El bajo índice de preñez de este año es aún consecuencia de la seca registrada en 2008 – 2009

Dr. Guillermo de Nava

Dos años atrás, durante la seca importante de 2008-2009, tuvimos un 69% de preñeces; fue un porcentaje malo, uno de los peores o el peor que hemos registrado en toda la historia. De la charla mantenida con el Dr. Guillermo.

¿Allí es donde se dio aquella pérdida de terneros? ¿Fueron alrededor de cuatrocientos mil terneros en definitiva?

Exactamente. Si nos ponemos a pensar, las vaquillonas que evaluamos en este entore pasado son precisamente las que nacieron para aquellos que entoran a los dos años, las que nacieron precisamente en ese momento, en el 2008. Fue todo un año de sequía, y por eso hay muchos colegas que atribuyen los malos porcentajes de preñez que se obtuvieron en vaquillonas; porque también hubo eso: la vaquillona que generalmente se preña relativamente bien, este año se preñó mal. Los animales son animales nacidos en plena sequía, y consecuentemente están presentando un mal porcentaje de preñez para el entore  2010-2011.

Ese es el panorama general. Puede decirse también que en esta época y teniendo en cuenta lo que es la evolución de los precios, ¿se nota que haya gente que haya hecho retención de alguna categoría que antes la mandaba a invernar o las vendía?

No registro eso. Una cosa muy interesante es que nosotros trabajamos, no recuerdo un solo caso en que tuviéramos la categoría de vaca soltera, o sea esa vaca que permanece improductiva, por haberse entorado y estar vacía y la gente la espera, fue inexistente aun en los predios que trabajan más extensivamente. Eso sí lo veo en los reportes de otros colegas en otras zonas, o sea que esa categoría siempre está presente. Eso indica también cierta ineficiencia. Pongámosle simplemente valor de pastoreo a esa cabeza que permanece improductiva, vemos que esa preñez que finalmente va a lograr con el tiempo, porque la vamos a entorar vacía, es una preñez muy cara porque ese vientre permaneció improductivo y hay un tema de costos y oportunidad verdaderamente que hay que considerarlo.

Entonces, si tengo que ser sincero, no noto eso, como así tampoco noto  que haya demasiado impacto por el valor del ternero en el productor para mejorar los manejos. En otras palabras: parecería que los que están manejando bien los rodeos, los están manejando independientemente del valor del ternero, y que ese valor tan bueno en apariencia, de 2,50 dólares, 2,70, 2,80, parecería que no ha motivado a la gente a manejar mejor sus rodeos en términos generales. O sea, no parecería que a priori uno puede pensar: “Bueno, esto va a hacer que mucha gente pueda verse motivada a manejar mejor los rodeos”. Eso no lo noté  todavía. No sé si es una reacción más lenta o qué es lo que ha ocurrido, pero lo cierto es que estaría bueno consultar a otros colegas que trabajen en el área a ver si eso es así o no. Yo no lo he visto.

De aquí en más, teniendo en cuenta estos resultados y haciendo comparaciones con los últimos años, ¿cuáles son los mayores riesgos que se tienen para que no lleguemos a un buen destete en cantidad de terneros, que es lo que el país y el productor nece-sitan? ¿Qué riesgos hay por delante, de clima, de sani-dad?

No olvidemos que, una vez que diagnosticamos preñada a una vaca o a un grupo de vacas, después se registran lo que se llaman las pérdidas reproductivas, o sea, vacas que van a interrumpir su gestación hasta la parición y vacas que van a perder su ternero en un momento muy crítico, que es la parición. En términos generales, en todo el país, alrededor de un diez por ciento se pierde en el momento que el veterinario diagnostica como preñada hasta que tiene la vaca o ternero viable al pie. Porque de repente la vaca interrumpe la gestación por distintas causas, entre ellas las infecciosas, que están también tallando, y hay un problema de parto más severo en el caso de las vaquillonas, que llegan a morir un cinco por ciento –en algunas ocasiones más- de esos terneros en esos momentos críticos. O sea que, en términos generales, aliento a la gente que consulte a sus veterinarios para establecer un plan de vacunación para lo que se pueda controlar.

Por ejemplo, hay una enfermedad muy crítica, que es la leptospirosis, en distintos aspectos o puntos de la cadena, y después hay un tema que es más complejo porque interviene el tema humano, interviene personal y demás, el cuidado de la parición. Hay maneras de ejercer el cuidado de la parición que es más efectivo.

En ese sentido, aquellos establecimientos que hagan inseminación artificial, que tengan cuidado con usar toros con bajo peso al nacer en las vaquillonas y que se pasen con toros también de bajo peso al nacer, son establecimientos que están mejor posicionados para bajar ese porcentaje de pérdidas en ese momento tan crítico que es el parto. Por eso decimos que la reproducción es compleja. En el pasado ha habido intentos para simplificar el tema de la reproducción. En la práctica, hay muchos factores que están interviniendo en todo el proceso reproductivo, y  en la medida que tengamos a alguien estableciendo los puntos críticos , que varían de acuerdo a los predios, no tengo dudas de que estamos mejor posicionados para lograrlo.