El Ministro Bonomi entiende que “aunque le roben 10 pesos” la población siempre debe denunciar

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo en entrevista en El Observador TV que para obtener resultados es necesario que la gente haga la denuncia “aunque le roben 10 pesos”. Esto resulta fundamental para que la Policía ingrese el hecho en un software de predicción de delitos con el fin de realizar un mapa para detectar “zonas calientes”.
“Hubo una tendencia de no denunciar esto. Nosotros promovemos que se denuncie y para eso hemos dado facilidades, como la posibilidad de denunciar en patrulleros, en internet o en destacamentos en lugar de seccionales”, dijo el ministro. Además, realizar la denuncia “redunda en beneficio de la gente” ya que, si los objetos hurtados se llegaran a recuperar, quien no haya realizado la denuncia no podrá retirarlos, apuntó el secretario de Estado.
Este software, llamado Predpol (Predicting Policing, o Predictiva Policial), ya está siendo utilizado por las policías de Los Ángeles y Atlanta y será incorporado en Nueva York. Uruguay lo alquilará con la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
La participación ciudadana en la seguridad ya se hizo presente en el departamento de Durazno. Según un comunicado del Ministerio del Interior, un grupo de personas que estaban requeridas por la Jefatura de Policía de Tacuarembó por delito de hurto fueron capturados por la Policía luego de que varios vecinos llamaran al 911 por haberlos visto en “actitud sospechosa”.
El ministro también se refirió en El Observador TV a las cámaras de seguridad como otra forma de implementación de tecnología para mejorar la seguridad. En cuanto a esto, explicó que es un tema que no solo refiere a la Policía sino que “tiene que haber una congruencia de esfuerzos”. “A veces no la hay. No digo que es por mala fe o voluntad”, dijo en referencia a los jueces que se resisten a mirar los videos de delitos filmados por las cámaras de seguridad. “Es un problema que se va a ir superando con la marcha (…) Esto nos pasó cinco años antes con la reestructuración de la Policía. Había gente que hacía años que hacía las cosas de una manera y no quería cambiar”.
En cuanto al presupuesto necesario para cumplir con la meta propuesta por el presidente Tabaré Vázquez de bajar las rapiñas en un 30%, Bonomi dijo que aún se está estudiando. “El presupuesto que tuvimos, que fue muy bueno, queda consolidado con las cosas que hicimos. Ahora vamos a hacer otras cosas: en algunas vamos a necesitar más dinero”, señaló y agregó que si bien todos los departamentos piden más policías, solamente algunos pocos los necesitan, como Maldonado y Rocha. “Ahora tendremos que ver qué es lo imprescindible para el ministerio”, apuntó.
El ministro aclaró que la tecnología que se ha implementado hasta el momento no es definitiva. “En lo de las cámaras vamos a seguir, tenemos respaldo para hacer eso (…) pero la tecnología no se agota con las cámaras: hay nuevas tecnologías que estamos estudiando, pero no las voy a decir”, declaró.
Bonomi dijo que el uso de cámaras de seguridad se extenderá a grandes superficies como los shoppings, los centros de estudios y los lugares donde hay grandes movimientos de pasajeros, como las terminales.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo en entrevista en El Observador TV que para obtener resultados es necesario que la gente haga la denuncia “aunque le roben 10 pesos”. Esto resulta fundamental para que la Policía ingrese el hecho en un software de predicción de delitos con el fin de realizar un mapa para detectar “zonas calientes”.

“Hubo una tendencia de no denunciar esto. Nosotros promovemos que se denuncie y para eso hemos dado facilidades, como la posibilidad de denunciar en patrulleros, en internet o en destacamentos en lugar de seccionales”, dijo el ministro. Además, realizar la denuncia “redunda en beneficio de la gente” ya que, si los objetos hurtados se llegaran a recuperar, quien no haya realizado la denuncia no podrá retirarlos, apuntó el secretario de Estado.

Este software, llamado Predpol (Predicting Policing, o Predictiva Policial), ya está siendo utilizado por las policías de Los Ángeles y Atlanta y será incorporado en Nueva York. Uruguay lo alquilará con la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La participación ciudadana en la seguridad ya se hizo presente en el departamento de Durazno. Según un comunicado del Ministerio del Interior, un grupo de personas que estaban requeridas por la Jefatura de Policía de Tacuarembó por delito de hurto fueron capturados por la Policía luego de que varios vecinos llamaran al 911 por haberlos visto en “actitud sospechosa”.

El ministro también se refirió en El Observador TV a las cámaras de seguridad como otra forma de implementación de tecnología para mejorar la seguridad. En cuanto a esto, explicó que es un tema que no solo refiere a la Policía sino que “tiene que haber una congruencia de esfuerzos”. “A veces no la hay. No digo que es por mala fe o voluntad”, dijo en referencia a los jueces que se resisten a mirar los videos de delitos filmados por las cámaras de seguridad. “Es un problema que se va a ir superando con la marcha (…) Esto nos pasó cinco años antes con la reestructuración de la Policía. Había gente que hacía años que hacía las cosas de una manera y no quería cambiar”.

En cuanto al presupuesto necesario para cumplir con la meta propuesta por el presidente Tabaré Vázquez de bajar las rapiñas en un 30%, Bonomi dijo que aún se está estudiando. “El presupuesto que tuvimos, que fue muy bueno, queda consolidado con las cosas que hicimos. Ahora vamos a hacer otras cosas: en algunas vamos a necesitar más dinero”, señaló y agregó que si bien todos los departamentos piden más policías, solamente algunos pocos los necesitan, como Maldonado y Rocha. “Ahora tendremos que ver qué es lo imprescindible para el ministerio”, apuntó.

El ministro aclaró que la tecnología que se ha implementado hasta el momento no es definitiva. “En lo de las cámaras vamos a seguir, tenemos respaldo para hacer eso (…) pero la tecnología no se agota con las cámaras: hay nuevas tecnologías que estamos estudiando, pero no las voy a decir”, declaró.

Bonomi dijo que el uso de cámaras de seguridad se extenderá a grandes superficies como los shoppings, los centros de estudios y los lugares donde hay grandes movimientos de pasajeros, como las terminales.