El Ing. Agr. Gonzalo Indarte, aseguró que “hay optimismo en lo que sucederá en el sector ganadero para el próximo año”

El Ing. Agr. Gonzalo Indarte, integrante del escritorio Indarte y Cía. reflexionó sobre lo que ha sido el año 2015 para el sector ganadero y opinó sobre cómo será el 2016. En tal sentido, analizó que el “2015 en la ganadería uruguaya fue un año bisagra”, después de diez años de cambios importantes en la producción agropecuaria. “Fundamentalmente por lo que significó la introducción de la soja en Uruguay, ahora se vienen cambios que permitirán volver a la rotación agrícola-ganadera procurando mejorar la rentabilidad del negocio”.
Indarte añadió que con el auge de la agricultura, toda la producción fue enfocada hacia ese cultivo y se produjo durante esa década, sobre todo al principio, la liquidación de rodeos ganaderos y de los campos agrícolas, que pasaron de aquel famoso esquema de rotación agrícola-ganadera a agrícola netamente con el cultivo de soja como cabeza.
El ingeniero consideró que el cambio en la tendencia “fue debido a la baja en el precio internacional de la soja, que de 500 dólares aproximadamente se fue a los poco más de 300 de la actualidad, lo que pasa a competir con el cultivo”.
Más allá de aclarar que los números de la agricultura son distintos que los ganaderos, Indarte entiende que “ahora se ve la competencia entre los rubros, llevando a que el productor este año se vuelque más a la ganadería. La tendencia es a retornar nuevamente de esa producción netamente agrícola a la rotación clásica con pasturas, lo que será muy importante para el equilibrio, no solamente el económico, ya que la ganadería le brinda estabilidad al sistema”. Indarte agregó que la producción ganadera “no es de grandes rentabilidades, pero sí es de estabilidad en lo económico, además de la conservación de suelos y lo bien que le hace a la producción”.En cuanto a los remates de Plazarural, reflexionó que este año ha sido “importante, con un nivel de madurez que nos permite tener este éxito”, expresó y agregó, que “con más de la mitad del negocio de lo que se vende en el país por pantalla, marca a las claras la importancia del grupo”. “Vamos por los 14 años y todos nos conocemos muy bien, aportando en todos los aspectos para el grupo”. Entre las innovaciones de este año, mencionó la preoferta, “que ha funcionado muy bien, brindándole agilidad al remate, además, debido a una bonificación en la comisión, cuando se produce el ingreso del lote a la pantalla, ya se tiene la oferta, y eso agiliza el sistema”. Además recordó que en el último remate se introdujo el “Cliente Más”, buscando fidelizar a la clientela con Plazarural y bonificando a la persona que compra más de un lote en cada categoría”. Resaltó que el otro socio importante es el Banco de la República. “Entiende y comprende cuáles son los tiempos del sector agropecuario, que son muy distintos a los tiempos de cualquier otra producción y otro negocio”.
AÑO DE CONSOLIDACIÓN PARA LA FIRMA
Éste ha sido un año de consolidación, para la firma Indarte y Cía. donde se ha confirmado “la presencia en todo el país; ese crecimiento que tuvimos en los últimos años ha sido muy importante, de la mano de los argentinos y luego de esa crisis terrible de los años 2002 y 2003 que sufrió nuestro país. Estamos ubicados estratégicamente en la entrada de los argentinos al país y pudimos captar esa afluencia de empresarios del vecino país, lo que permitió a la firma tomar un volumen importante de negocios”. Asimismo indicó que “hoy tenemos una presencia muy importante en las ventas virtuales, además de un crecimiento muy firme en la compraventa de ganado gordo; estamos muy bien posicionados con negocios estratégicos y buscando siempre ese negocio puntual. Se procura hacer convenios a largo plazo con la industria, tratando de favorecer a los productores y procurando que se salga de esa venta diaria, en la búsqueda del mejor precio.También buscamos productos –señaló- estamos permanentemente tratando de innovar en productos diferentes para la nueva ganadería, como le denominamos”.
Sobre el tema financiero, se busca poder sobrellevar esa necesidad, apuntando a cada zona. Se refirió a esa parte de la agricultura “en donde el productor requiere de cambios y ese productor necesita un volumen importante en plata”.
“Pasar de un rastrojo agrícola a una producción ganadera, entre pasturas y población, poblar esas hectáreas está muy cerca de los 1.000 dólares por hectárea, que es una cifra muy importante”. Desde hace un par de años la firma trabaja en el tema y tenemos productos para eso. Contamos con un fideicomiso que viabiliza esto, sobre todo para el futuro de la población”.
Por otra parte indicó que los integrantes de Indarte viajarán a Buenos Aires para analizar negocios con empresarios de ese país y fundamentalmente para la exportación de terneros y las categorías de hembras. “Argentina perdió en la última década 12.000.000 de cabezas, lo que equivale al actual stock de la ganadería uruguaya, por lo que tendrá que recomponerse”.
Por esto entiende que los cambios que se vienen en Argentina “serán muy importantes, sobre todo para ese país, pero a nosotros nos impactarán”. Indicó que hoy los costos de ese país “son muy distintos e inferiores a los nuestros. Con la quita de las retenciones el sector argentino, se dinamizará y mucho”. Respecto al temor de que muchos argentinos se vayan, consideró que “eso no va a suceder. El que tenía que irse ya se fue, sobre todo quien es propietario de campos en Uruguay se va a quedar, pero no continuará acelerando e invirtiendo como venía”.
OPTIMISMO
Para Indarte, “hay optimismo en lo que sucederá en el sector ganadero para el próximo año, “más allá de que el gran talón de Aquiles que tenemos en la producción agropecuaria son los costos”.
Explicó que “realmente no somos competitivos con nuestros vecinos ni con el mundo en general, y seguramente habrá que hacer un ajuste porque estamos quedando afuera del mundo en lo que respecta a los costos y ya tenemos experiencia de qué es lo que pasa en estas circunstancias”.
Sostuvo que a ese cambio “el gobierno lo está leyendo y creo que entre todos deberemos trabajar para ser competitivos”.