«El hincha no es crítico»

De lo que no hay dudas es que el fútbol en general y el salteño en particular, cargan en sus espaldas, con situaciones de hecho, que lejos de potenciarlo, lo denigran. Desde el hincha salteño, fin de semana tras fin de semana, el grito surge a manera de estallido visceral reclamando «tarjeta, tarjeta», como si el árbitro fuese tan solo un muñeco de cartón en medio de la tempestad.
A su vez, ya sea desde la dos gremiales de los árbitros y del propio Colegio de Jueces de la Liga Salteña de Fútbol, se reconoce que»el hincha no es crítico con los jugadores de su equipo y solamente un eje de censura es el que le cabe: la terna arbitral. Si el equipo no responde, la culpa es del juez. Los futbolistas, por lo menos la mayoría, parecen impunes, como si no tuviesen responsabilidad o errores que precipiten una derrota».
Igualmente pasa a sostenerse que algunos Directores Técnicos del medio, no son afectos a la autocrítica, por lo que la marea de la justificación se plantea sin más trámite, sin reconocer que la limitación propia (de su equipo en este caso), es capaz de hundir en la nada la mismísima ilusión de protagonismo. Mientras el hincha con su voz en cuello seguirá persistiendo a capa y espada, «que el juez nos robó».