El azote de una bestia

De la agresión al árbitro Fernando Di Maggio a la paralización del fútbol

Es del caso apelar a la crónica de los colegas de FÚTBOL FLORIDA.COM. No sacar ni un punto ni una coma. El partido se jugó el pasado miércoles a la noche. Leamos. “Fue agredido el árbitro Fernando Di Maggio en el partido de mayores disputado en el Juan Antonio Lavalleja entre Young y Soriano. El encuentro era el útimo de la serie C del Litoral y definía el 2do clasificado a la fase siguiente acompañando a los mercedarios. El empate favorecía a Nueva di maggioPalmira que tenía mejor saldo de goles que Young. Iban ganando los locales por 2-0 en el 1er tiempo con goles de Federico Luna al minuto de juego y Osvaldo Ríos a los 20´. Antes de finalizar la parte incial y de penal, descontó Marcelo Etchebarne e inmediatamente iniciado el complemento y por la misma vía, igualó las cifras de profiado nomás, el vasco Etchebarne. El partido fue subiendo de voltaje, con los locales tirados al ataque intentando lograr el tanto que les diera la victoria contra Soriano que jugaba con 9 hombres. En los descuentos, Di Maggio sancionó una nueva falta capital que desembocó en la agresión del dos jugadores locales que lo fueron llevando hasta el tejido perimetral donde un parcial le aplicó un golpe con un casco de motociclista provocándole al árbitro pérdida de conocimiento y una herida cortante en la cabeza”

DESDE LA CORRECIÓNDESDE UN ARBITRAJE

El hecho es que cronistas deportivos que desarrollaron la cobertura del juego, coinciden en que la actuación de Fernando Di Maggio no mereció objeciones. Después de todo, es de los árbitros de mejor calificación en la órbita de la Organización del Fútbol del Interior. Cuentan los colegas que el desvanecimiento del árbitro generó un momento de impacto real y no faltó quien escribió: “lo pudieron haber matado”. Fue trasladado con la premura del caso a un centro asistencial y al paso de las horas, la evolución fue consumándose. De lo que no hay dudas es que otra vez, como tantas veces, no faltó el azote de alguna bestia agazapada. No pocas veces, Di Maggio controló partidos en el Dickinson. El placer de verlo arbitrar. De los buenos. De los aptos. ¿ A la jerarqauía también hay que agredirla? Penoso.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...