El jueves clave: el de Jorge Soria y Peñarol

El martes sobre el mediodía, cuando Jorge Soria, admitía ante EL PUEBLO y sin dobleces… ”Habló conmigo Orestes Rolfo. Y sí. La referencia a la conducción técnica de Peñarol, sobre todo después de haberse integrado la nueva Comisión Directiva. Con Peñarol siempre está la posibilidad abierta. Veremos”.

En la noche, a nivel de algunos hombres de mando de Peñarol, la ratificación de la alternativa. Jorge Eduardo Soria era la clave manejada, por quienes ahora son parte del control aurinegro. Miércoles al mediodía, para que todas las cartas se volcaran sobre la mesa.

Por lo menos las sustanciales, que vayan asegurando el retorno de Jorge a la Dirección Técnica del plantel superior de los aurinegros. Hoy jueves en tanto, se producirá el encuentro definitivo, de acuerdo al propio apunte del DT a EL PUEBLO.

Una manera de ajustar la tuerca. De eso se trata. Para el entrenador, básico el acordar respecto a un Preparador Físico y las incorporaciones que podrán consumarse.

Sobre todo porque el interés naciente de la cúpula directriz no sabe de miniaturas: pelear arriba. Pelear por el ascenso. Soria bien que sabe que ese es el fin.

 “Aquí nos sobra vértigo y nos falta pausa”

“El fútbol, un cable a tierra; al club siempre estoy volviendo”

-No tanta sorpresa?.

“No tanta. Peñarol para mí, es un caso especial. Yo digo que al club siempre estoy volviendo. Nunca me voy del todo. Siempre ando ahí”.

-Son viejos conocidos!

“El primer ciclo en 1990, 91, 92, 93. Después 95 y 96. La última vez en el año 2000, por unos meses”.

-Pero además, una manera de retornar al fútbol. Desde adentro mismo.

“La última vez que dirigí fue a Parque Solari en el 2009. El año pasado fui un aficionado más. Nunca dejo de ir a la cancha. El fútbol para mí es un cable a tierra”.

-No hay saturación en el tiempo y de tipo alguno?.

“Tengo mi trabajo en Salud Pública, la empresa particular, lo que tiene que ver con el sindicato. Pero con el fútbol, es cierto, no hay saturación en el tiempo. Cuando no dirijo, siento que me falta algo. Y lo que me falta es eso. El fútbol”.

**********

Es seguro que JORGE EDUARDO SORIA no archivará los años 1991 y 1995. El Peñarol selecto a la hora de jugar y ganar. El fútbol sin disfraces, desde la ocurrente frescura de jugar. Al fin de cuentas, surtidor y emblema a la hora de ser.

Esos dos años se incrustaron en la historia. Hacedores de fútbol y ascensos consumados. Ahora Jorge, en este tiempo de ir pegando la vuelta.

Asomando a la ventanilla de la pasión como siempre. La pasión también diseña su propia cancha y formato.

**********

-El punto de vista directriz, también se asocia al tuyo?.

“Eso es lo que tenemos que definir el jueves. A dónde apuntar y sobre qué base tenemos. Se bien que Peñarol ha sido parte de complicaciones en los últimos años. Pero se trata de superar lo pasado. Por ejemplo lo del 2010. Entonces, cuál es el camino y cómo se llega?. Con qué plantel y con qué jugadores?”.

-Si llegas es para ganar, respondiendo sobre la base del fútbol que Soria predica?.

“Todos queremos ganar, de acuerdo?. Si alguien practica para perder, entonces ahí se arma el debate. El punto es ganar, pero cómo?. Con qué fórmula a mano?. Sintetizo: la forma de ganar”.

-La proclamación del jugar bien, guardando fidelidad a determinados conceptos?.

“Sin dudas. Valerse de los conceptos en los que uno cree. Que esa línea de pensamiento en lo posible tenga aplicación. Si vuelvo a Peñarol, podría cambiar el estilo?.- No. Sucede que en ese estilo de fútbol es el que creo. Si creo, lo defiendo”

-Más allá de Peñarol, el fútbol salteño hoy…y?.

“Tenemos una confusión. Queremos jugar rápido y terminamos jugando ligero. Entonces, la pérdida de precisión surge claramente. Muy claramente”.

-A ver, a ver…

“Pareciese que naciese el apuro. Aquí nos sobra vértigo y nos falta pausa. Eso pasaba con el fútbol de algunos años atrás. Se aceleraba, pero había tiempo para razonar, para pensar. Ahora todo tiene que ser ligero, que no es lo mismo que tener rapidez, velocidad, con precisión incluida. Cómo se puede jugar bien, sin precisión?”.

-Qué aspecto sumas a la cuenta de lo reconfortante?.

“La aptitud física en la mayoría de los equipos. El nivel de repuesta a ese nivel, simplemente no falta. Pero falta lo otro. O eso que falta, es lo que uno ve. Sobre todo, porque el fútbol debiera también pasar por lo que piensan. Por la pausa misma”.

-La pausa que Peñarol tendrá que aplicar?.

“Pregunto: la idea podrá ser otra, si en ese fútbol uno creyó siempre?”.

 

 -ELEAZAR JOSÉ SILVA-