El «Coti» nos ganó a todos

No hay compañero suyo de la selección que no reconozca en el «Coti» Regueira, «como el que menos habla. El más reservado». El más austero de todos, a la hora de las palabras.
El «Coti», casi en silencio.
Y convengamos, cuando el momento de la citación llegó, las dudas planearon sobre el cielo de la selección. Sin Luis 12 4 15 051Domínguez, sancionado, ¿quién iría a atajar? Sucede que los antecedentes de Regueira en la selección salteña, no menos que limitados. Solo algunos minutos. Solo de vez en cuando. Casi pidiendo permiso para convertirse en custodia del arco.
Para no pocos, su opción invitaba a la duda, aunque tampoco se trataba de discutir tanto, respecto a la validez de sus propiedades.
Lo cierto es que el paso del torneo, marcó la inapelable titularidad del «Coti»: ES EL ÚNICO JUGADOR QUE JUGÓ TODOS LOS MINUTOS. No faltó nunca.
Y es cierto que hubo algún error puntual, pero antes y después de esta atajada frente a San José en el Dickinson, un vuelo de acróbata vital para desviar esa pelota, la sensación-convicción respecto a que Regueira nos fue ganando a todos. Nos ganó a todos. Como en la noche frente a San José de visitante, cuando desvió el tiro penal ejecutado por Sebastián Gandini. Es solo un ejemplo.
Claramente: Ramón Walter Rivas no dejó de creer en él. Apostar a él.
Ramón fue arquero.
¿Quién mejor que él, para calibrarlo y sentir que la respuesta era posible? Después, Regueira fue plasmando la verdad de esa misma respuesta. Una generosa respuesta.
A la cuenta asimismo de CARLOS EDUARDO REGUEIRA, el «Coti».
Tiene recién 22 años. Por lo menos, su vida útil de arquero se puede prolongar fácilmente hasta los 40. Hay que hablar de 18 años más, ¿de acuerdo?
Pregunta: ¿es definitivamente el arquero para rato?
Por ahora, una verdad vuela de palo a palo: el «Coti» Regueira nos ganó a todos. A todos
ELEAZAR JOSÉ SILVA