El difícil desafío de llegar a fin de mes sin falta de recursos

Diversas estratagemas ponen en práctica los consumidores para poder llegar a fin de mes sin que falten los recursos económicos.
Es un verdadero desafío al que también intentan responder los empresarios con descuentos y planes especiales para promover el consumo. Lo que sigue es una entrega de un trabajo que pretende plantear la situación y explicar los motivos de la misma, presentando algunos de los involucrados en el tema.

Día del Centro…
Muchos salteños organizan su consumo en base a las promociones y descuentos de los comerciantes locales

“La gente está pendiente de cuándo va a ser el Día del Centro, llega a fin de mes y ya están preguntando cuál será la próxima fecha o si va a haber una segunda fecha a fines de mes”, comenzó diciendo Soledad Ferreira, responsable de la empresa Pigmento que organiza el clásico “Día del Centro y la Zona Este” con promociones puntuales en los consumidores.jpgcomercios adheridos.
Hay muchos salteños que organizan su consumo en base a las promociones de los comercios y planifican sus gastos del mes teniendo en cuenta los descuentos que se ofrecen.
“Desde el lado del comerciante, más allá de que el Día del Centro y la Zona Este sea atractivo y le permite en determinado momento reactivar las ventas sí están un poco chatas o desprenderse de cierta mercadería que tiene en stock, el comerciante ve reducida su ganancia con las promociones. Además, sabemos que si hiciéramos más ediciones también se llenaría de gente, pero hay que hallar un consenso”, dijo Ferreira.
La responsable de la organización de las jornadas de descuentos más populares en los comercios céntricos confesó que la publicidad de estas fechas no se hace con muchos días de anticipación porque es visible como el consumo se retrae en los días previos a estas fechas de promociones. “La gente sabe que va a haber Día del Centro y si tiene que comprar algo, salvo que sea muy necesario, prefiere esperar. Hay gente que es muy organizada y deja para comprar únicamente en el día del centro. Desde el lado del consumidor, está bárbaro”, agregó Ferreira.
La empresa Pigmento, cuenta además con una cuponera online para que los consumidores que realizaron sus compras durante el Día del Centro y la Zona Este se registren para participar en sorteos por premios y den su visión sobre estas promociones a través de una breve encuesta. “Ahí nosotros evaluamos cómo se entera la gente de las promociones y todos dicen que les sirve y que deberían hacerlas más seguidas en el mes”, comentó.
Ferreira comentó también que no es fácil hacer una evaluación general del Día del Centro y Zona Este porque varía según el comercio. En este sentido dijo que generalmente las cadenas nacionales de comercios tienen un método más organizado de trabajo y evalúan y comparan mucho su facturación y el margen de ganancia con respecto a otros meses y eso les permite analizar mejor su situación.
EL ARGENTINO ANTE LA BAJA DEL CONSUMO URUGUAYO
La realidad de los comercios salteños también depende de su actitud hacia la situación en general. Mientras hay comercios más proactivos y ante una situación más compleja y de bajas ventas buscan innovar con alguna promoción, otros simplemente se quejan.
Dentro de estas nuevas promociones, hoy por hoy está teniendo mucho éxito el sistema de “tax free” que permite trabajar mucho con el público argentino. Mediante esta modalidad los comercios adheridos otorgan una devolución del 14,4% de sus compras a los extranjeros y ésto se convierte en un atractivo para los turistas.
Hoy, el argentino está salvando ese mal momento por el que atraviesan los comercios locales dado la baja en el consumo de los uruguayos. Además, la modalidad de compra del argentino es muy diferente al uruguayo. Según comentan algunos comercios “el argentino viene con su familia, te pregunta por una camisa y si le gusta te pregunta si tenés otros colores y te compra dos o tres artículos del mismo modelo. El argentino consume mucho más que el uruguayo. Mientras el uruguayo va a comer a tal lado porque le conviene y va buscando el precio”.

Lo dijo la presidente del sindicato policial salteño, Patricia Spinelli
Mayoría de funcionarios policiales tienen el 70 por ciento de lo que ganan en manos de un banco o de una financiera

La mayoría de los policías tiene el 70 por ciento del sueldo comprometido en manos de un banco o una financiera. La raíz del problema pasa porque como en la mayoría de los casos, los funcionarios policiales ganan bajos salarios para poder llegar a fin de mes, llega un momento que gestionan créditos, por lo general al consumo. Muchas veces no lo hacen en un lado solo y allí empieza la calesita, que termina después en que la mayoría de las cuotas suman para achicar el sueldo, entonces al momento de cobrar y empezar el mes de nuevo, queda mucho menos para gastar.
La situación preocupa a las autoridades de la institución policial y también a los representantes de los funcionarios en el gremio, porque entienden que este tipo de casos perjudica a la mayoría de los policías. Señaló que en el caso de los policías que son procesados por distintos temas se termina agravando la situación porque terminan desocupados y sin percibir ganancia alguna.
SUELDO EMBARGADO
Consultada para este informe la presidente del sindicato policial salteño, Patricia Spinelli, dijo que “cuando se quiso poner en práctica el tema de la inclusión financiera nosotros dijimos que era totalmente nocivo, principalmente para el funcionario público, porque nosotros tenemos un convenio con el Banco República por el cual por lo general el 70 por ciento de nuestro sueldo está embargado o está en manos de una empresa financiera”.
Y el 30 por ciento que era lo que cobrábamos en la mano “hoy con el sistema de inclusión financiera que te permite pagar la cuenta de luz, agua y teléfono con la tarjeta de débito eliminó prácticamente el manejo del dinero en efectivo y esa conveniencia es para el sistema, porque para el trabajador la situación es totalmente nociva”.
Spinelli dijo que esa fue “nuestra visión de lo que iba a suceder y es lo que hoy está sucediendo. Porque si se hubiera quitado el dinero en efectivo para abatir la delincuencia, pero no se hizo con ese espíritu y además la delincuencia ha crecido notoriamente”.
Dijo que por otro lado, el endeudamiento de la Policía “no es de ahora, porque hace 30 años que trabajo en la Policía y ya había un sistema de crédito social de la Policía donde contamos con ese ‘beneficio’ por decirlo de alguna manera. Porque el mismo implica hipotecar tu sueldo durante 10 ó 15 años desde que entraste en la Policía. Ya que el empleado público sabe que si no es a través de un crédito, no va a llegar a tener un vehículo, la posibilidad de tener una casa o de mejorar su situación”.
“Pero hablamos de mejorar su situación si estuviéramos cobrando una media canasta básica (unos 34 mil pesos), cosa que todavía hoy estamos más lejos que antes de cobrar ese monto, menos de media canasta básica, o sea que el endeudamiento de hoy es peor del que teníamos hace 10 años atrás”, declaró.
NO ES ENRIQUECERSE
Señaló que “ningún trabajador está peleando hoy por ganar más para enriquecerse sino que lo hacemos para poder sobrevivir, porque ninguno de los funcionarios del Ministerio del Interior en una declaración Jurada tiene superávit y hace más de 5 años que todos los funcionarios lo hacemos”.
La presidente del sindicato policial de nuestro departamento sostuvo que “me gustaría que algún día el Ministerio del Interior diera a conocer cuál es el nivel de endeudamiento general de la Policía y especialmente del personal subalterno, porque debe ser muy alto”.
Afirmó que el trabajador policial “está en condiciones de desigualdad” con el resto y dijo que a eso “sumémosle el planteo de la Intendencia de utilizar los pocos recursos humanos que tenemos para defender otro tema que es la fiscalización del tránsito que lo podés solucionar con una multa, pero a un delincuente no le solucionás poniéndole una multa. Entonces el funcionario policial no cuenta con un respaldo legal para hacer su labor, quiere decir que cada policía procesado hoy es un desocupado más, porque se le inicia un sumario y deja de percibir un salario y esto perjudica a la familia toda, agravándose el problema desde el punto de vista económico”.
Subrayó que en el caso de los policías que reciben sanciones judiciales como un procesamiento se ven “en una tremenda encrucijada de cómo sigue sobreviviendo. Porque los funcionarios que han sido procesados sabemos que serán sumariados y que ya no están cobrando y que tampoco tendrán la posibilidad de retomar la función, por lo cual eso agrava tremendamente el problema social”.

Cr. Edgardo Revello, Club del Este
Después de la crisis del 2002 el uruguayo es más cuidadoso

“El crédito es bueno para todos, para el gobierno, los comercios, para la gente, siempre que sea un crédito sano”, puntualizó el Gerente de la empresa Club del Este, Cr. Edgardo Revello al ser consultado por ELPUEBLO sobre el sistema crediticio y el endeudamiento de los uruguayos.

“Club del Este, se ha mantenido siempre en las misma línea tratando de mantener los índices de morosidad lo más bajo posible. Cuando se está poniendo en riesgo el pago, se toman más precauciones”, puntualizó.
Sobre el tema en particular, dijo que “si bien en la vida hay cosas que no se pueden planificar, el uruguayo tiene una conducta cuidadosa, sobre todo después de la crisis del 2002. Se ha reestructurado y cambiado mucho todo, sobre todo por la experiencia”, señaló.
Comparando la conducta del uruguayo con el argentino, Revello comentó que en el vecino país “el nivel de endeudamiento es mucho mayor, hay una vocación más consumista y así se corren mayores riesgos. Algo que es diferente al Uruguay, también porque el mercado es más limitado y acá al ser más chicos todo nos cuesta más y tratamos de ser más cuidadosos”.

CRUZAMIENTO DE DATOS Y BLANQUEO DE LA INFORMACIÓN
“Lo que me parece es que después de la crisis, sobre todo la del 2002, con bancos que dejaron de existir, hubo una educación crediticia muy importante en Uruguay y el uruguayo ha madurado en ese aspecto. Nosotros antes estábamos acostumbrados a recibir lo que era la información negativa y de morosidad de la persona. Hoy con la nueva central de riesgo del Banco Central del Uruguay podemos conocer la situación crediticia de cualquier persona tanto física como jurídica y uno puede saber en que situación se encuentra, tanto positiva como negativa y esa es una información a la que cualquiera puede acceder”, comentó el Gerente de Club del Este sobre el nivel ingresos y de endeudamiento de la población.
“Ahora el estudio para otorgar un crédito se hace mucho más fácil porque una persona puede estar en condiciones de acceder a un crédito pero el nivel de endeudamiento que tiene no lo permite continuar endeudándose más y entonces podemos tomar más recaudos a la hora de otorgar un crédito. Así, todo el sistema financiero uruguayo se fue educando mucho más en todo ese blanqueo de la información”, agregó.

ESTANCAMIENTO ECONÓMICO
Sobre el nivel de endeudamiento de la población Revello señaló que la realidad muestra un estancamiento y “los números lo marcan”, además se ve a nivel del consumo en particular.
Sin embargo con la ley de inclusión financiera se da un cambio en el hábito de la forma de pago y esa es una realidad que se da dentro de la recesión en general que hay.
El hecho de usar nuevos medios de pagos como tarjetas de débito y crédito va creciendo.
Si bien hay algunas empresas que todavía no se adhirieron al sistema, hay muchas otras que ya están realizando los pagos de sueldo por medios electrónicos y eso en cierta medida ha incrementado el movimiento, concluyó el gerente.

Pablo Malnati, gerente de Creditel, Sucursal Salto
La ley de intermediación financiera llevará apunta a que todo se hará “tarjetarizado”

¿Actualmente, las instituciones financieras trabajan más que en otras épocas?
La verdad es que trabajamos más que en otras épocas, pero no solamente por el auge que se puede ver con las tarjetas por un tema financiero, el consumo, que en estos últimos años ha venido disminuido; particularmente nosotros trabajamos más porque hemos ido acompañando ese ciclo de familiaridad con la tarjeta, pero, básicamente a nosotros lo que nos ha impulsado a que trabajemos bien y que hayamos crecido, fue nuestra política de crecimiento de servicios y de gama de servicios, que es más que nada lo que brindamos, expresó Pablo Malnati, gerente de “Creditel” en Salto.
O sea –prosiguió – que el contexto acompaña, pues es un contexto que viene en un auge de utilización de plásticos, si bien la economía no acompaña, porque hay menos consumo que hace dos años atrás, pero nosotros, a pesar de esa contra importante que es la baja del consumo, hemos mejorado y aumentado la cantidad de negocios, por el servicio que brindamos en el contexto actual.
¿Por qué la gente prefiere realizar sus compras por medio de las tarjetas de crédito?
Hoy por hoy hay muchos factores que influyen a que la gente elija tener una tarjeta; creo que lo principal a tener en cuenta, es el servicio que la tarjeta de crédito brinda, y hablo de la nuestra específicamente, en tener un disponible todos los días las 24 horas, no tener que andar con efectivo en el bolsillo, el tener que financiar en cuotas lo que uno no puede comprar al contado y no podría tampoco pagar en una cuota sola como es un pago al contado. Los beneficios que tiene, en nuestro caso particular desde comprar cosas en los comercios, poner combustible, cargar el celular, pagar un débito: UTE, OSE, ANTEL, toda una cantidad de servicios que hoy están al alcance de una tarjeta de crédito, incluso teniendo acceso a cuentas en internet, celulares y demás, y muchas cosas más que se pueden hacer a través del plástico.
Esto también va acompañado obviamente por el auge de que hoy todo va a ser tarjetarizado, donde hasta las jubilaciones se van a cobrar por ese medio, dispuesto por la Ley de Intermediación Financiera. Pero no olvidemos que acompaña a la seguridad al no andar con dinero encima, y la comodidad que es tener una tarjeta y no billetes, preocupándonos si tenemos más o menos, cuando con la tarjeta accedemos al dinero que tenemos disponible, no importando la parte física digamos del dinero.
Creo que esos son los motivos que han llevado a la situación actual, repito, la tendencia a que todo sea a través del plástico, donde influye la seguridad y la otra la comodidad y beneficio a través del servicio que brinda.
¿Se han flexibilizado los requisitos exigidos para poder adquirir dichos servicios?
El mercado está muy abierto ahora, lo que nosotros tenemos a lo mejor se repite en otras empresas, si bien nos diferenciamos en algunas cosas; hoy por hoy, nosotros a cualquier persona mayor de 18 años, con la cédula le permitimos acceder a la tarjeta, con un monto limitado como para comenzar una relación; también hoy, como valoramos mucho a nuestros clientes no le pedimos documentación para renovar su préstamo o aumentar su disponibilidad en la tarjeta, pudiendo hacerlo solamente con la presentación de la cédula, salvo aquellas personas que son nuevas, a las que sí les pedimos algo inicial como su recibo de sueldo y la constancia de domicilio, que es lo que en todos lados se pide. Por lo tanto, como lo dijimos, hoy está todo mucho más abierto y flexible, obviamente, hay muchas entidades que emiten tarjetas y sin lugar a dudas aquí en Salto que es una ciudad importante se ve la competencia, lo que está bien, pues donde hay competencia significa que el servicio es tomado por la gente y es mejor que se pueda comparar y elegir.

Los salteños reconocen que no es fácil organizarse para llegar a fin de mes

a gente en la calle opina casi unánimemente que llegar a fin de mes con recursos es hoy día todo un desafío y argumentan diferentes dificultades para ello. Para recoger estas impresiones salimos a la calle y este fue el resultado.
MINERVA BRITOS, AMA DE CASA, “ME MANEJO CON LOS GASTOS AL DÍA”
Minerva Britos – “ Cada año dada la situación laboral en general es más difícil coordinar los gastos, y muchas veces se recurre a la tan mencionada “calesita” para poder llegar.
En mi caso particular, no manejo tarjetas de crédito. Me organizo con los gastos día a día y limito al máximo los (gastos) extras para poder cubrir los gastos fijos de luz, agua y otros”.
ADRIANA SILVEIRA
Adriana Silveira es ama de casa y estudiante de magisterio y su secreto para mantener la economía de su hogar es abstenerse de las tarjetas de crédito. “Creo que la gente se endeuda justamente por las tarjetas. El consumismo se ha apoderado de la sociedad. Y no digo que no te compres nada, sino que compres lo que en verdad necesitas y además esté a tu alcance.
¿Y qué estrategias utiliza usted para mantener equilibrada la economía familiar?
“Se paga los gastos como luz, agua y demás… se hace un surtido y después se va comprando lo necesario.
¿De hablar con la gente, qué conclusión saca?
“Que mucha gente gasta más de lo que gana. Tiene que ver según la forma de vida que cada uno elije. Si uno se capacita y estudia seguro que se consigue un mejor trabajo y se vive mejor. No es fácil hoy en día controlar a los hijos… la mayoría quieren tener lo último”.
MUCHOS MALABARES…
Walter es jubilado, vive solo y dice hacer muchos malabares para llegar a fin de mes, si bien no maneja tarjetas de crédito, tiene casa propia y vive al día. De acuerdo a las conversaciones que mantiene en la calle, la gente se queja por los bajos sueldos. “Aunque la plata no me sobra, de vez en cuando voy a ver el fútbol, tomo alguna copa o voy a bailar” – comentó.
LA EXPERIENCIA DE LUCIANA. “DE A POCO VAMOS SALIENDO DE LOS CRÉDITOS Y PRÉSTAMOS”
Luciana es madre de Benjamín y Lorenzo; ambos son pequeños. Por falta de trabajo su esposo debió irse a Rocha donde está trabajando en la construcción y cada quince días le gira dinero. Luciana vive con la suegra, lo que la salva de pagar alquiler y con la plata que le envía su marido cubre los gastos de comida, paga tarjetas y créditos atrasados que le quedaron del momento en que su esposo quedó sin trabajo y recurrieron a la “calesita” de los préstamos. “La plata me da justa para llegar a fin de mes. Desde su experiencia considera que no es conveniente sacar préstamos para cubrir otros porque el endeudamiento se hace cada vez mayor y después es difícil salir. “Creo que los créditos y préstamos tienen que usarse solamente en casos de urgencia. “Creo que la falta de trabajo y los bajos sueldos son el motivo de no poder llegar a fin de mes” – afirmó. Luciana está pensando en conseguir un trabajo el año que viene cuando su hijo más pequeño entre al Jardín (de infantes). “Las cuentas más grandes nos va a llevar un tiempo saldarlas” – concluyó.
GRACIELA: “SOY JUBILADA PERO TENGO QUE SEGUIR TRABAJANDO”
Graciela es viuda desde hace tres años, es jubilada y tiene una jubilación de 17.000 pesos y tiene que pagar alquiler. Para poder llegar a fin de mes cuida enfermos y vende artículos. “Entre alquiler luz y agua tengo un gasto de diez mil pesos. Se maneja con las tarjetas de crédito y es usual que tenga que sacar de una para pagar la otra y ello la ha llevado al endeudamiento.
A su vez tuvo que ayudar a un hijo durante dos años porque este se quedó sin trabajo. “Sigo trabajando hasta que me pueda mover, después veré qué hago”. Graciela es consciente que hay mucha gente que está en peor situación que ella, personas que están atrapadas en un túnel sin salida por el mal manejo económico.
“Pienso que muchos se dejan llevar por el consumismo, he visto a la gente que tiene tarjeta de MIDES comprarse grandes celulares… No se puede gastar más de lo que se puede. La falta de trabajo influye muchísimo… no obstante Salto está progresando, la ciudad está más limpia, hay una preocupación por ayudar a los que más necesitan” – opinó.

 







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...