El FMI regresa a Argentina con un acuerdo de 50.000 millones de dólares

Alfonso Fernández. Washington, 20 jun (EFE).-

El Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelve a Argentina con “humildad” y “confianza” tras aprobar hoy formalmente el plan de ayuda financiera por valor de 50.000 millones de dólares y tres años de duración, diseñado para fortalecer la economía en un momento de volatilidad financiera externa. El Directorio Ejecutivo del organismo dio el visto bueno al plan en su discusión de esta mañana, en lo que era el último paso necesario para formalizar el programa y desembolsar el primer tramo, por valor de 15.000 millones de dólares. Los 35.000 millones de dólares restantes estarán disponibles a lo largo de la duración del acuerdo, aunque Argentina ya ha informado de momento que serán tratados “con carácter precautorio”. El plan será sometido a revisiones trimestrales. “Abrazamos este programa con gran humildad y espíritu de colaboración (…) Creemos que si es implementado, será un éxito”, afirmó Christine Lagarde, directora gerente del Fondo en una rueda de prensa en la sede de la institución. Lagarde destacó que “las medidas del plan sido han diseñadas por las propias autoridades argentinas” y que la labor de la institución es de “respaldo”. El programa propuesto por el Gobierno del presidente Mauricio Macri “reduce las necesidades de financiamiento, encauza la deuda pública argentina por una trayectoria descendente firme y afianza el plan de reducción de la inflación mediante metas más realistas y el fortalecimiento de la independencia del banco central”. Por su parte, el director del organismo para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, subrayó “el muy fuerte compromiso del Gobierno argentino de que se va completar íntegramente”. “Se trata de volver a colocar a la economía argentina donde estaba hace dos meses antes del súbito ajuste en las condiciones de financiación externas”, comentó Werner ante los periodistas. En abril, el FMI rebajó en medio punto porcentual, hasta 2 %, su perspectiva de crecimiento para Argentina este año, corrección a la que siguió en junio la del Banco Mundial (BM), que bajó del 3 % al 1,7 % su pronóstico de expansión del PIB argentino para 2018 ante los inminentes ajustes fiscales. El programa establece como metas fiscales un déficit primario del 2,7 % del PIB este año y del 1,3 % en 2019, y alcanzar un equilibrio primario en 2020, así como un paulatino descenso de la inflación a un 17 % para 2019 y un 13 % para 2020. No obstante, y como elemento novedoso en los préstamos del Fondo, se “incluyen medidas para proteger a los segmentos más vulnerables de la sociedad manteniendo el gasto social y, en caso de que las condiciones sociales desmejoraran, abriendo margen para incrementar el gasto en la red de protección social argentina”. De este modo, el FMI vuelve a Argentina, país donde su sola mención hacía renacer las sombras de la gran recesión de comienzos de la primera década del siglo. Esa profunda crisis desembocó en la suspensión de pagos de 2001, de la que gran parte de los argentinos aún culpa a las exigentes recetas del Fondo y tras la que el Gobierno izquierdista de Néstor Kirchner (2003-2007) decidió saldar en 2005 de una sola vez la deuda con la institución financiera de 9.800 millones de dólares. El presidente Macri negoció el plan con el Fondo para paliar la abrupta depreciación de la moneda de principios de mayo y que incluye, además, que el banco central deje flotar libremente el tipo de cambio y no seguirá interviniendo para aplacar el avance del dólar.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...