El gobierno argentino habría decidido ocultar los alertas por lavado de dinero

Los bancos advirtieron a la Unidad de Información Financiera sobre casi todas las operaciones financieras de The Old Fund, la empresa que el juez Ariel Lijo adjudicó al vicepresidente.
Al menos un año antes de que la sociedad The Old Fund empezara a ser investigada en la causa Ciccone por lavado de dinero, el Gobierno detectó que esa empresa había realizado maniobras financieras sospechosas, pero no avanzó en una pesquisa al respecto.
ADVERTENCIAS
Con el paso de los meses, los alertas oficiales al respecto se repitieron sobre casi todos los protagonistas comerciales de esta trama, y aun así la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo encargado de prevenir el lavado de divisas, siguió sin actuar.
El 4 de enero de 2011, la UIF recibió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) generado por el Standard Bank Argentina.
El banco le informó a ese organismo que la empresa Estrategias de Imagen y Comunicación SRL y su titular, Martín Cortés, habían recibido una transferencia dudosa de parte de la sociedad The Old Fund por $ 2.265.120. Todo había ocurrido el 3 de junio del 2010.
Seis meses después, la entidad le comunicó a la UIF que la empresa de Cortés “presentaba un promedio de operaciones mensuales irrisorios”, y que fue por eso que le solicitó que “presente documentación que justifique el origen de los fondos recibidos”.
Cortés no lo hizo, incluso aunque recibió una carta documento del banco insistiéndole en el reclamo.
En ese momento, la UIF no hizo ninguna investigación sobre el caso: el Standard Bank le avisó después que Cortés finalmente había aportado información sobre la operación.
Pero el ROS ya había sido emitido. En ese tiempo, Cortés era uno de los asesores financieros del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán. Incluso hoy es el titular del banco provincial.
Ahora se sabe, gracias a la investigación judicial de la causa Ciccone, que Cortés recibió la transferencia de esos 2,2 millones de pesos el mismo día que The Old Fund cobró 7,6 millones de pesos de la provincia de Formosa, supuestamente por asesorar a la gestión de Insfrán a renegociar su deuda pública.
Los bancos advirtieron a la Unidad de Información Financiera sobre casi todas las operaciones financieras de The Old Fund, la empresa que el juez Ariel Lijo adjudicó al vicepresidente.
Al menos un año antes de que la sociedad The Old Fund empezara a ser investigada en la causa Ciccone por lavado de dinero, el Gobierno detectó que esa empresa había realizado maniobras financieras sospechosas, pero no avanzó en una pesquisa al respecto.
ADVERTENCIAS
Con el paso de los meses, los alertas oficiales al respecto se repitieron sobre casi todos los protagonistas comerciales de esta trama, y aun así la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo encargado de prevenir el lavado de divisas, siguió sin actuar.
El 4 de enero de 2011, la UIF recibió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) generado por el Standard Bank Argentina.
El banco le informó a ese organismo que la empresa Estrategias de Imagen y Comunicación SRL y su titular, Martín Cortés, habían recibido una transferencia dudosa de parte de la sociedad The Old Fund por $ 2.265.120. Todo había ocurrido el 3 de junio del 2010.
Seis meses después, la entidad le comunicó a la UIF que la empresa de Cortés “presentaba un promedio de operaciones mensuales irrisorios”, y que fue por eso que le solicitó que “presente documentación que justifique el origen de los fondos recibidos”.
Cortés no lo hizo, incluso aunque recibió una carta documento del banco insistiéndole en el reclamo.
En ese momento, la UIF no hizo ninguna investigación sobre el caso: el Standard Bank le avisó después que Cortés finalmente había aportado información sobre la operación.
Pero el ROS ya había sido emitido. En ese tiempo, Cortés era uno de los asesores financieros del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán. Incluso hoy es el titular del banco provincial.
Ahora se sabe, gracias a la investigación judicial de la causa Ciccone, que Cortés recibió la transferencia de esos 2,2 millones de pesos el mismo día que The Old Fund cobró 7,6 millones de pesos de la provincia de Formosa, supuestamente por asesorar a la gestión de Insfrán a renegociar su deuda pública.