El niño de 7 años que fue atacado por una perra Pitbull padece una fractura en el hombro y deberá ser operado

El pequeño de siete años que el lunes fue atacado por una perra Pitbull que pertenecía a su familia, deberá ser intervenido quirúrgicamente a causa de una fractura en el hombro que sufrió a causa del ataque.
El niño se encuentra internado en el Hospital, donde no pudo ser operado de urgencia debido a la infección que presenta en la zona afectada. Vale aclarar que su vida no corre peligro.
Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, el niño fue atacado por una perra Pitbull que recientemente había tenido dos cachorros. El can atacó al pequeño en forma repentina, mordiéndolo primero en el rostro y luego en un hombro y un brazo. La peor parte la llevó el hombro, que resultó fracturado.
La madre del niño se encontraba bañando a la perra, quien se enfureció cuando el pequeño se acercó a ella, teniendo la reacción ya descripta. El ataque ocurrió en una finca de Julio Herrera y Obes al 500, en el Cerro, donde el niño reside junto a sus padres.
La familia ya regaló al animal junto a sus dos cachorros.
CAMIÓN SE
ESTRELLÓ CONTRA
UN HOTEL EN DAYMÁN
Una mujer que se encontraba en el interior de un bungalow ubicado en las termas del Daymán escuchó un fuerte estruendo, exactamente a las 11.45 del lunes. Al salir a ver qué había sucedido se encontró con que un camión sin chofer se había estrellado contra el hotel “El Puente”, encontrándose el vehículo sobre la vereda.
El mismo había dañado un cartel del albergue, una columna de alumbrado público y una cámara séptica de OSE. El daño fue valuado en 75.000 pesos.
Al ser consultado al respecto, el chofer del camión expresó que dejó el vehículo estacionado con el freno de mano puesto en el estacionamiento de la subcomisaría de las termas, para realizar un trámite de guía de tránsito de ganado. Cuando salió, se percató de que su camión ya no se encontraba en el lugar donde lo había dejado, encontrándolo luego a unos 50 metros de distancia, sobre la vereda de “un hotel ubicado al final de una bajada”, según su descripción textual. El hombre acotó que ignoraba lo que había sucedido con el vehículo, aunque presume que pudo haber fallado el freno de mano. Se continúa con las actuaciones del caso.
ROBO Y RECUPERACIÓN DE MOTOCICLETA
Un hombre se encontraba trabajando en una veterinaria ubicada en 19 de Abril y Santos Errandonea cuando dos niños ingresaron al interior del lugar para avisarle que dos jóvenes se llevaban su motocicleta de tiro por calle 19 de Abril. Se trataba de una Yumbo Max de color gris que el susodicho había estacionado en la tarde del lunes frente a su lugar de trabajo.
Tras denunciar el hecho en la seccional 2ª, un móvil de dicha sede policial se presentó rápidamente en el lugar y realizó una recorrida por la zona, divisando a dos menores de edad que llevaban una motocicleta de similares características a la hurtada. Al ver a los efectivos policiales, dichos individuos ingresaron raudamente en una finca ubicada en calle Charrúa al 1900. Pero esto no fue impedimento para que los agentes del orden los detuvieran y le incautaran la motocicleta, descubriendo que la misma era efectivamente la que había sido hurtada en la veterinaria.
Enterado del caso, el juez dispuso el interrogatorio de los menores -en presencia de sus padres-, y que se eleven los antecedentes del caso, entregándosele la moto a su propietario.
ROBARON CINCO SILLAS DE UN BALCÓN
Una mujer denunció haber sido víctima de robo. La susodicha aseveró haber estado en el balcón de su casa -ubicada en barrio Constitución- hasta la 1.00 la de madrugada de la víspera, momento en el que se fue a dormir, dejando cuatro sillas de PVC y una de lona en el lugar. Cuando se despertó, a las 7.30 de la mañana, se dirigió hasta el balcón y descubrió que las cinco sillas habían sido hurtadas.
La mujer acotó que el balcón se encuentra en el segundo piso, siendo de fácil acceso desde el exterior de la vivienda. El incidente fue denunciado en la seccional 3ª, donde se realiza la investigación de rigor.
HURTO DE
LOCAL COMERCIAL
El dueño de un comercio del ramo de la electricidad cerró su local a las 12.30 del lunes y cuando procedió a reabrirlo, a las 15.30, se percató de que había sido víctima de hurto.
En las tres horas en que el comercio sito en calle Agraciada al 1800 estuvo sin moradores, personas extrañas aprovecharon para llevarse dos faroles de plástico y metal, con sus respectivos vidrios blancos de unos 50 centímetros y sus dos lámparas de bajo consumo. La víctima presume que los faroles fueron arrancados, porque en la pared quedó parte de la instalación. El hecho fue denunciado en la seccional 2ª, donde se practican las averiguaciones del caso.
ROBO DE
MOTOCICLETA
Una dama dejó estacionada su motocicleta Yumbo Max 110, de color rojo, en calle Zorrilla de San Martín y 19 de abril, por espacio de 10 minutos, y ese tiempo fue suficiente para que alguien pasara por el lugar y se la llevara.
En el interior del baúl, la damnificada había puesto una cartera de cuero, un par de lentes de sol, un llavero con cuatro llaves y una billetera de cuero conteniendo en su interior varios documentos, tres tarjetas de crédito, documentos del vehículo y $3.600 en efectivo. La pérdida total fue valuada en 25.000 pesos.

El pequeño de siete años que el lunes fue atacado por una perra Pitbull que pertenecía a su familia, deberá ser intervenido quirúrgicamente a causa de una fractura en el hombro que sufrió a causa del ataque.

El niño se encuentra internado en el Hospital, donde no pudo ser operado de urgencia debido a la infección que presenta en la zona afectada. Vale aclarar que su vida no corre peligro.

Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, el niño fue atacado por una perra Pitbull que recientemente había tenido dos cachorros. El can atacó al pequeño en forma repentina, mordiéndolo primero en el rostro y luego en un hombro y un brazo. La peor parte la llevó el hombro, que resultó fracturado.

La madre del niño se encontraba bañando a la perra, quien se enfureció cuando el pequeño se acercó a ella, teniendo la reacción ya descripta. El ataque ocurrió en una finca de Julio Herrera y Obes al 500, en el Cerro, donde el niño reside junto a sus padres.

La familia ya regaló al animal junto a sus dos cachorros.

CAMIÓN SE ESTRELLÓ CONTRA UN HOTEL EN DAYMÁN

Una mujer que se encontraba en el interior de un bungalow ubicado en las termas del Daymán escuchó un fuerte estruendo, exactamente a las 11.45 del lunes. Al salir a ver qué había sucedido se encontró con que un camión sin chofer se había estrellado contra el hotel “El Puente”, encontrándose el vehículo sobre la vereda.

El mismo había dañado un cartel del albergue, una columna de alumbrado público y una cámara séptica de OSE. El daño fue valuado en 75.000 pesos.

Al ser consultado al respecto, el chofer del camión expresó que dejó el vehículo estacionado con el freno de mano puesto en el estacionamiento de la subcomisaría de las termas, para realizar un trámite de guía de tránsito de ganado. Cuando salió, se percató de que su camión ya no se encontraba en el lugar donde lo había dejado, encontrándolo luego a unos 50 metros de distancia, sobre la vereda de “un hotel ubicado al final de una bajada”, según su descripción textual. El hombre acotó que ignoraba lo que había sucedido con el vehículo, aunque presume que pudo haber fallado el freno de mano. Se continúa con las actuaciones del caso.

ROBO Y RECUPERACIÓN DE MOTOCICLETA

Un hombre se encontraba trabajando en una veterinaria ubicada en 19 de Abril y Santos Errandonea cuando dos niños ingresaron al interior del lugar para avisarle que dos jóvenes se llevaban su motocicleta de tiro por calle 19 de Abril. Se trataba de una Yumbo Max de color gris que el susodicho había estacionado en la tarde del lunes frente a su lugar de trabajo.

Tras denunciar el hecho en la seccional 2ª, un móvil de dicha sede policial se presentó rápidamente en el lugar y realizó una recorrida por la zona, divisando a dos menores de edad que llevaban una motocicleta de similares características a la hurtada. Al ver a los efectivos policiales, dichos individuos ingresaron raudamente en una finca ubicada en calle Charrúa al 1900. Pero esto no fue impedimento para que los agentes del orden los detuvieran y le incautaran la motocicleta, descubriendo que la misma era efectivamente la que había sido hurtada en la veterinaria.

Enterado del caso, el juez dispuso el interrogatorio de los menores -en presencia de sus padres-, y que se eleven los antecedentes del caso, entregándosele la moto a su propietario.

ROBARON CINCO SILLAS DE UN BALCÓN

Una mujer denunció haber sido víctima de robo. La susodicha aseveró haber estado en el balcón de su casa -ubicada en barrio Constitución- hasta la 1.00 la de madrugada de la víspera, momento en el que se fue a dormir, dejando cuatro sillas de PVC y una de lona en el lugar. Cuando se despertó, a las 7.30 de la mañana, se dirigió hasta el balcón y descubrió que las cinco sillas habían sido hurtadas.

La mujer acotó que el balcón se encuentra en el segundo piso, siendo de fácil acceso desde el exterior de la vivienda. El incidente fue denunciado en la seccional 3ª, donde se realiza la investigación de rigor.

HURTO DE LOCAL COMERCIAL

El dueño de un comercio del ramo de la electricidad cerró su local a las 12.30 del lunes y cuando procedió a reabrirlo, a las 15.30, se percató de que había sido víctima de hurto.

En las tres horas en que el comercio sito en calle Agraciada al 1800 estuvo sin moradores, personas extrañas aprovecharon para llevarse dos faroles de plástico y metal, con sus respectivos vidrios blancos de unos 50 centímetros y sus dos lámparas de bajo consumo. La víctima presume que los faroles fueron arrancados, porque en la pared quedó parte de la instalación. El hecho fue denunciado en la seccional 2ª, donde se practican las averiguaciones del caso.

ROBO DE MOTOCICLETA

Una dama dejó estacionada su motocicleta Yumbo Max 110, de color rojo, en calle Zorrilla de San Martín y 19 de abril, por espacio de 10 minutos, y ese tiempo fue suficiente para que alguien pasara por el lugar y se la llevara.

En el interior del baúl, la damnificada había puesto una cartera de cuero, un par de lentes de sol, un llavero con cuatro llaves y una billetera de cuero conteniendo en su interior varios documentos, tres tarjetas de crédito, documentos del vehículo y $3.600 en efectivo. La pérdida total fue valuada en 25.000 pesos.