El empate eliminó a Ceibal de la Copa “OFI”

La buscó por todos lados y no pudo, quiso y no la encontró, con este empate sin goles aquí y la victoria de Peñarol de Rivera en el “Paiva Olivera” el pasado domingo, Ceibal quedó afuera de la competencia en lo que hace al torneo de clubes campeones.
IMPOSIBLE
Está de más reiterar que el piso del “Rufino Araújo” estaba con barro en todos los sectores, imposible jugar bien, los jugadores no podían mantener la vertical y a los pocos minutos de iniciado el partido ya había jugadores que pedían cambio de calzado.
Ni hablar del area menor del arco norte donde era una piscina a pesar de que se había tirado un par de bolsas de aserrín. Pese al barro, allí el “Chelo” Malaquina se mandó un par de atajadas fenomenales cuando Peñarol llegó y exigió.
PEÑAROL ESTUDIÓ
Todos pensamos que en cancha normal hubiera sido otro partido. Peñarol trabajó el primer tiempo presionando sobre todos los jugadores de Ceibal cuando estos se hacían de la pelota y dejando un solo delantero “por las dudas”. Pese a eso y el déficit del campo de juego, Ceibal tuvo más la pelota pero recién a los 38 minutos tuvo la primera llegada organizada y Pablo González exigió a Carlos de León que respondió. Casi de inmediato Martín Bordenabe tuvo otra chance y la desaprovechó por no poder mantenerse en pie. Con este panorama y pensando en lo que podía venir en el complemento, la primera parte se cerró sin goles.
COMPLEMENTO
-En el inicio del segundo tiempo Ceibal salió decidido a liquidar el pleito y lanzó toda la artillería sobre el arco de De León. Tiene la pelota, tiene buen trabajo en la media cancha como que ahora se adaptó al barro pero no encuentra  eco en sus delanteros que en forma exporádica pueden resolver bien alguna jugada de ataque. Peñarol se repliega y espera y hasta tiene tiempo de lanzar algún contragolpe que no llegó al gol por el muy buen trabajo de Malaquina en el arco locatario.
Y con el correr de los minutos comienza el show de los “aurinegros” en el sentido de hacer tiempo como venga , todo servía y varios de ellos se lesionaron  y se hicieron sacar en camilla para volver al campo en forma casi inmediata. El reloj fue otro de los aliados de Peñarol y rival de Ceibal ya que en los últimos minutos cada uno trató de hacer por si solo lo que se debía hacer en equipo.
Pitazo final con empate sin goles. Peñarol empató festejó y clasificó. Las ilusiones de Ceibal llegaron hasta aquí, de ahora en más, todo el esfuerzo a pleno con el campeonato salteño y el tratar de zafar del último lugar donde ahora se encuentran (colaboración de Enrique Tourn)
n

La buscó por todos lados y no pudo, quiso y no la encontró, con este empate sin goles aquí y la victoria de Peñarol de Rivera en el “Paiva Olivera” el pasado domingo, Ceibal quedó afuera de la competencia en lo que hace al torneo de clubes campeones.

IMPOSIBLE

Está de más reiterar que el piso del “Rufino Araújo” estaba con barro en todos los sectores, imposible jugar bien, los jugadores no podían mantener la vertical y a los pocos minutos de iniciado el partido ya había jugadores que pedían cambio de calzado.

Ni hablar del area menor del arco norte donde era una piscina a pesar de que se había tirado un par de bolsas de aserrín. Pese al barro, allí el “Chelo” Malaquina se mandó un par de atajadas fenomenales cuando Peñarol llegó y exigió.

PEÑAROL ESTUDIÓ

Todos pensamos que en cancha normal hubiera sido otro partido. Peñarol trabajó el primer tiempo presionando sobre todos los jugadores de Ceibal cuando estos se hacían de la pelota y dejando un solo delantero “por las dudas”. Pese a eso y el déficit del campo de juego, Ceibal tuvo más la pelota pero recién a los 38 minutos tuvo la primera llegada organizada y Pablo González exigió a Carlos de León que respondió. Casi de inmediato Martín Bordenabe tuvo otra chance y la desaprovechó por no poder mantenerse en pie. Con este panorama y pensando en lo que podía venir en el complemento, la primera parte se cerró sin goles.

COMPLEMENTO

-En el inicio del segundo tiempo Ceibal salió decidido a liquidar el pleito y lanzó toda la artillería sobre el arco de De León. Tiene la pelota, tiene buen trabajo en la media cancha como que ahora se adaptó al barro pero no encuentra  eco en sus delanteros que en forma exporádica pueden resolver bien alguna jugada de ataque. Peñarol se repliega y espera y hasta tiene tiempo de lanzar algún contragolpe que no llegó al gol por el muy buen trabajo de Malaquina en el arco locatario.

Y con el correr de los minutos comienza el show de los “aurinegros” en el sentido de hacer tiempo como venga , todo servía y varios de ellos se lesionaron  y se hicieron sacar en camilla para volver al campo en forma casi inmediata. El reloj fue otro de los aliados de Peñarol y rival de Ceibal ya que en los últimos minutos cada uno trató de hacer por si solo lo que se debía hacer en equipo.

Pitazo final con empate sin goles. Peñarol empató festejó y clasificó. Las ilusiones de Ceibal llegaron hasta aquí, de ahora en más, todo el esfuerzo a pleno con el campeonato salteño y el tratar de zafar del último lugar donde ahora se encuentran (colaboración de Enrique Tourn)

Todos los detalles

Campo de juego. “Estadio Rufino Araújo”

Público 200 personas.

Árbitros de Paysandú.

Jacinto Rivero, Mario Rosas y Matias Roa

Veedor: Luis Arreseigor.

-CEIBAL (0)

Marcelo Malaquina, Franco da Silva, Cristian Cavani, Javier Zabala, Facundo González, Sebastián da Cunha, Fabio Rondán, Pablo González, Alexander Gallero (65 Matías Rodriguez), Martín Bordenabe y Nicolás Ferreira. Director técnico: Rubén González.

-PEÑAROL de Rivera (0)

Carlos de Leon, Santiago Trinidad, Felipe Carvalho, Wanderley Barreto, André Silva, Cristian Márquez (60 Marcelo de Castro), Matheos Cuello y Claudio Etchechury, Carlos Olivera (69 Bruno Torrens), Petter Rocha y Yonathan Gorgoroso. Director técnico: Alfonso Rivero.

Goles no hubo

El mejor de la cancha. Marcelo Malaquina.

El mejor de Peñarol. Claudio Etchechury.

PARTIDOS ATRASADOS

Ceibal tiene hoy un solo encuentro atrasado y es el que debía  disputar ante  Ferro Carril por la segunda fecha.