- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

El mate personalizado, una pieza de joyería que acompaña a Suárez y a Messi

El mate personalizado y concebido como una pieza de joyería se volvió una obsesión de las estrellas del fútbol como Luis Suárez y Lionel Messi, quienes recurrieron a la platería uruguaya Bresciani para diseñar este accesorio tradicional del Río de la Plata, que ahora cobró un nuevo sentido.
“El mate que le hacemos a la persona es algo que lo va a acompañar todos los días y por muchos años de su vida”, explicó a Efe Federico Bresciani, director de Bresciani Platería Criolla, un emprendimiento familiar que nació en 1922 y que se dedica también a herramientas de tradición rural, como cuchillos, hebillas, rebenques y rastras o escudos metálicos que forman parte de la indumentaria del gaucho.
Algunos años atrás, la empresa comenzó a incursionar en los mates personalizados, que tienen como pionero al jugador de Peñarol, Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez, quien conoció a la platería por medio de encuentros rurales, ya que es un aficionado del campo y tiene su hogar en la localidad de Juan Lacaze, en el departamento de Colonia (suroeste).
El ‘Cebolla’ fue el primero en encargar una bombilla personalizada, en conmemoración del nacimiento de su primera hija, Lola, que hoy tiene 5 años.
De esta manera, la novelería comenzó a correr entre el ambiente del fútbol y al ‘Cebolla’ le siguió el capitán de la selección uruguaya, Diego Godín, quien también pidió un mate personalizado.
Tiempo después, el defensa charrúa encargó un mate y una bombilla para su compañero del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann, fanático de esta infusión típica del Río de la Plata desde que el jugador uruguayo Carlos Bueno le inculcó este hábito, cuando eran compañeros en el Real Sociedad español.
Desde los nombres de sus hijos, escudos de sus clubes, banderas de los países y otros símbolos, los pedidos de los futbolistas son de los más variados y han obligado a los artesanos que trabajan en el taller de Bresciani a perfeccionar su arte.
En el repertorio de clientes de la platería también se encuentra el emérito rey Juan Carlos de España y el expresidente de Estados Unidos George W. Bush (2001-2009). Ocho personas trabajan en el taller de Montevideo que da forma a los mates, cuyo interior es de calabaza, con una boquilla de plata y normalmente forrados en cuero. La boquilla del mate es la pieza que concentra el arte, ya que allí se realizan calados de todo tipo combinando el oro y la plata, aunque siempre a gusto del consumidor. Elaborar un mate puede demandar hasta una semana para terminar toda la pieza y el precio -según las exigencias del cliente- varía entre los 300 y los 350 dólares, mientras que la bombilla ronda los 250 dólares, dependiendo de su grosor, los materiales utilizados y otro tipo de características.
“La manera en la que los hacen, es realmente una pieza única. No va a haber otra igual en el mundo e identifica a esa persona”, señaló Bresciani, quien destacó el trabajo que los artesanos de su establecimiento realizan, un oficio que no abunda y que generalmente se traspasa de generación en generación.
María Eugenia Fernández
Montevideo, 7 jul (EFE).-