“El no entendible caso de Fabricio Bassa y Ceibal”

“Se fue porque los resultados no se dieron. Así de simple”.
Esa fue la explicación que surgió desde el mando directriz de Ceibal, frente a la situación de hecho: el alejamiento de Fabricio Bassa de la Dirección Técnica. Cuando el DT fue presentado en pleno verano, en aquella noche ya lejana de enero, Bassa trazó el plan y comenzaba a desandarse en el ciclo. Era su retorno al fútbol salteño, después del 2014 en que orientó a Salto Uruguay y ganó la primera rueda. Finalmente los decanos alcanzaron la condición de finalista con Universitario. Fue derrota 1 a 0. En Salto Uruguay se habló de un proyecto. Pero el DT fernandino no se prolongó.
Ahora, la renuncia de Fabricio en Ceibal. El lamento es real de parte de quienes fueron parte del entorno, sobre todo, aquellos en que Bassa “se recostó” y que tienen influencias en la entidad. No directa en algunos casos. Pero la tienen.
De todas maneras, surge otro aspecto y la sintetizan como “el no entendible caso de Fabricio Bassa y Ceibal”. Para algunos hinchas, “no cierra el rápido final de ciclo de Bassa, desde el momento que fueron tan solo seis fechas y antes del partido ante Ferro Carril”. Por lo demás, el entrenador fernandino no pasó en vano en estos meses por el club, porque no faltan los que sostienen que “en materia de planificación, conceptos sobre táctica y como desarrollar entrenamientos específicos. Nos quedó y nos servirá”.