El fútbol está que arde…!

La punta de Nacional. Los 25 puntos de esa condición de líder exclusivo. Pero en la pasada fecha pegó un resbalón: el 2 a 2 frente a Salto Nuevo. Hasta que Ferro Carril no se ponga a tiro con sus partidos pendientes, el suspenso se prolongará. Pero claro, con Nacional en su cancha, todo es posible. Es que el fútbol está que arde…!. Porque Ceibal viene siendo muestrario de aptitud, pero también de regularidad. No por nada ha escalado y se metió en zona de vanguardia. Es potencial postulante, aunque no siempre describe la gráfica del gol. Cuesta invocar a quien tiene más chance. Cuesta.
Nacional debe reformularse algunas cuestiones y si Dany Samit reaparece como sabe y puede, entonces, un tonificante a la medida de este Nacional. Lo de Ceibal pasa por una motivación auténtica. La tiene.
Las lesiones le han sacudido la estructura. Habrá que aguardar la integración, para descubrir al Ceibal potable. El del liderazgo de Pablo González. Ese Ceibal. De lo que no hay dudas, con Nacional y Ceibal en el cerro, el fútbol está que arde. No es para menos.

La punta de Nacional. Los 25 puntos de esa condición de líder exclusivo. Pero en la pasada fecha pegó un resbalón: el 2 a 2 frente a Salto Nuevo. Hasta que Ferro Carril no se ponga a tiro con sus partidos pendientes, el suspenso se prolongará. Pero claro, con Nacional en su cancha, todo es posible. Es que el fútbol está que arde…!. Porque Ceibal viene siendo muestrario de aptitud, pero también de regularidad. No por nada ha escalado y se metió en zona de vanguardia. Es potencial postulante, aunque no siempre describe la gráfica del gol. Cuesta invocar a quien tiene más chance. Cuesta.

Nacional debe reformularse algunas cuestiones y si Dany Samit reaparece como sabe y puede, entonces, un tonificante a la medida de este Nacional. Lo de Ceibal pasa por una motivación auténtica. La tiene.

Las lesiones le han sacudido la estructura. Habrá que aguardar la integración, para descubrir al Ceibal potable. El del liderazgo de Pablo González. Ese Ceibal. De lo que no hay dudas, con Nacional y Ceibal en el cerro, el fútbol está que arde. No es para menos.

Saladero vs. Salto Uruguay
De poder…y de querer

El Saladero de Juan Carlos Mendietta es un caso especial. Por lo que puede…y por lo que quiere también. Los 18 puntos en la tabla general y la ilusión abierta de par en par. En su campo de juego, tiene cartas para jugar. Después del empate frente a Gladiador, en la tarde tensa del 3 a 3, Saladero dejó en claro el potencial disponible de mitad de cancha para arriba. Con Marcelo Mezza y Maicol Trindade, ese fútbol encandila y decide. Decide sobre la base de la razón y de un funcionamiento a la medida de sus piezas.
Con Salto Uruguay, es la escasez de continuidad, pero al cabo también, el peso de su camiseta. De su historia. De su poder y de su querer. Lo batió a River Plate 2 a 0 y ahora con 18 puntos sostiene la ambición intacta. Es de los partidos a los cuales no le falta gravitación.
Los dos con el mismo puntaje. Los dos como parte de la persecución. Los dos como parte de una misión sin vueltas. En los goles de Jonhatan Dos Santos, la cara visible de este decano en los metros finales. De poder y de querer en los dos. De algo a su vez, deben estar convencidos: un empate no es tan negocio como algunos pueden suponer.
River Plate vs. Universitario
Entre un fantasma y una ilusión a prueba de balas

Los 11 puntos de River Plate, como para sospechar que el fantasma del descenso está ahí. En River lo saben. La tabla de posiciones no lo desmiente: el equipo de Eduardo Mazzarino en situación compleja. Claro, que si se observa la integración habitual de los albirrojos, puede llegarse a admitir que no existe una relación. Que River Plate tiene que ser más allá de estos 11 puntos. El polo opuesto es Universitario y su ilusión a prueba de balas. Su puntaje en la clasificación, no abriga dudas: es protagonista. Hay que considerarlo como lo que es: un candidato a la liguilla. En la fecha que pasó, el reencuentro con la imposición y también con el gol, a partir de Marcio Backes y Sergio Pintos. Por eso, el equipo de Rodolfo Aguirre recuperó terreno y se mete de cuerpo y alma en la zona caliente de la resolución.
Es de los partidos claves, porque son tres puntos…que valen demasiado. Valen de verdad. Por el River Plate de sus fantasmas a cuestas y por el Universitario del sol naciente. Prendido arriba. No le faltan razones. Las pone. Las tiene. Y quiere ratificarlas.
Progreso vs. Parque Solari
Tiempo de rebelión
Esto pasa con Progreso. Después de tres derrotas consecutivas, cuando antes había alcanzando un generoso empate ante Ferro Carril 2 a 2, para Progreso fue una bien entendida actitud de rebelarse. Por eso, la imposición frente a Deportivo Artigas. Una manera de pescar tres puntos que lo tonifican.
De reojo mira al descenso, pero en la medida que el equipo de Alfredo Javier Viera consolide nivel, está en condiciones de zafar. Sobre todo por un aspecto clave: tiene gol. No le falta. O sea: Progreso es posible.
Esta tarde, tentando sacar provecho de la fragilidad ofensiva de Parque Solari, al que le cuesta imponerse, le cuesta ganar, le cuesta producir. No ha vencido y solo rescata un punto. Por lo tanto, su situación en la zona del descenso es más que desesperante.
En Parque Solari se admite que todo es cuesta arriba, pero que la dignidad no debiera faltar en la actitud. La pregunta es una: ¿qué resistencia de Parque Solari frente al Progreso de la necesidad inocultable?. En la superior cuota de gol de la banda, radica su chance mayor. Después de todo, es la banda que transita por estos tiempos de rebelión.
Deportivo Artigas vs. Gladiador
¿Qué hacer, qué hacer?
Deportivo Artigas con las dudas abiertas, respecto a si resignará puntos o no, en función de los reclamos de Salto Nuevo primero y Saladero después. Por eso, ya sin los argentinos en la cancha y con la herida abierta. No es para menos, cuando el equipo de Julio Argain había levantado vuelo y trepó a 15 puntos. Qué hacer Deportivo Artigas para evitar una segunda caída consecutiva?. En su cancha y frente al Gladiador de la vigencia. ¿Y qué hacer Gladiador, sin Juan Pablo Otorgués, cuando el “Boca” se ha venido transformando en jugador esencial y socio clave para Dany Miranda?.
Al fin de cuentas, son interrogantes puntuales. Tampoco fáciles las respuestas.
Claro que Gladiador llega mejor posicionado e incluso sobre la base de superiores argumentos, pero tampoco habría que descartar a este Deportivo Artigas con obligaciones concretas. No debe lamentarse tanto o tirar tanta bronca.
Más bien, concentrarse en el fin clave: no doblegarse. Si desde lo anímico lo hace, entonces el futuro sobre base de arenas movedizas. Ni más ni menos.