El imán de las selecciones

TODA LA RESPUESTA
Un número próximo a las 4.000 personas en el Parque Ernesto Dickinson. Lavalleja y Tacuarembó aportaron unos 600 aficionados. Ambas hinchadas alojadas en uno de los sectores de la Tribuna del este, “Esc. Fernando Irazoqui”.
Las selecciones fueron un perfecto imán. Tras la conclusión del partido de juveniles, no faltaron complicaciones dentro de la cancha. En el caso de los mayores, el reino del comportamiento. Nada para cuestionar.
DESDE EL ARBITRAJE
En el caso de Carlo Otaiza, el árbitro central en el partido de fondo, aspectos para la mención. En el plano técnico, impecable. Acaso, toleró demasiado más de una teatralización en casos de futbolistas de Tacuarembó, en los últimos 20′ del partido.
De todas maneras, no empalidece una producción que guarda relación con su historia personal. Es de los mejores calificados por el Colegio Técnico de la Organización del Fútbol del Interior.
UNA MANERA
DE SER MEJORES
En la tribuna España, desde la Intendencia y la Liga, se unificaron ideas para contemplar a colegas que arribaron a Salto e incluso de nuestro medio también. Una mesada a la efectos de favorecer la misión periodística en la zona superior. Por lo menos, comodidad que en este caso, simplemente no faltó.
“TITO”: EL ES AQUEL
El homenaje no faltó. Después, fue uno más en la Tribuna España del Parque Ernesto J . Dickinson: no otro que Néstor “Tito” Goncálvez, Campeón de América y del Mundo con Peñarol en los años 60 y por varias veces integrante de la selección uruguaya. Amigo puntual de Pedro Virgilio Rocha. Desde su Cabellos natal a Universitario y directamente al combinado celeste. Néstor Goncálvez, fue uno más.
EL CASO DE RAMÓN
Ahora para los integrantes de la Comisión de Selección, el turno de la evaluación. Análisis de lo vivido y disfrutado, porque tampoco es del caso archivar la consagración de Salto en el Torneo de la Confederación del Litoral Norte. En tanto, la duda se amplifica: ¿la prolongación de un segundo año de Ramón Walter Rivas en la Dirección Técnica del combinado mayor? La voluntad del DT será clave, como también las circunstancias a favor que se sumen a la alternativa de futuro.

TODA LA RESPUESTA

Un número próximo a las 4.000 personas en el Parque Ernesto Dickinson. Lavalleja y Tacuarembó aportaron unos 600 aficionados. Ambas hinchadas alojadas en uno de los sectores de la Tribuna del este, “Esc. Fernando Irazoqui”.

Las selecciones fueron un perfecto imán. Tras la conclusión del partido de juveniles, no faltaron complicaciones dentro de la cancha. En el caso de los mayores, el reino del comportamiento. Nada para cuestionar.

DESDE EL ARBITRAJE

En el caso de Carlo Otaiza, el árbitro central en el partido de fondo, aspectos para la mención. En el plano técnico, impecable. Acaso, toleró demasiado más de una teatralización en casos de futbolistas de Tacuarembó, en los últimos 20′ del partido.

De todas maneras, no empalidece una producción que guarda relación con su historia personal. Es de los mejores calificados por el Colegio Técnico de la Organización del Fútbol del Interior.

UNA MANERA DE SER MEJORES

En la tribuna España, desde la Intendencia y la Liga, se unificaron ideas para contemplar a colegas que arribaron a Salto e incluso de nuestro medio también. Una mesada a la efectos de favorecer la misión periodística en la zona superior. Por lo menos, comodidad que en este caso, simplemente no faltó.

“TITO”: EL ES AQUEL

El homenaje no faltó. Después, fue uno más en la Tribuna España del Parque Ernesto J . Dickinson: no otro que Néstor “Tito” Goncálvez, Campeón de América y del Mundo con Peñarol en los años 60 y por varias veces integrante de la selección uruguaya. Amigo puntual de Pedro Virgilio Rocha. Desde su Cabellos natal a Universitario y directamente al combinado celeste. Néstor Goncálvez, fue uno más.

EL CASO DE RAMÓN

Ahora para los integrantes de la Comisión de Selección, el turno de la evaluación. Análisis de lo vivido y disfrutado, porque tampoco es del caso archivar la consagración de Salto en el Torneo de la Confederación del Litoral Norte. En tanto, la duda se amplifica: ¿la prolongación de un segundo año de Ramón Walter Rivas en la Dirección Técnica del combinado mayor? La voluntad del DT será clave, como también las circunstancias a favor que se sumen a la alternativa de futuro.