- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

El Dr. Alejandro Saravia recomienda qué hacer para evitar pérdidas en las pariciones

En esta época del año, la situación forrajera es limitante para la mayoría de las categorías vacunas, faltando unas cuantas semanas para que la oferta de pasto se recomponga. Esta situación se acentuó teniendo como antecedente el déficit hídrico y forrajero que se extendió desde la primavera pasada hasta comenzado el otoño de este año, por lo cual fue escaso el traslado de forraje a la estación invernal. En este momento el ganado de cría se encuentra en plena parición y muchos rodeos tienen baja condición corporal, debido a la fuerte movilización de las reservas corporales.
Esto puede determinar situaciones de dificultad al parto, prolongando el proceso de parto y si no se interviene, existiendo el riesgo de perder el ternero y la madre.
Frente a esta situación, se realizan una serie de recomendaciones con el objetivo de disminuir las complicaciones al parto.
Algunas alternativas de manejo en esta situación
Si se dispone de un potrero con buena disponibilidad (altura) de forraje de campo natural, mejoramiento de campo o verdeo, se podría destinar al ganado próximo a parir, para mejorar el plano alimenticio, y por ende el desarrollo del parto. Otra alternativa puede ser realizar una suplementación energética diferencial a estas categorías, que por su relación costo/beneficio podría realizarse con raciones balanceadas, afrechillo de arroz o trigo, o cascarilla de soja.
Se debe estar atento a nivel sanitario, ya que parásitos internos como el Saguaypé (Fasciola hepática), pueden deteriorar adicionalmente la mala condición corporal. Realizar dosificaciones que controlen esta situación, disminuyen el impacto parasitario negativo. También prevenir las enfermedades infecciosas que habitualmente impactan en el ganado de cría, como lo son las Clostridiosis, evitando así muertes de animales.
Este tipo de manejo sanitario, si se puede, es conveniente hacerlo antes del parto, no solo para prevenir de forma anticipada las enfermedades sino también para evitar la complejidad del manejo de vacas con ternero muy chicos.
Por último, una medida que debe ser continua y tiene gran impacto, es la recorrida diaria de los potreros en que se encuentra el rodeo de cría, pudiendo así identificar vacas con estas dificultades al parir, para poder corregirlas. En el caso que no podamos desatracar una vaca con las maniobras usuales, se recomienda llamar a un profesional veterinario para evitar lesiones mayores que pongan en peligro el ternero o a la propia vaca.