El Cr. Leonardo Isoardi detalló aspectos del tratado de Información tributaria que firmarían Uruguay y Argentina

Hay un tema que preocupa a los consignatarios del Uruguay y es el de ese tratado que firmarían los gobiernos de Uruguay y Argentina sobre la parte tributaria, el seguimiento que se puede hacer y el pedido de informe que puede hacerse libremente de un país al otro sobre el movimiento de inversores en cualquiera de las dos naciones…
Martín Olaverry, (Programa Valor Agregado, radio Carve),  dialogó con el contador Leonardo Isoardi, integrante del Estudio C.P.A. Ferrer, docente de la Universidad Católica del Uruguay en temas tributarios y colaborador de EL PUEBLO.
¿Qué información están manejando hoy ustedes sobre este tratado que estaría firmando Uruguay y Argentina de intercambio de información tributaria?
La realidad es que esta saliendo en la prensa que es verdad, es que hay un acuerdo técnico, es decir cuando se forma un tratado de intercambio de información o para evitar la doble imposición lo que se hace es, se manda a un equipo de técnicos, Uruguay envió el suyo a Argentina, y ellos se ponen de acuerdo en distintos aspectos. Ese acuerdo técnico es verdad que ya está firmado, cerrado, y fue frenado como bien decían en prensa por el hecho que Argentina solicita que haya retroactividad en la información que pueda pedir.
También es verdad que Uruguay en mayo, o fines de mayo debería tener la segunda evaluación de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), en ese sentido sería esperable que fuera firmado antes de esa fecha.
¿Qué significa esto en la práctica para un empresario o una empresa argentina que tiene inversión en Uruguay, ya sea en el sector inmobiliario o en sector agropecuario?
El tema es así. Argentina solo firma tratados de intercambio de información Uruguay ha logrado que además de intercambio de información, se logre un tratado para evitar la doble imposición. Esto significa algo importante que logró Uruguay, cuando uno  firma un tratado para intercambio de información, el objetivo del mismo, es justamente esto, intercambiar información entre dos fiscos, mientras que si uno firma un tratado para evitar la doble imposición el objetivo es que una persona que está pagando un determinado impuesto en Uruguay, por el mismo ingreso no pague de vuelta en Argentina. Y una parte de ese tratado es el intercambio de información.
Uruguay lo que logró fue correr el foco para evitar la doble imposición y que el intercambio de información sea una parte más.
Sin duda esto implica que Uruguay le va a dar información a Argentina, pero Uruguay no puede- porque está previsto así- de darle información en forma automática.
Ninguno de los convenios que tiene firmado Uruguay (que son 18) permiten el intercambio automático de información, Argentina lo tiene previsto con Chile, con España y con Colombia, pero nosotros eso no lo aceptamos, a lo que voy es que si viene un requerimiento de Argentina, tiene que tener determinadas especificaciones.
Tiene que venir con un fin tributario, la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) tiene que demostrar que en Argentina esa persona tiene un determinado caso administrativo abierto donde la AFIP está viendo sus impuestos.
Segundo, la información que se pida tiene que ser relevante para esa inspección o para la causa que tiene la AFIP en Argentina. Esto es un término muy amplio, por ejemplo, tener una propiedad en Uruguay para el fisco argentino ya es relevante, porque tiene de donde cobrar. Tiene además que dar algunos datos específicos, identificar a la persona, a la sociedad y si es una cuenta bancaria, de qué banco, qué nombre de personas y demás.
Lo que no puede hacer Argentina, es por ejemplo pedir que se le pase información de todos los argentinos que tienen inmuebles o cuentas bancarias en el Uruguay.
Ante solicitud de Argentina, el fisco uruguayo tiene que analizar caso a caso para determinar si corresponde. Probablemente la responda y para esto el plazo estimado es de 90 días y tendrá en todos los casos que determinar que información le proporciona a la AFIP sobre esa persona. Esto va de la mano también para determinar hasta donde puede llegar Argentina con su solicitud. Una de las cosas que pidió Argentina fue que sus inspectores pudieran actuar acá y Uruguay logró frenar esta posibilidad. En muchos tratados se prevé esto, o sea que los inspectores del otro fisco puedan actuar en el otro país. Esto, estimamos que no va a estar en el acuerdo o en el último de los caso que sea facultativo de Uruguay que  le diga “sí pasá, o no pases”.
- ¿Qué pasa con sociedades o personas físicas argentinas que operan en el Uruguay, fuera de la explotación agropecuaria, dentro de lo que puede ser una agroindustria o sociedades anónimas con acciones al portador?
En ese caso eso va de la mano con el proyecto que está estudiando el parlamento y que establece la obligación que quienes integran las sociedades anónimas con acciones al portador, deban registrarse.

Hay un tema que preocupa a los consignatarios del Uruguay y es el de ese tratado que firmarían los gobiernos de Uruguay y Argentina sobre la parte tributaria, el seguimiento que se puede hacer y el pedido de informe que puede hacerse libremente de un país al otro sobre el movimiento de inversores en cualquiera de las dos naciones…

Martín Olaverry, (Programa Valor Agregado, radio Carve),  dialogó con el contador Leonardo Isoardi, integrante del Estudio C.P.A. Ferrer, docente de la Universidad Católica del Uruguay en temas tributarios y colaborador de EL PUEBLO.

¿Qué información están manejando hoy ustedes sobre este tratado que estaría firmando Uruguay y Argentina de intercambio de información tributaria?

La realidad es que esta saliendo en la prensa que es verdad, es que hay un acuerdo técnico, es decir cuando se forma un tratado de intercambio de información o para evitar la doble imposición lo que se hace es, se manda a un equipo de técnicos, Uruguay envió el suyo a Argentina, y ellos se ponen de acuerdo en distintos aspectos. Ese acuerdo técnico es verdad que ya está firmado, cerrado, y fue frenado como bien decían en prensa por el hecho que Argentina solicita que haya retroactividad en la información que pueda pedir.

También es verdad que Uruguay en mayo, o fines de mayo debería tener la segunda evaluación de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), en ese sentido sería esperable que fuera firmado antes de esa fecha.

¿Qué significa esto en la práctica para un empresario o una empresa argentina que tiene inversión en Uruguay, ya sea en el sector inmobiliario o en sector agropecuario?

El tema es así. Argentina solo firma tratados de intercambio de información Uruguay ha logrado que además de intercambio de información, se logre un tratado para evitar la doble imposición. Esto significa algo importante que logró Uruguay, cuando uno  firma un tratado para intercambio de información, el objetivo del mismo, es justamente esto, intercambiar información entre dos fiscos, mientras que si uno firma un tratado para evitar la doble imposición el objetivo es que una persona que está pagando un determinado impuesto en Uruguay, por el mismo ingreso no pague de vuelta en Argentina. Y una parte de ese tratado es el intercambio de información.

Uruguay lo que logró fue correr el foco para evitar la doble imposición y que el intercambio de información sea una parte más.

Sin duda esto implica que Uruguay le va a dar información a Argentina, pero Uruguay no puede- porque está previsto así- de darle información en forma automática.

Ninguno de los convenios que tiene firmado Uruguay (que son 18) permiten el intercambio automático de información, Argentina lo tiene previsto con Chile, con España y con Colombia, pero nosotros eso no lo aceptamos, a lo que voy es que si viene un requerimiento de Argentina, tiene que tener determinadas especificaciones.

Tiene que venir con un fin tributario, la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) tiene que demostrar que en Argentina esa persona tiene un determinado caso administrativo abierto donde la AFIP está viendo sus impuestos.

Segundo, la información que se pida tiene que ser relevante para esa inspección o para la causa que tiene la AFIP en Argentina. Esto es un término muy amplio, por ejemplo, tener una propiedad en Uruguay para el fisco argentino ya es relevante, porque tiene de donde cobrar. Tiene además que dar algunos datos específicos, identificar a la persona, a la sociedad y si es una cuenta bancaria, de qué banco, qué nombre de personas y demás.

Lo que no puede hacer Argentina, es por ejemplo pedir que se le pase información de todos los argentinos que tienen inmuebles o cuentas bancarias en el Uruguay.

Ante solicitud de Argentina, el fisco uruguayo tiene que analizar caso a caso para determinar si corresponde. Probablemente la responda y para esto el plazo estimado es de 90 días y tendrá en todos los casos que determinar que información le proporciona a la AFIP sobre esa persona. Esto va de la mano también para determinar hasta donde puede llegar Argentina con su solicitud. Una de las cosas que pidió Argentina fue que sus inspectores pudieran actuar acá y Uruguay logró frenar esta posibilidad. En muchos tratados se prevé esto, o sea que los inspectores del otro fisco puedan actuar en el otro país. Esto, estimamos que no va a estar en el acuerdo o en el último de los caso que sea facultativo de Uruguay que  le diga “sí pasá, o no pases”.

– ¿Qué pasa con sociedades o personas físicas argentinas que operan en el Uruguay, fuera de la explotación agropecuaria, dentro de lo que puede ser una agroindustria o sociedades anónimas con acciones al portador?

En ese caso eso va de la mano con el proyecto que está estudiando el parlamento y que establece la obligación que quienes integran las sociedades anónimas con acciones al portador, deban registrarse.