El Banco de Seguros del Estado arranca la zafra 2018 con todos los siniestros pagos del 2017

Entrevistamos al Ing. Agr. Jorge Muzante, gerente de la parte agronómica del BSE, y esto nos dijo de la acciones de la aseguradora en la zona.
¿Cómo está la situación de los seguros hortifruticolas en Salto?
Bien. Nosotros salimos de un periodo en el cual hubo una siniestralidad muy importante, en octubre; y estamos terminando o terminamos ya la liquidación de los siniestros correspondiente a ese periodo, que afecto tantos

Foto opp.gub.uy

Foto opp.gub.uy

invernáculos y cultivos de campo, con una granizada, dos granizadas a principios y mediados del mes de octubre. Los seguros están bien, como tradicionalmente los productores salteños han usado los seguros antes del convenio; y, ahora, después del 2013 que el convenio aumento con el Ministerio, aumento su porcentaje de subsidio, tenemos una contratación muy importante en Salto que esperamos continúe así.
Entonces ¿las liquidaciones de los siniestros de octubre ya se efectuaron?
Si, efectivamente. Hicimos un plan de trabajo por la cantidad impresionante de siniestros. Primero liquidamos los cultivos de campo; y, después fuimos liquidando progresivamente los invernáculos que es una tasación más complicada, porque implican estructuras, distintos valores de mano de obra, una negociación mas tortuosa entre el tasador y el productor. Y ya digamos, que después de dos meses aproximadamente como nos habíamos comprometido con las gremiales de productores, se termino la liquidación de siniestros en forma global, capaz que queda un caso, dos casos, complicados, que estarán todavía por definirse el acuerdo con el productor, pero en general se liquido toda esa importante cantidad de siniestros. Que llego, y eso es bueno destacarlo, a una indemnización que supero los U$S 3.000.000.
¿Cuál es el posicionamiento del Banco al inicio de la zafra 2018?
Nosotros en principio vamos a continuar con todos los productos que estamos comercializando dentro y fuera del convenio. Y a pesar de las importantes indemnizaciones que tuvimos, tenemos la voluntad, es un negocio a largo plazo, mas allá de todas esas pérdidas puntuales la misión del Banco es continuar. Es la única compañía que cubre este tipo de siniestros.
Al contrario, vamos a ampliar algunas cosas que no estaban en cobertura y que nos comprometimos la vez que tuvimos en reunión con los productores que acompañamos al ministro, que acompañamos a la directora de DIGEGRA. Ya la semana pasada planteamos y comenzamos los estudios para cubrir también con un adicional de granizo, fundamentalmente, en frutillas todo lo que es micro túneles. Por lo tanto estamos ampliando nuestra oferta, también estamos llegando con un seguro que ya tiene el sur; y, que los próximos meses seguramente concretemos de un exceso de lluvia en cosecha. Que estamos ajustando los detalles con el ministerio e INUMET para que también Salto disponga de un seguro de exceso de lluvias, que ya estaba siendo comercializado por convenio también subsidiado en la zona de Canelones. Ahora nuestra intención; la intención del Banco es trasladarlo a la zona hortícola de Salto en cultivos de campo. La experiencia en seguros hace del Banco un referente en el asesoramiento a los productores; y, una de las quejas más frecuentes de los productores es que no siempre es un instrumento satisfactorio frente al total de perjuicios de los siniestros, no le alcanza la indemnización para cubrir todo el daño ¿Dónde están las debilidades en esa toma de decisión de los productores?
Casi todos los seguros son por convenio, convenios con el Ministerio, subsidiados por el Ministerio. El productor primero debe saber, vamos a analizar cultivos de campo e invernáculos, que para cultivos de campo con seguros subsidiados el ministerio pide que tengan un deducible bastante alto, de un 15%, porque al Ministerio le interesa cubrir al productor en daños importantes. Por lo tanto el 15% de daño lo tiene que hacer frente el productor y ahí hay una parte que va por parte del productor ¿verdad? Entonces, capaz que la indemnización a veces le parece corta, no le cubre totalmente los daños. En cultivos de campo hay un deducible, si el productor quiere podrá plantearle al Banco pagar aparte alguna línea de seguro que no esté subsidiada por convenio; y, que le cubra esa parte que no le cubre el seguro que el Ministerio tiene en plan con el Banco de Seguros.

Ing. Agr. Jorge Muzante. Foto B.S.E.

Ing. Agr. Jorge Muzante. Foto B.S.E.

La parte de invernáculos es un poquito diferente, los deducible son prácticamente los mismos que maneja la parte comercial, los convenios son exactamente los mismos. Y hay tres fuentes por las cuales los productores tienen que saber que le puede disminuir su indemnización. La primera es que efectivamente existe un deducible, como en todo seguro, una franquicia o un deducible, en este caso un deducible. Ese deducible en invernáculos se aplica sobre el capital de cada invernáculo; y, además está según los casos, según el tipo de invernáculo, entre un 3 y un 6% del valor de cada invernáculo, no sobre el valor de todos los invernáculos asegurados, sino sobre el capital de cada invernáculo. Ahí hay una fuente que el productor podría decir ¨tengo una disminución con respecto a lo que me costo la reparación del invernáculo¨, el responsable es el deducible. Y, por otra parte, en la parte de nylon, solo en parte de nylon, no en la parte de madera de un invernáculo, pero en lo que se refiere a la indemnización del nylon, el nylon tiene lo que se llama una depreciación. Los nylon duran aproximadamente 4 años, algunos tres, y hay una depreciación de un 1% mensual. No es lo mismo tener un siniestro después de haber usado el nylon tres años, que un siniestro cuando el nylon recién fue puesto. Por lo tanto, si tiene un siniestro cuando ya uso el nylon tres años, tiene una depreciación de 36%,y, el productor podría decir ¨a mi los costos que me salió reparar el invernáculo, el Banco no me paga la totalidad de lo que me costo esa reparación¨. Hay que tener en cuenta que en siniestros grandes que implican madera, la madera no tiene depreciación, por lo tanto aquello que hablamos del deducible es porque justamente si usted tiene un siniestro en una madera de 6 años o siete, no tiene depreciación, se la pagamos como nueva. Por lo tanto, a lo que tiende el seguro es a pagar siniestros grandes.
¿Cuándo podría verse más afectado el productor, entonces?
No cuando tiene siniestros totales o siniestros que implican madera, sino cuando una granizada, como la que sucedió en octubre, le afecta solo el nylon. Porque ahí tiene la disminución del deducible y la disminución de la depreciación en el nylon. O sea el seguro tiende a cubrir muy bien cuando el siniestro es total, cuando es un siniestro parcial que solo afecta el nylon, tal vez la frazada del seguro quede un poquito corta. Y, la última causa en invernáculos, es que el productor no asegure por sus verdaderos costos. El convenio permite asegurar la estructura hasta doce dólares por metro cuadrado. Si el productor en vez de doce dólares por metro cuadrado, dice mi invernáculo me salió ocho o diez, es un descubierto, en el cual se aplica lo que se llama la regla de la proporcionalidad, o sea, que las indemnizaciones van acorde o en paralelo del capital que tiene asegurado. Por lo tanto lo que recomendamos es hacer buenos números, ver cuáles son sus costos y asegurarse sus verdaderos costos y entonces va a eliminar una de las fuentes de disminución de indemnización con respecto al costo de reparación.
Emilio Gancedo







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...