El martes se realizará una audiencia por la demanda de U$S mil millones contra el Estado

EEl martes próximo se realizará una audiencia en el juicio por la liquidación de sentencia de Fernando Barboni, que le reclama al Estado US$ 1.000 millones por no haberle entregado en plazo la estación General Artigas de AFE y la playa de maniobras.
El juicio, que es de los más abultados que se han presentado contra el Estado, puede ser histórico y reportarle al empresario millones de dólares tras una inversión de US$ 250 mil.
Esa fue la cifra que en 2001 una empresa propiedad de Barboni (Glenby S.A.) pagó tras firmar un acuerdo con Saduf S.A. (una empresa gestionada por el Banco Hipotecario del Uruguay) por el que se le concedía la ex estación central de AFE por 30 años y se le vendió la ex playa de maniobras del ente ferroviario, donde preveía desarrollar un emprendimiento inmobiliario que incluía cinco torres de apartamentos, otra de oficinas y un hotel.
La segunda cuota debía abonarse al año de la entrega de estos bienes, pero Saduf S.A. no cumplió con el contrato y no entregó el predio, que el BHU había dado en comodato (préstamo de uso) a AFE hasta que se construyera la nueva terminal y un edificio para trasladar sus oficinas.
Tras sucesivas prórrogas, el 20 de febrero de 2003 Saduf S.A. entró en mora por no entregar los bienes y las dos partes se enfrentaron en una serie de pleitos judiciales que incluyeron el reclamo de las propiedades, daños y perjuicios, pedidos de rescisión de contrato y solicitudes de medidas cautelares de embargos.
Las sentencias de primera y segunda instancia le dieron la razón a Barboni, tras lo cual el Estado presentó un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que en la última instancia también falló a favor del empresario.
La Corporación señaló que Saduf S.A. no podía reclamar una rescisión del contrato con Barboni porque estaba en mora al no entregar en tiempo y forma la ex estación central y la ex playa de maniobras de AFE.
Luego de la decisión de la SCJ, Barboni pidió la ejecución de sentencia, cosa que ahora se dirimirá en un juzgado en base a los informes de los peritos y se establecerá el monto que debe pagar el Estado.
La audiencia del próximo martes se enmarca en el proceso de liquidación de sentencia, en el que ambas partes presentaron documentos que avalan su posición. Fuentes judiciales dijeron a El País que por las características del caso y el monto reclamado, el proceso de liquidación de sentencia puede demorar años.
ENTREGA. El Estado apunta a la entrega de los bienes reclamados por Barboni, pero el empresario quiere dinero y la suma que reclama se sitúa en US$ 1.000 millones. Los abogados del empresario consideran que el Estado debió entregar la estación y la playa de maniobras de AFE dentro de los 30 días siguientes a la resolución del Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 1º Turno del 19 de noviembre de 2009, por lo que incumplió la sentencia judicial.
Barboni planeaba construir cinco torres de apartamentos, un hotel y una torre de oficinas en la playa de maniobras de AFE, y un shopping y un centro cultural en la estación de AFE. En base a las ganancias que estos emprendimientos le reportarían, es que el empresario reclama la indemnización.
Fuente: El País Digital

El martes próximo se realizará una audiencia en el juicio por la liquidación de sentencia de Fernando Barboni, que le reclama al Estado US$ 1.000 millones por no haberle entregado en plazo la estación General Artigas de AFE y la playa de maniobras.

El juicio, que es de los más abultados que se han presentado contra el Estado, puede ser histórico y reportarle al empresario millones de dólares tras una inversión de US$ 250 mil.

Esa fue la cifra que en 2001 una empresa propiedad de Barboni (Glenby S.A.) pagó tras firmar un acuerdo con Saduf S.A. (una empresa gestionada por el Banco Hipotecario del Uruguay) por el que se le concedía la ex estación central de AFE por 30 años y se le vendió la ex playa de maniobras del ente ferroviario, donde preveía desarrollar un emprendimiento inmobiliario que incluía cinco torres de apartamentos, otra de oficinas y un hotel.

La segunda cuota debía abonarse al año de la entrega de estos bienes, pero Saduf S.A. no cumplió con el contrato y no entregó el predio, que el BHU había dado en comodato (préstamo de uso) a AFE hasta que se construyera la nueva terminal y un edificio para trasladar sus oficinas.

Tras sucesivas prórrogas, el 20 de febrero de 2003 Saduf S.A. entró en mora por no entregar los bienes y las dos partes se enfrentaron en una serie de pleitos judiciales que incluyeron el reclamo de las propiedades, daños y perjuicios, pedidos de rescisión de contrato y solicitudes de medidas cautelares de embargos.

Las sentencias de primera y segunda instancia le dieron la razón a Barboni, tras lo cual el Estado presentó un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que en la última instancia también falló a favor del empresario.

La Corporación señaló que Saduf S.A. no podía reclamar una rescisión del contrato con Barboni porque estaba en mora al no entregar en tiempo y forma la ex estación central y la ex playa de maniobras de AFE.

Luego de la decisión de la SCJ, Barboni pidió la ejecución de sentencia, cosa que ahora se dirimirá en un juzgado en base a los informes de los peritos y se establecerá el monto que debe pagar el Estado.

La audiencia del próximo martes se enmarca en el proceso de liquidación de sentencia, en el que ambas partes presentaron documentos que avalan su posición. Fuentes judiciales dijeron a El País que por las características del caso y el monto reclamado, el proceso de liquidación de sentencia puede demorar años.

ENTREGA. El Estado apunta a la entrega de los bienes reclamados por Barboni, pero el empresario quiere dinero y la suma que reclama se sitúa en US$ 1.000 millones. Los abogados del empresario consideran que el Estado debió entregar la estación y la playa de maniobras de AFE dentro de los 30 días siguientes a la resolución del Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 1º Turno del 19 de noviembre de 2009, por lo que incumplió la sentencia judicial.

Barboni planeaba construir cinco torres de apartamentos, un hotel y una torre de oficinas en la playa de maniobras de AFE, y un shopping y un centro cultural en la estación de AFE. En base a las ganancias que estos emprendimientos le reportarían, es que el empresario reclama la indemnización.

Fuente: El País Digital