El Frente Amplio de Salto plantea un escenario interno de divisionismo que es cuestionado por la propia militancia

Los últimos encuentros de la Mesa Política Departamental del Frente Amplio, que se reúne cada lunes en la sede departamental de esa fuerza política en Salto, en la calle Uruguay al 1300, no han sido color de rosa.

Sino que han tenido preocupación y hasta enojo de parte de algunos de sus integrantes sobre cómo se están exponiendo las diferencias internas entre los dirigentes de esa colectividad que gobierna el departamento por segunda vez en su historia y muchos de sus máximos representantes temen, que de seguir ocurriendo esta situación de ventilar las feroces diferencias y desavenencias entre dirigentes y sectores, puede ocurrir lo mismo que en el período de Ramón Fonticiella, cuya gestión tuvo aprobación de la gente pero la interna generó tantas divisiones que terminaron con un impacto negativo en la visión de la gestión y por ende perdiendo la reelección.Aunque ese no fue el único motivo por el cual pudo no seguir al frente del gobierno departamental en aquel entonces, pero sí operó como un aditivo importante que generó tras la elección del 2010, una combustión interna que demoró por lo menos dos años en empezar a remendarse, ya que la división duró al menos hasta las internas de mayo del 2012, donde hubo cinco candidatos a presidente y el entonces diputado Andrés Lima hizo pesar sus votos y logró que Catalina Correa pasara a dirigir a la coalición de izquierdas. Pero el Frente Amplio a nivel local, ha sido en los últimos tiempos un partido experto en dar a conocer sus situaciones internas, sin temer mostrar los divisionismos que se imponen como duros enfrentamientos y que a muchos preocupa sobre todo a la dirigencia nacional, porque entienden que con ese escenario será difícil una foto de familia para el 2019, donde la elección aparece como más compleja que la del 2014 donde había un candidato seguro. En los últimos días hubo una catarata de discursos públicos donde se sumaron varios dislates internos que fueron ventilados a la prensa por parte de los propios actores. La diputada Catalina Correa se despachó fuerte contra el Intendente Lima en una entrevista con el semanario Búsqueda, en tanto Felipe Mutti, principal dirigente de la Agrupación Humanista Armando Aguirre, formula duros epítetos contra quien hasta hace poco tiempo, era su protegido, Andrés Lima.
A esto, el jerarca comunal con un grupo de allegados, algunos de ellos integrantes del gabinete y sus asesores, formaron una nueva agrupación denominada Movimiento Social Progresista, en la que aspiran a convocar a quienes están de acuerdo con su gestión.

MILITANTES
Pero también hay militantes que se han manifestado en torno a esta situación. En ese sentido, el militante del Partido Socialista e integrante del sindicato de los funcionarios de Salud Pública, Jorge Campos remitió a EL PUEBLO una nota en la que hace saber desde su punto de vista, “el sentir de muchos frenteamplistas de a pie”, respecto a todos los conflictos internos que se han suscitado hasta el momento en esa fuerza política.La nota está titulada “Cómo hacer política alejados de la gente (y) de espaldas a la realidad”. Y dice: “Esta película ya la vi dos veces. El mismo personaje Felipe Lito Mutti erosionando una administración municipal de su fuerza política para promocionar su nombre para postularse como candidato”.“Hipercrítico al extremo con una oposición sistemática al estilo blanca – colorada ininterrumpida sin tregua probablemente viable su candidatura a su interés personal en su submundo en lo que queda de la poderosa 888, pero francamente inviable en la vida política real. No es un candidato serio, no tiene carisma, ni discurso, ni llegada en la gente, es más, es rechazado al punto que ya fue candidato y no fue apoyado por la gente. Es realmente patético que no se apueste por parte de Mutti y su gente a la renovación. Fue sin lugar a dudas una de las causales de la derrota de la administración Fonticiella esta postura divisionista de Mutti y otras posturas de un gobierno en disputa”.“Creo francamente que esta vez va a ir por lana y va a salir esquilado, queda con una estructura hueca sin estructura y sin militancia, por la simple razón que el grueso de los militantes adhiere al líder natural del sector, Andrés Lima, el cual hoy conforma un Movimiento Social Progresista salteño”. “La gente en Salto votó a Andrés Lima como intendente con una gestión aceptable hasta el momento, el cual se enfrentó a una situación financiera muy compleja y de caos administrativo heredado, seguramente es candidato a volver a ser intendente”, declaró en su carta el militante del Comité Zona Este y del Partido Socialista de Salto, Jorge Campos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...