El BPS gastó US$ 203,5 millones en certificados médicos en 2015

El gobierno reconoce que es un “exceso”.

Color intenso de garganta: cuatro días de reposo. Conjuntivitis: siete días de reposo. Gripe: diez días de reposo. Las enfermedades de los trabajadores uruguayos del sector privado le representaron en 2015 US$ 203,5 millones al Banco de Previsión Social (BPS), lo que «preocupa» al Poder Ejecutivo que considera que dentro del organismo se pude estar empezando a generar un «agujero» en las finanzas que atenta contra la estabilidad de las cuentas del gobierno, tal como la Caja Militar que le demanda una asistencia cercana a los US$ 400 millones, similar a la del Fonasa, donde también prevé intervenir.
A partir del cuarto día de certificación médica el BPS comienza a pagar el 70% del salario del trabajador con un tope de cinco Bases de Prestaciones y Contribución, unos $ 16.700, además de la cuotaparte del aguinaldo correspondiente proporcional al período de licencia certificado. Los datos sobre los pagos por prestaciones médicas no contemplan al sector público, cuyas certificaciones se pagan a través de los presupuestos de los organismos.
El lunes pasado, cuando el ministro de Economía, Danilo Astori, anunció el paquete de medidas para reducir el déficit fiscal una de las primeras intervenciones que dijo encarará es la del BPS porque, a la interna, consideran que las finanzas se han comenzado a «descontrolar» con el fuerte incremento del pago de algunas prestaciones como los seguros por enfermedad.
«Hemos notado un incremento importante en prestaciones de BPS», dijo Astori, y propuso un grupo de trabajo con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el BPS, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Economía a efectos de detectar dónde se ha producido un desequilibrio y adecuar estas prestaciones «especialmente en materia de seguros por enfermedad donde hemos detectado un exceso».
El problema, además de la abultada cifra, es que esto representó 2% más de lo presupuestado, dijeron a El País fuentes del BPS, y un 36,5% más que lo que se abonó el año anterior. En 2014 el organismo había pago US$ 149 millones por subsidios de enfermedad y complemento de accidentes de trabajo a 441.736 trabajadores. Esto fue un 20% más de lo que se había desembolsado en 2013, US$ 123,5 millones, para 429.572 beneficiarios.
En el Poder Ejecutivo consideran que en muchas de las prestaciones lo que falta es control, dijeron a El País fuentes oficiales. A tal punto llega la situación que la Justicia Penal tiene desde el año pasado bajo investigación a un médico que realizaba certificados «truchos». La denuncia la hizo el propio BPS tras una nota publicada por El País en la cual se mostraba cómo este profesional cobraba $ 300 por una licencia médica a alguien sano.
Semanas atrás el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo a El País que el ausentismo de los trabajadores es un problema grave y que en algunos sectores alcanza a un 20%. Dijo que «los mayores niveles de ausentismo se dan los viernes, sábados y lunes» y para esto en muchos casos se busca la certificación médica.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...