El Observador denunció que un consuegro del presidente integra su equipo de seguridad

Montevideo, 25 feb (EFE).- El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, cuenta con la asistencia de su consuegro en el equipo de seguridad presidencial, hecho que no es ilegal pero que surge en el medio de una ola de nepotismo que está afectando a varios organismos uruguayos, según informó la prensa local.
De acuerdo con el diario El Observador, Enrique Estévez, consuegro del mandatario, es miembro del equipo de seguridad presidencial y trabajó en diversas misiones oficiales.
Al tratarse de un vínculo político no contraviene el decreto 30 del 2003, que prohíbe el acceso de familiares a oficinas públicas a personas dentro del segundo grado de consanguinidad -abuelos, padres, hijos, nietos y hermanos del funcionario- o afinidad -suegros, cuñados, yernos, nueras y abuelos, hijos y nietos del cónyuge-.
Este dato surge en un momento en el que el debate por el nepotismo en Uruguay ha afectado a varias personalidades y organismos, como es el caso del intendente de Artigas y representante del opositor Partido Nacional, Pablo Caram, quien habría otorgado siete cargos de confianza en su Administración a familiares, según informó el informativo local Telemundo.
Así como dos ministros del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) que, según El Observador, contrataron como asistentes a sus hijas, desobedeciendo el reglamento de las normas de conducta de la función pública de Uruguay.

EFE







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...