El atletismo ante su «nueva normalidad»

La Confederación Atlética del Uruguay dio a conocer el protocolo para el entrenamiento de los atletas federados en las pistas de atletismo, las cuales se irán habilitando gradualmente y que contará con algunas pautas fundamentales para garantizar las condiciones sanitarias y de higienización pertinentes. Según el cronograma dado a conocer por la CAU, la pista oficial «Darwin Piñeyrúa» (Parque Batlle) estaría en funcionamientos para la gran masa de federados desde la semana del 25 de mayo, la de Durazno del 1 de junio, la de Paysandú el 7 del mismo mes y la del Prado en el «transcurso de dicho período». «Cada pista debe llevar un proceso de reacondicionamiento para el retorno a la ‘nueva normalidad’, además del retorno a la actividad del funcionariado, limpieza y desinfección necesarias para quedar listas para recibir a los deportistas», comentó Marcos Melazzi, presidente de la Confederación. «El inicio de la reactivación de los entrenamientos implica una gran responsabilidad, su éxito o fracaso puede incidir en el deporte y en la sociedad en general», mencionó más tarde.

Nuevas condiciones
El protocolo para la utilización de las pistas de atletismo, tendrá algunas particularidad con el fin de generar seguridades para sus usuarios en tiempos de crisis sanitaria por el Covid-19. Una de las principales es que se establecerán turnos de entrenamiento de noventa minutos en determinadas franjas horarias, a las cuales posteriormente de su finalización se sumarán 30 minutos de limpieza y desinfección. Cada tanda tendrá como máximo un grupo de 20 atletas en cada una de ellas tomando como base las pistas de ocho andariveles (para las de 6 y 4 andariveles la cantidad será proporcional). Cada pista afiliada a la CAU deberá remitir la lista de atletas federados que concurrirán a entrenar, detallando los datos personales días y horarios de entrenamiento.
Además se colocaran alfombras sanitarias en los puntos de ingreso y egreso, se tomará la temperatura a distancia con termómetro digital, se exigirá el uso de tapaboca hasta el inicio de la práctica deportiva y luego de su finalización, desinfección de los materiales tras su utilización y no se podrán utilizar los vestuarios. «La idea es que este instructivo sirva como guía para todas las otras pistas o centros donde se desarrolla el atletismo y que dependen de diversas dependencias, con la finalidad de que todos los federados puedan volver a entrenar con la seguridades que se necesitan», finalizó diciendo Melazzi.