El fútbol de las líneas paralelas

Desde el hincha al dirigente

Es cosa de hablar con el hincha.
O que el hincha se comunique con EL PUEBLO, como suele suceder, casi desde lo cotidiano. Es una manera de comprobar la bien entendida impaciencia del aficionado al fútbol, el de cada fin de semana, teniendo en cuenta los meses que han transcurrido y transcurrirán, sin que la pelota ruede en el marco de la actividad local.
Si de la “A” se trata, habrá que aguardar el mes de mayo. La actual parálisis de la Copa Nacional, coloca en un brete a la Liga respecto al fútbol doméstico.
La “B” parece ser más generosa con el hincha del fútbol y sobre finales de marzo, con el inicio de la temporada. De la “C” ni hablemos: rumbo a setiembre, a la hora de despuntar la acción. El hincha al cabo, no es de lo que capta o interpreta el pensamiento de una gran mayoría de dirigentes, para quienes JUGAR IMPLICA GASTAR.
En la medida que la temporada se aproxima, el dinero tendrá que transformarse en cuestión puntual. Caso contrario, reinará el no se puede.
O la impotencia de no poder.
En el fútbol salteño, suele apelarse a su propio silencio. O se lo hunde en él.
Y el punto es uno: la pasión o los intereses del hincha y el de los dirigentes, parecen sometidos a líneas paralelas. Las líneas paralelas que no se juntan.
Tantos clubes. Tantas canchas. Tanta infraestructura. Y sin embargo, tantos meses sin jugar. Tanto ausentismo de fútbol. ¿Es una manera de querer el fútbol?
Pero el hecho es igualmente otro: una buena mayoría de instituciones afiliadas a la Liga Salteña, tienen en el fútbol el deporte clave o simplemente el eje o razón de su existir.
Se entiende entonces, que de los 12 meses del año, seis meses y medio no se lo practique oficialmente, en el marco de un torneo oficial que invita a la consigna fermental.
Años han transcurrido que la Liga Salteña de Fútbol no incluye una Comisión de Calendario, por eso la improvisación en materia de fechas suele imponer su propio peso específico. A la que te criaste y entre líneas paralelas. O cuando la inteligencia humana parece escribir su propia condena.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Es cosa de hablar con el hincha.

O que el hincha se comunique con EL PUEBLO, como suele suceder, casi desde lo cotidiano. Es una manera de comprobar la bien entendida impaciencia del aficionado al fútbol, el de cada fin de semana, teniendo en cuenta los meses que han transcurrido y transcurrirán, sin que la pelota ruede en el marco de la actividad local.

Si de la “A” se trata, habrá que aguardar el mes de mayo. La actual parálisis de la Copa Nacional, coloca en un brete a la Liga respecto al fútbol doméstico.

La “B” parece ser más generosa con el hincha del fútbol y sobre finales de marzo, con el inicio de la temporada. De la “C” ni hablemos: rumbo a setiembre, a la hora de despuntar la acción. El hincha al cabo, no es de lo que capta o interpreta el pensamiento de una gran mayoría de dirigentes, para quienes JUGAR IMPLICA GASTAR.

En la medida que la temporada se aproxima, el dinero tendrá que transformarse en cuestión puntual. Caso contrario, reinará el no se puede.

O la impotencia de no poder.

En el fútbol salteño, suele apelarse a su propio silencio. O se lo hunde en él.

Y el punto es uno: la pasión o los intereses del hincha y el de los dirigentes, parecen sometidos a líneas paralelas. Las líneas paralelas que no se juntan.

Tantos clubes. Tantas canchas. Tanta infraestructura. Y sin embargo, tantos meses sin jugar. Tanto ausentismo de fútbol. ¿Es una manera de querer el fútbol?

Pero el hecho es igualmente otro: una buena mayoría de instituciones afiliadas a la Liga Salteña, tienen en el fútbol el deporte clave o simplemente el eje o razón de su existir.

Se entiende entonces, que de los 12 meses del año, seis meses y medio no se lo practique oficialmente, en el marco de un torneo oficial que invita a la consigna fermental.

Años han transcurrido que la Liga Salteña de Fútbol no incluye una Comisión de Calendario, por eso la improvisación en materia de fechas suele imponer su propio peso específico. A la que te criaste y entre líneas paralelas. O cuando la inteligencia humana parece escribir su propia condena.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...