El milagroso Ferro

No hay hincha de Ferro Carril que no lo evoque. Ocurrió el 31 de julio de 2011 en San José, cuando el local Central aventajaba a la franja, en el partido de vuelta por las semifinales del Campeonato del Interior. Los maragatos producían un terminante 5 a 0, hasta que, en SIETE MINUTOS, Ferro Carril sumó cuatro goles a través de Jorge Nicolás «Mono» Ferreira, Fabricio José «Cuervo» Lairihoy, Matías Suárez y Carlos Alberto Vera.
Un heroico Ferro milagroso, que pasó a escribir una de las páginas más memorables, no solo por lo que implicó la remontada, sino porque fue clave para avanzar a la final por diferencia de goles.
En la secuencia definitiva Ferro Carril prevalecerá, para ganar su segunda Copa del Interior de Clubes, después de aquella primera obtenida en el 2009.
Desde EL PUEBLO, una manera de reverenciar ese final de julio de nueve años atrás, con una integración que se mandó de cuerpo y alma en la historia. No es todos los días que se convierten cuatro goles en siete minutos. Ese Ferro 2011, fue lección. Y entonces pudo.