El caso Fernando López

Fue el árbitro central del partido Ferro y Nacional. LO CONTROLÓ CON AUTORIDAD. Impecable en lo físico. Normalmente bien en el plano técnico. Tanto Bicker como Galli en Nacional, bien expulsados. Jugó los minutos adicionados que entendió eran los que correspondía. Fue su decisión. Quedó en el debe alguna amarilla para dos jugadores de Ferro. Pero globalmente, supo de respuesta. Ratificó que su historia reciente no fue casual. Eso quedó claro.







El tiempo


  • Otras Noticias...