El dólar llega a los 25 pesos y habrá aumento de precios

El aumento del precio del dólar es inminente. Esto determina una mirada de atención a la economía uruguaya ya que la fluctuación del valor de la moneda estadounidense, puede llevar a generar vaivenes inesperados en una economía que de la solidez a la que nos tiene acostumbrados en los últimos 10 años, puede llegar a sufrir su primer atisbo de vulnerabilidad.
Desde el año 2009, casualmente o no, año electoral, que el precio de la moneda norteamericana no llegaba a los valores en los que se ubica actualmente. Pero la solidez de la economía nacional y la constante intervención del Banco Central en el mercado cambiario para acceder a dólares y en función de ello, bajar el precio de la divisa, determinó que no el precio de la moneda siguiera aumentando y por ende, bajara de 24 a 19 pesos en aquella oportunidad.
Durante todo este tiempo, el precio del dólar se mantuvo y su precio en plaza, osciló entre los 20 y los 22 pesos. El país intervenía cada vez que había una amenaza de alza del precio de la moneda, y todo quedaba en nada. Y por eso en nuestra sección semanal Detrás de los Números, hablaremos de esto, porque la evolución del resto de los números de la economía doméstica, dependerá de cómo vivan los vecinos.
ARGENTINA Y BRASIL
TAMBIÉN JUEGAN
Finalmente pasó el tiempo y los reclamos del sector productivo para que haya un aumento de la moneda estadounidense para beneficiar a la bendita productividad, fue escuchada. El precio del dólar comenzó un proceso de encarecimiento en los últimos tiempos, esto atado a la vulnerabilidad de la economía argentina que prácticamente llegó a un estado de cesación de pagos y de Brasil, que pasó a estar en un estado de recesión técnica que asustó a propios y extraños.
Todo generó que por ejemplo, en Uruguay el precio del dólar subiera en un año de 20 pesos a 25 llegando al nivel más alto desde el 2008 y siendo el segundo más alto, desde la crisis del 2002, cuando trepó a los 35 pesos y se mantuvo en 30 por varios meses generando una debacle interna tremenda.
En tanto, en Argentina, el dólar blue que es una especie de dólar paralelo y que es el que se comercia en las calles fijando el precio de la economía, superó los 15 pesos y eso hizo que la moneda de ese país cayera aún más con respecto al peso, pero no por eso todo es más barato, sino que esto genera inflación y las cosas salen más caras.
Mientras que en Brasil el Banco Central anuncia medidas para contener el fortalecimiento de la divisa estadounidense, para que no se dispare el real y eso no genere un impacto sobre la economía uruguaya. En tanto en nuestro país el dólar llegó ayer a los 25 pesos, el interbancario registró una suba de 0.32% y se ubicó en el mayor nivel desde diciembre de 2008.
El precio del dólar, según información del diario El País, lleva un aumento acumulado del orden del 14.4% en lo que va del año en nuestro país. Esto condiciona la inflación, que el gobierno pretende que no supere el 10 por ciento, aunque el año pasado rozó esa meta trepando al 9,82.
Según dicen los analistas en los principales medios de comunicación del país, el escenario electoral está pesando en las fluctuaciones de la moneda norteamericana, algo que también ocurrió en el 2009, aunque en ese momento, después cayó de 24 a 19 pesos.
Aunque por fin algo es admitido por el gobierno, ya que a todo esto, el ministro de Economía, Mario Bergara, explicó a la prensa que la suba del dólar tiene «dos caras para Uruguay: una, es el beneficio para los exportadores, pero la otra, la cara negativa, es el impacto en la inflación que puede empujar al alza los precios locales». En pocas palabras va a haber inflación y esto genera complicaciones para una economía que está empezando a dejar de crecer.

El aumento del precio del dólar es inminente. Esto determina una mirada de atención a la economía uruguaya ya que la fluctuación del valor de la moneda estadounidense, puede llevar a generar vaivenes inesperados en una economía que de la solidez a la que nos tiene acostumbrados en los últimos 10 años, puede llegar a sufrir su primer atisbo de vulnerabilidad.

Desde el año 2009, casualmente o no, año electoral, que el precio de la moneda norteamericana no llegaba a los valores en los que se ubica actualmente. Pero la solidez de la economía nacional y la constante intervención del Banco Central en el mercado cambiario para acceder a dólares y en función de ello, bajar el precio de la divisa, determinó que no el precio de la moneda siguiera aumentando y por ende, bajara de 24 a 19 pesos en aquella oportunidad.

Durante todo este tiempo, el precio del dólar se mantuvo y su precio en plaza, osciló entre los 20 y los 22 pesos. El país intervenía cada vez que había una amenaza de alza del precio de la moneda, y todo quedaba en nada. Y por eso en nuestra sección semanal Detrás de los Números, hablaremos de esto, porque la evolución del resto de los números de la economía doméstica, dependerá de cómo vivan los vecinos.

ARGENTINA Y BRASIL TAMBIÉN JUEGAN

Finalmente pasó el tiempo y los reclamos del sector productivo para que haya un aumento de la moneda estadounidense para beneficiar a la bendita productividad, fue escuchada. El precio del dólar comenzó un proceso de encarecimiento en los últimos tiempos, esto atado a la vulnerabilidad de la economía argentina que prácticamente llegó a un estado de cesación de pagos y de Brasil, que pasó a estar en un estado de recesión técnica que asustó a propios y extraños.

Todo generó que por ejemplo, en Uruguay el precio del dólar subiera en un año de 20 pesos a 25 llegando al nivel más alto desde el 2008 y siendo el segundo más alto, desde la crisis del 2002, cuando trepó a los 35 pesos y se mantuvo en 30 por varios meses generando una debacle interna tremenda.

En tanto, en Argentina, el dólar blue que es una especie de dólar paralelo y que es el que se comercia en las calles fijando el precio de la economía, superó los 15 pesos y eso hizo que la moneda de ese país cayera aún más con respecto al peso, pero no por eso todo es más barato, sino que esto genera inflación y las cosas salen más caras.

Mientras que en Brasil el Banco Central anuncia medidas para contener el fortalecimiento de la divisa estadounidense, para que no se dispare el real y eso no genere un impacto sobre la economía uruguaya. En tanto en nuestro país el dólar llegó ayer a los 25 pesos, el interbancario registró una suba de 0.32% y se ubicó en el mayor nivel desde diciembre de 2008.

El precio del dólar, según información del diario El País, lleva un aumento acumulado del orden del 14.4% en lo que va del año en nuestro país. Esto condiciona la inflación, que el gobierno pretende que no supere el 10 por ciento, aunque el año pasado rozó esa meta trepando al 9,82.

Según dicen los analistas en los principales medios de comunicación del país, el escenario electoral está pesando en las fluctuaciones de la moneda norteamericana, algo que también ocurrió en el 2009, aunque en ese momento, después cayó de 24 a 19 pesos.

Aunque por fin algo es admitido por el gobierno, ya que a todo esto, el ministro de Economía, Mario Bergara, explicó a la prensa que la suba del dólar tiene «dos caras para Uruguay: una, es el beneficio para los exportadores, pero la otra, la cara negativa, es el impacto en la inflación que puede empujar al alza los precios locales». En pocas palabras va a haber inflación y esto genera complicaciones para una economía que está empezando a dejar de crecer.

Los Números:

25 pesos llegó el dólar

15 % aumentó en 2014

2008 fue el año en que llegó a 25

10% sería la inflación en 2015