- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

El de la seguridad fue el tema del año y deja al descubierto un problema social que aparece como creciente

Se termina un nuevo año y empieza uno que promete tener mucha acción, tanto en el terreno político, como en el social y el económico. Pero sobre todo, el tema del año y tal como viene la mano, es la inseguridad.
Si bien la cosa viene de mal en peor, los problemas que hoy se plasman en distintos hechos delictivos, refieren a un problema cultural como es la ausencia de códigos de convivencia, que han pautado la conducta de los hombres y generado los resultados que están a la vista, donde las personas más vulnerables como son las mujeres y los adultos mayores, vienen siendo blanco de la delincuencia.
En ese sentido, es bueno repasar a grandes rasgos los números que nos ha dejado el año en materia delictiva, lo que asegura que el problema seguirá creciendo y lejos de mejorar, las autoridades tendrán que apuntar a lograr cambios realmente transformadores si quieren que eso suceda.
Por eso en nuestra sección semanal, Detrás de los Números, miramos el año que pasó desde un tema puntual, la seguridad en Salto.
MUCHO ROBO
Si bien las denuncias por casos de robos lideran el ranking del índice delictivo departamental del año, con más de 2.000 denuncias en el año por hechos de esta índole. Allí hay robos de todo tipo y color, desde los clásicos robos de motos hasta los objetos menores en el interior de un auto estacionado, o de joyas y alhajas adentro de una casa.
Después vienen los casos de violencia doméstica o de género, tal como se los denomina ahora, los que se encuentran en segundo lugar y superan las 1.900 denuncias aproximadamente, donde hay un promedio de entre 6 y 7 denuncias diarias.
Con un poco menos, cerca de las 1.800 denuncias en el año, están los accidentes de tránsito de los cuales han resultado personas lesionadas, debido a que la Policía no toma registro de los casos de este tipo de los cuales no surgen heridos.
Mucho más lejos aparecen los delitos violentos. Si bien la cifra de copamientos sigue siendo prácticamente nula, los homicidios se cuentan felizmente con los dedos de una mano, se vienen registrando una serie de rapiñas que han incrementado su nivel de denuncias superlativamente en los últimos años.
Se llevan más de 40 rapiñas denunciadas como tales en los que va del año, donde la mayoría alrededor de 20, ocurrieron en los últimos tres meses del año, presuntamente por los mismos autores, algo que todavía no se sabe ya que las personas no han podido ser identificadas.
Las autoridades policiales anunciaron que para el próximo año, la Policía de Salto contará con 60 policías más, número que se asemeja al que contaba al menos hasta hace poco, la Policía para sacar a la calle para patrullaje por turno.
La cantidad de funcionarios policiales no superan los 600 en Salto, de los cuales poco más de 300 son los que salen a la calle a cumplir funciones de patrullaje y vigilancia.
En una ciudad de 128.000 habitantes, con decenas de barrios y una distribución de efectivos por zonas, los problemas de seguridad pasaron a ser muy preocupantes. La cárcel de Salto tiene un promedio de internos cercano a las 350 personas entre hombres y mujeres, cifra que se desaceleró por la aprobación de un nuevo proceso penal que redujo la posibilidad de condena a la delincuencia, lo que determinó que de casi 1 procesado por día, haya cuatro condenados a prisión en un mes.
Así las cosas, la inseguridad ha sido la protagonista por lejos en cuanto al tema del año en Salto y las autoridades buscan ahora un trabajo que les permita descubrir la manera de frenarlo. Habrá que ver cómo viene el 2018, que por ahora no ofrece ninguna perspectiva de mejora en el asunto.

LOS NÚMEROS:

128.000 habitantes tiene Salto
350 reclusos promedió la cárcel
2.000 denuncias por hurto al año
1.900 denuncias por violencia de género
40 denuncias por rapiñas