El delito de Receptación y las latas de refresco

hugo lemos

Hugo Lemos

El delito de Receptación es una modalidad del delito de Hurto. Está tipificado en el artículo 350 bis del Código Penal y establece que “el que después de haberse cometido un delito, sin concierto previo a su ejecución (es decir, sin haber acordado cometerlo) con los autores, coautores o (con los) cómplices, con provecho para sí o para un tercero, (pero) adquiera, reciba u oculte dinero o efectos provenientes de un delito, o de cualquier manera interviniere en su adquisición, recepción u ocultamiento, será castigado con pena de seis meses de prisión a diez años de penitenciaría”.
El artículo sostiene que se consideran agravantes del delito: A) Que los efectos se reciban para su venta. B) Que el agente (el autor del delito) hiciere de esta actividad su vida usual. C) Si la receptación tuviere por objeto un bien destinado a un servicio público o de utilidad pública”.
En el caso de los cuatro individuos de Salto que fueron procesados con prisión por el juez penal, Dr. Iribarren por haber sido encontrados autores de un delito de receptación (en el grado de presunción hasta que sea dictada la sentencia de condena o se archive el caso) los mismos técnicamente tomaron para sí, y usaron en su provecho, un objeto procedente de un hurto, a sabiendas de que tales objetos (las latas de refrescos) provenían de un hecho ilícito.
El agravante de todo este caso, es el estado de alarma pública que causó el violento episodio registrado en la Tribuna Ámsterdam del Estadio Centenario el domingo último y que provocó la suspensión del partido clásico, generando una serie de consecuencias que determinaron un estado de alarma social por lo vivido ese día.
Eso fue una adición que se sumó a lo actuado por estos jóvenes, y su conducta habría sido encuadrada en estos parámetros de alarma social.
Se trata de personas sin perfil criminal, sin habitualidad delictiva y sin antecedentes penales, hasta seguramente su modo de vida así lo refleja, pero el hecho de haber participado de este episodio, tomando para sí los objetos sustraídos durante los actos vandálicos, fue algo determinante para que la justicia los encontrara responsables del delito de Receptación, descrito más arriba.
Seguramente la de las cuatro personas fue una conducta no querida, presumen ser muchachos de buena familia, gente honesta y de trabajo, hinchas de un club deportivo, seguramente nada tuvieron que ver con los vergonzosos actos de violencia ocurridos en ese escenario deportivo.
Pero hay un tema que trasciende las latas de refrescos y que es que las mismas habían sido robadas a una vendedora del lugar la que minutos antes fue asaltada por una horda de forajidos, entre los que seguramente no estaban estos muchachos.
Aunque inocentemente, cayeron en la trampa de no devolverle a su legítimo dueño esas latas de refrescos, o simplemente de no agarrarlas e ignorarlas, a sabiendas de que habían sido robadas para salir de esa situación comprometedora que a la postre devino en un procesamiento, que a humilde juicio de quien esto escribe, pretende ser más que un dictamen aleccionador ante la sociedad, que una sentencia represora de un delito menor.
Ante los ojos de la sociedad y por la magnitud de los hechos ocurridos el pasado domingo, los jóvenes pueden parecer chivos expiatorios de la justicia, sin embargo, técnicamente el delito requerido encuadra y la prisión preventiva viene a cuenta de la alarma social generada por el caso y por la difusión de su conducta, a través de las fotografías que ellos mismos publicaron en las redes sociales, que la justicia pudo entender como una actitud reivindicativa de los desgraciados hechos oportunamente ocurridos.
Seguramente en menos de lo que canta un gallo estarán nuevamente junto a sus familias y con una lección encima de que cuando pasan estas cosas, es otra la actitud que debe asumirse. Los demás casos, son de otra severidad en la que todos esperamos que la justicia actúe como es debido.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...