimismado con mi interior y asilado del entorno social…me costaba expresarme o veía que no le interesaría lo que para mí era mi escape a otras dimensiones.
Siempre creaba en base a mis sueños, pocas veces interpretaba de la realidad. Pero mis padres me preguntaban que quería ser cuando fuera grande… me imagino que es normal para todo adolescente, pero siempre inseguro. Pensé en ser carpintero…porque papá tiene una carpintería. Siempre tuve una buena óptica y manejo del espacio, las perspectivas”.
¿Cuándo se decide a dictar talleres?
-“Me encontraba trabajando en una empresa constructora en Buenos Aires… incursioné allí en la Facultad de Bellas Artes Manuel Belgrano y así descubrí mi vocación por las artes plásticas. El contacto con la gente, la docencia fue un fuerte llegar satisfacer sus objetivos en los talleres cuando realicé prácticas como pasantía. Hace siete años que llevo adelante con éxito el taller en la ciudad de Salto y a través de la Intendencia de Paysandú realice cursos de capacitación para niños con capacidades diferentes y me fui actualizando en otras áreas dentro del rubro. Siento pasión por la docencia. Hoy en día tengo dos ateliers de arte aquí, uno destinado para los niños de 4 hasta 12 años que está ubicado en Asencio y 8 de Octubre y el de adultos en Uruguay 932 más uno en la ciudad de Paysandú que suman un total de 110 alumnos. También he trabajado en la Escuela Nº3 y el año pasado estuve a cargo como maestro de artes plásticas en la Escuela Nº5 participando con un proyecto dentro del área del conocimiento junto a la directora Cristina Panissa, la cual me valoró, confió y me apoyó obteniendo un éxito histórico en la ciudad, donde expusimos 600 obras de 600 alumnos que integraban todos los niveles educativos de la Escuela. En mi atelier se integran todas las edades… La expresión y formación artística me ha llevado a transitar este sendero de satisfacción personal y pienso seguir hasta que la vida lo desee”.
Cuéntenos de su experiencia con el grupo Unidos por el Arte, ahora UPEARTE…
-“UPEARTE es un proyecto familiar, que integra a todos los alumnos del atelier en la exposición más esperada del año… su significado Unidos por el Arte. Este año realizamos el décimo encuentro de arte regional de arte entre las ciudades de Salto y Paysandú. Su contenido se caracteriza por exhibir obras que cumplen con temáticas y consignas del año, la expresión libre es el arma para dejar volar el alma de cada expositor bajo las condiciones teóricas. A su vez realizamos otra muestra denominada Entre Libros y Pinceladas. El año anterior hicimos un homenaje a la escritora Salteña Miryam Albisu conjugando la poesía y el arte en una sola veta. También sellamos el Premio UPEARTE, como valor al compañerismo, desempeño y compromiso artístico”.
Dentro de la pintura ¿Qué es lo que más le atrae?
-“Tengo una fuerte atracción por la marinas, el sub realismo neo expresivo, pero desde una óptica mas catastrófica, subjetiva e histórica. Como punto inicial, no apunto al marketing y sigo expresando una identidad en mis creaciones y las ejecuto dentro de lo que mi espíritu necesita… me insume muchísimo tiempo la docencia durante el año. Aprovecho las vacaciones para exponer en un lienzo mis inspiraciones. En el momento de crear, la música es el factor clave para conocer mundos internos, luego el dominio del color vibrante en escena.
Estoy creando una atmósfera que me sugiere apariencias o fisonomías extrañas de las piezas a crear dentro de la temática. Histórica es el habla de aquel objeto que hoy en día es olvido y desecho del tiempo, los metales hablan… también tienen una historia que contar… el entorno caótico y sus temperaturas calientes es la fuerza el cual defino mi paleta. Tengo una página en la web, donde galerías de arte, artistas y críticos de todo el mundo juzgan mis obras, les llama mucho la atención despertando el reconocimiento de mi estilo por sus contrastes claros oscuros, la armonía del monocromo, el impacto lumínico y la temperatura cálida de la paleta. Sin luz no hay sombras, es tanta la importancia que le contribuyo al grado y contraste de las luces y sombras que me identifican como El Pintor de Luz o bajo la crítica del impresionante artista acuarelista Alvaro Castagnet reconocido como jurado en bienales de varios países, siendo en Shangai su última participación el cual me estimula a que participe diciéndome que soy el William Turner de America que hasta me vinculó con un gestor Cultural Chin ShinG YinG de la República China en la aquisición y promoción de mis obras a traves de Art Banck para las galerías y que habían rastreado alguna de mis obras y que mi estilo fue muy bien aceptado en la república. Estoy estudiando esta propuesta, ya que es un poco confusa y las leyes son distintas en Uruguay y China en las condiciones escritas. Pero estoy motivado, si la vida abre esa puerta estoy dispuesto a caminar. Ante todo, mi inspiración surge por una poesía de la escritora Miryam Albisu, Marina.
Un poco en el agua…un poco en la arena recostada entre algunas rocas se muere poco a poco, la vieja barcaza. La espuma del mar borda las maderas viejas para que se sienta más bonita. El viento hace crecer algunas olas que la bañen para que se sienta en viaje y las gaviotas sobrevuelan y se posan en el inclinado mástil. Ella sabe, que cuando se acerca la hora hay que buscar un lugar para morir… Cuando caía lo que creía su última tarde un pintor se instaló frente a ella para pintarla. Y su destino desde ese día fue otro, pues no moriría jamás”.
Si tuvieras que hacer un paisaje de su interior… de su esencia humana… ¿Cómo sería y qué contendría?
-“Siempre me identifique con un ave… el dominio de contemplar lo bello desde las alturas, la libertad, la pureza del aire y el viento. Todos tenemos un color interior o varios, pero siempre nos identificamos con el aura de uno y el mío es el fuego, lo cálido…
Conservo una esencia humana muy armoniosa y cálida, con temores como todos lo tenemos…volar es posible, tuve la experiencia de hacerlo en parapente de vuelo en Brasil, recorriendo kilómetros entre el mar y la arena. Esa inmensidad nos muestra cuán pequeños e insignificantes somos en la tierra… sentirnos dueños de ese paisaje por un momento es maravilloso. Pero la magia de interpretar un paisaje desde mi interior, con mis manos y a través de la pintura sería contemplar y navegar por una puesta de sol en las alturas donde me encuentre con esa paz infinita y sus tonalidades cálidas… La sensibilidad es un don que hoy en día poco se distingue. Pero el arte es magia convertido en realidad que trasciende las emociones y es un portal a lo terapéutico para volar y transmitir esa energía a los demás”.
¿Qué proyectos están planteados para este año?
-“Cuatro exposiciones regionales, en Salto y Paysandú. UPEARTE; Entre libros y Pinceladas, mi exposición personal y nuevamente está la propuesta de trabajar en una Escuela pública céntrica. Estoy muy conectado y comprometido con mis alumnos y en la nueva decoración de ambos atelieres y a seguir conectándome con gente de buenas energías y descubriendo a nuevos talentos… pueden surgir nuevos emprendimientos”.
¿Tiene pensado también proyectarse internacionalmente?
-“Estoy decidido, ya está en manos de escribano y traductor la propuesta. Esperemos contar con el apoyo de la Intendencia… sería un contrato hasta el 2020 y se trataría de la reproducción de mis piezas artísticas. Siempre tuve la idea, mis obras deberían ir también a exponerse a los balnearios, por la temática”.
Hoy al hacer una mirada retrospectiva y apreciar sus logros ¿Qué siente?
-“Que recién estoy emprendiendo el camino, porque el arte es un trayecto sin fin en elcual mirando hacia atrás, día a día veo como voy madurando en la parte artística y como docente. Porque el arte sin amor no es arte… y con errores, que me hacen reflexionar y aprender de ellos”.
¿Qué esencia es la que define un artista?
-“La sensibilidad, la neutralidad y el compromiso”.