¿El “macabeo” se queda a uno… o lo empata el “aguatero”?

Básquetbol L.U.B

Mañana se juega en Montevideo el partido Nº 4 de la serie final (al mejor de siete) entre Hebraica y Macabi (2) vs Aguada (1)…la incógnita planteada,
Todo por verse, y sobre esto no deberían existir dos lecturas, es una serie al mejor de siete partidos, y aquel equipo que quiera levantar la copa deberá ganar cuatro juegos, así de simple, y quizá no tan sencillo. En una serie donde a pesar del último resultado registrado en favor del equipo de Hebraica y Macabi (89 – 62) dirigido por Leonardo Zylbersztein, queda muy claro que de volver a repetir el “macabeo”, quedará a una sola victoria de ser el bi campeón de Liga Uruguaya de Básquetbol.
En nuestra opinión, y más allá del gran mérito lógico del ganador del último partido, también queda claro que no existe un partido igual a otro llegada esta instanca, que son días y momentos de un equipo, y de cada jugador, esto es así.
Habrá que ver cómo recompone el entrenador “aguatero” Fernando “Hechicero” Cabrera, no solo a lo que pueden ser las variantes estratégicas (poco se puede cambiar en poco tiempo), si es que puede preparar algo diferente, arrancando primero por aspectos referidos a la mejoría en defensa. Y no es un dato menor, el que refiere a que si Aguada podrá contar, o no, con el mercedario Gustavo “Panchi” Barrera en el compromiso Nº 4 en la jornada de mañana viernes en el Palacio Peñarol. En el caso de Barrera, de no poder recuperarse de su lesión sufrida en la jornada de martes, queda claro que Aguada pierde a uno de sus jugadores claves de su quinteto inicial, y ni que hablar del funcionamiento del equipo en cancha..”Panchi” Barrera es un jugador determinante por momentos, y seguramente su probable ausencia no podrá ser disimulada en forma sencilla. Por el lado de Hebraica y Macabi, la tranquilidad del último resultado y básicamente de la producción del equipo en cancha, lo que le otorga un plus extra, a la hora de poder encarar el próximo juego con planteamiento inteligente, pudiendo hasta si se quiere “especular”, aprovechando lo que seguramete será la “urgencia” del rival de consguir el punto que empate la serie.
Es otra final, no existe un partido igual a otro, y seguimos opinando que la serie se encuentra abierta, con dos equipos parejos, donde seguramente también es cierto que este cuarto juego puede marcar tendencia, en cuanto a la definción de temporada, según lógicamente el resultado de mañana viernes, todo.
DANIEL SILVEIRA