El compromiso, la camiseta y el corazón

El mayor evento cultural (es el fútbol) que ha producido en siglo XX, nos deja compartir  su inocente y libre sabiduría de niños que juegan (nos hace jugar con sus tiempos).
El fútbol y  la vida, se miran en este trabajo en consideración a sus rasgos esenciales: juego y tiempo. Es esencia misma del fútbol, sólo se realiza cuando se juega y se juega jugando fútbol como  en niño y el artista de Heráclito y Nietzche: se debe jugar con libertad lúdica, apasionada y trágica (sin preocupaciones morales o prácticas por los resultados) y con un impulso artístico que obligaría a disolver al jugador en la totalidad del equipo y del juego. Se reconoce así, una definición del fútbol como un “estado de ánimo”; cuyo carácter se esgrime como: pasión, la garra, el compromiso, la camiseta, el corazón y el alma del futbolista. Sin dejar a un lado otras miradas al fútbol (El fútbol que se atrinchera, el fútbol de contraataque) que cierran el candado de la creación y lo lúdico, queda abierto se el fútbol puede dejar de ser un juego: (El fútbol tiene implicaciones de industria – con fines comerciales -, políticas y prácticas) se gana con goles. Pasando lista a cinco estrellas del fútbol (Menoti, Arrigo Sacci, Maturana,Cruyff, Valdano) fútbol de actitud  competitiva real, la de la lucha y la guerra como decía Heráclito: Polemos.
Palabras Claves: juego, tiempo, jugador, totalidad del equipo, “estado de ánimo”, ontoestéticas del fútbol.

El mayor evento cultural (es el fútbol) que ha producido en siglo XX, nos deja compartir  su inocente y libre sabiduría de niños que juegan (nos hace jugar con sus tiempos).

El fútbol y  la vida, se miran en este trabajo en consideración a sus rasgos esenciales: juego y tiempo. Es esencia misma del fútbol, sólo se realiza cuando se juega y se juega jugando fútbol como  en niño y el artista de Heráclito y Nietzche: se debe jugar con libertad lúdica, apasionada y trágica (sin preocupaciones morales o prácticas por los resultados) y con un impulso artístico que obligaría a disolver al jugador en la totalidad del equipo y del juego. Se reconoce así, una definición del fútbol como un “estado de ánimo”; cuyo carácter se esgrime como: pasión, la garra, el compromiso, la camiseta, el corazón y el alma del futbolista. Sin dejar a un lado otras miradas al fútbol (El fútbol que se atrinchera, el fútbol de contraataque) que cierran el candado de la creación y lo lúdico, queda abierto se el fútbol puede dejar de ser un juego: (El fútbol tiene implicaciones de industria – con fines comerciales -, políticas y prácticas) se gana con goles. Pasando lista a cinco estrellas del fútbol (Menoti, Arrigo Sacci, Maturana,Cruyff, Valdano) fútbol de actitud  competitiva real, la de la lucha y la guerra como decía Heráclito: Polemos.

Palabras Claves: juego, tiempo, jugador, totalidad del equipo, “estado de ánimo”, ontoestéticas del fútbol.