El imperio a sostener

“Hay que buscar la manera de prolongar todo lo que hemos conseguido. Quizás ese sea el desafío mayor”, pensamiento clave desde el presidente de la Liga Salteña de Fútbol. Lo real fue el cierre de acción, con ese fin de semana del doblete alcanzado.
Mientras Ramón Walter Rivas, el DT, es de los que persiste en el objetivo de reavivar el vínculo de “la gente del fútbol con la selección. Ha costado esa identificación”.
Eduardo Colinet, presidente del Consejo Único Juvenil, rescata que “hemos logrado afinar la comunicación entre los 27 4 15 010cuerpos técnicos de todas las selecciones e incluso entre los dirigentes de cada Consejo. Creo que todo es favor de la gestión general”. El mismo Eduardo que no reniega de errores, “pero que cada vez sean menos”.
Las consagraciones en Sub 15, Sub 18 y mayores, marcan una realidad gratificante, a la cuenta de este fútbol salteño en la cresta de la ola. Sin embargo, la interrogante va fluyendo: ¿cómo sostener este imperio? ¿Depende de factores deportivos o tiene un peso específico la cuestión económica? ¿Cómo plasmar la coherencia en el tiempo?
LOS SIGNOS DE LA ADMIRACIÓN
De lo que no hay dudas es que la triple corona a favor de Salto, provocó un impacto en sí mismo. En EL PUEBLO, los contactos desde otros medios periodísticos del Interior e incluso desde el propio El País de Montevideo en la tarde de la víspera, para auscultar “en el fenómeno del fútbol salteño y en especial lo vinculado a la formación de futbolistas”. Los signos de admiración se fueron acumulando, con una intriga puntual: “¿Cómo Salto llega a ser lo que es en fútbol y sobre qué base?”
El hecho simplemente es uno: ¿calibramos lo que somos? Pero además, no solo esta recompensa campeona, sino “el saber cómo se llegó a ser lo que se es”.
Más de un neutral, no dejó de susurrar en voz baja que se deberá aguardar el 10 de mayo, y tras los resultados, apuntar a quien se transformen en el nuevo jefe comunal. Se admite que por lo menos dos de los ocho postulantes, sienten notoria inclinación hacia el deporte y algunos “no tanto”. En tanto ninguna de las partes deja de reconocer que el Parque Dickinson es una materia pendiente y el imperativo de ampliar su capacidad locativa.
No por nada, el convenio con Salto Fútbol Club, es capaz de viabilizar ese fin. Un Dickinson en condiciones, es factor de suma para no destronar al vigente imperio.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...