El fútbol de la pérdida económica. Entre tanto conservadorismo la audacia muere aplastada

Nadie podrá desconocer que la Liga Salteña de Fútbol, trasunta un ejemplo a nivel del Interior, sobre todo por una faceta incuestionable: el sentido de organización. Sus divisionales, sus tribunales, sus comisiones asesoras, su Colegio de Jueces, su listado referil que supera los 50 funcionarios, sus campos de juego, sus normas, sus estatutos, sus comisiones asesoras. No es parte de la discusión. Una Liga con 34 equipos. Una Liga con casi 30 campos de juego disponibles. Un fenómeno de socialización inapelable.
Sin embargo, este fútbol salteño, padece como contrapartida, un flagelo ordinario: el del conservadorismo de quienes lo sustentan o lo manejan. La dirigencia en general, con algunas excepciones, comulgan el mismo estado de pasividad frente a un imperativo de transformación, de modificación, porque el sistema de disputa del Campeonato Salteño es a todas luces, RUTINARIO, TEDIOSO, VACIO DE VARIANTES, incluso en la propia definición, con una liguilla que es necesario reconozca algún cambio, incluso que las fechas previas a la definición se la dispute en escenarios de barrio, por qué no?.
O acaso, la merma de entradas no es cada vez más notoria?. Pues bien: la liguilla convoca cada vez menos y sin embargo no hay quien clame por variaciones. Menos que las ejecute.
LA RAZÓN
CONSERVADORA
De acuerdo al informe de EL PUEBLO publicado en la edición de la víspera, la elocuencia de los números es cosa real: más de 2.000 entradas menos en relación a la temporada anterior, sobre la base de tres fechas disputadas.. El fútbol de la “A” y de la “B” es el último orejón del tarro. En el fin de semana, es lo último que se juega, desde de los senior, del super senior, del Baby Fútbol, de la Liga Comercial, del Consejo Único Juvenil. En la tarde del domingo además, arrecia la televisión con partidos en directo. Y recién entonces, la “A” y la “B” a escena. Y se pretende que la venta de entradas no baje de 2.500 entradas a los efectos de no resignar dinero en las arcas!.
Por obra de todas estas circunstancias manejadas, la Liga Salteña de Fútbol ESTÁ OBLIGADA POR LO MENOS A REMOVER SU CALENDARIO DE PARTIDOS. Ni siquiera la audacia de experimentar: River y Ferro no podrán jugar el viernes a las 20 o el sábado a las 18 horas?. No se puede?. El mejor partido de la “B” no podría jugarse el domingo a las 11 horas?. No se puede?.
Nada se puede?. No es posible variar?. No es posible tentar por lo menos?.
No es posible algo en medio de la nada en materia de transformación?.
Por lo menos para ver que pasa. No es posible jugar un partido de la “A” el miércoles?. No se puede?. Por qué no se puede?. Por lo menos para ver que pasa. La razón conservadora reina sin más trámite. Es una emperatriz con berretines de mando incluída!. La audacia muere aplastada. Los pocos pretendientes de la variante, con la frente sudorosa de decepción. Casi no sudan más, en medio del desencanto por el gobierno de los grises…
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...