El papa Francisco visitará Colombia para contribuir a buscar la paz en una sociedad fracturada hace décadas

LLa comunidad católica en Colombia ha recibido con júbilo la noticia de que el papa Francisco visitará el país el próximo año, aunque aún no se sabe la fecha exacta. Esta será la tercera ocasión que un pontífice estará en Colombia, 29 años después de que lo hiciera, durante siete días, Juan Pablo II y 47 años después de que estuviera Pablo IV.
El anuncio se conoció a través de una carta firmada por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolín, en la que el mensaje central gira alrededor de la paz. “El Santo Padre desea transmitir estas reflexiones al amado pueblo colombiano, a sus pastores y a sus autoridades, en espera de poder encontrarlos pronto, durante uno de sus viajes a América Latina, para llevarles personalmente el mensaje de paz de Cristo, el señor”, dice la misiva divulgada el jueves.
La carta, de dos páginas, está dirigida a monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, y aunque no menciona de manera explícita el proceso de paz con la guerrilla de las FARC, se traduce en que el papa Francisco da su apoyo a los diálogos que adelanta el Gobierno en Cuba desde noviembre de 2012. “Debe moverlos, ante todo, la alegría de hacer presente a Jesucristo ‘príncipe de la paz’, el único que hace posible la reconciliación, en medio de tantos sufrimientos y divisiones”, dice la nota.
El mensaje hace énfasis en la importancia de construir paz en un país que ha sufrido durante cinco décadas un conflicto que ha dejado más de siete millones de víctimas. De ahí que haga una llamada a trabajar a favor de la justicia, la fraternidad, el diálogo y el entendimiento, necesarios, dice, para construir una “sociedad renovada”. El Pontífice también hace hincapié en las víctimas, invitando a que se “restaure su dignidad y se repare el daño sufrido”. Precisamente, los negociadores de paz discuten ahora cómo resarcir a las víctimas, uno de los puntos cruciales del proceso de paz.
La llamada de Francisco incluye reflexiones sobre la reconciliación, por lo que pide a los fieles que trabajen para que la Iglesia se convierta en “un hospital” para los que sufrieron el conflicto, pero también para los que actuaron desde la orilla de la violencia. “Que este hospital abarque las periferias del dolor, muchas veces también de resentimiento y de odio, que se generan en todos los conflictos, desde los familiares hasta los de mayor envergadura”, dice la nota.
El presidente Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter, calificó la carta como “gran estímulo para que todos sigamos trabajando por la paz”. El mensaje es la respuesta a una solicitud que habían hecho 78 obispos del país, acompañada de una carta de Santos, que personalmente en mayo de 2013 había invitado al papa Francisco a que visitara el país.
Al conocerse la noticia, monseñor Castro dijo a los medios locales que aún es prematuro hablar de una fecha, pero se espera que sea a comienzos de 2016, lo que podría coincidir con la firma de la paz, si es que el proceso sigue avanzando. Tampoco se sabe los sitios que visitaría, pero no se descarta que vaya a la Basílica de Chiquinquirá, un templo a dos horas de Bogotá en donde se encuentra una imagen de la virgen de Chiquinquirá, patrona de Colombia. “El Papa nos dirá los días en los que va a estar y nosotros desde aquí le armamos el caminito, acompañados por todos los colombianos”, agregó Castro.
Esta será la tercera visita de Francisco a Latinoamérica después de visitar Brasil en 2013 para la Jornada Mundial de la juventud y del próximo viaje en julio a Bolivia, Paraguay y Ecuador. Desde que asumió el papado, el jerarca argentino ha estado en Jordania, Israel, Palestina, Corea del Sur, Albania, Francia, Turquía, Filipinas y Sri Lanka.
(EL PAIS DE MADRID)

La comunidad católica en Colombia ha recibido con júbilo la noticia de que el papa Francisco visitará el país el próximo año, aunque aún no se sabe la fecha exacta. Esta será la tercera ocasión que un pontífice estará en Colombia, 29 años después de que lo hiciera, durante siete días, Juan Pablo II y 47 años después de que estuviera Pablo IV.

El anuncio se conoció a través de una carta firmada por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolín, en la que el mensaje central gira alrededor de la paz. “El Santo Padre desea transmitir estas reflexiones al amado pueblo colombiano, a sus pastores y a sus autoridades, en espera de poder encontrarlos pronto, durante uno de sus viajes a América Latina, para llevarles personalmente el mensaje de paz de Cristo, el señor”, dice la misiva divulgada el jueves.

La carta, de dos páginas, está dirigida a monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, y aunque no menciona de manera explícita el proceso de paz con la guerrilla de las FARC, se traduce en que el papa Francisco da su apoyo a los diálogos que adelanta el Gobierno en Cuba desde noviembre de 2012. “Debe moverlos, ante todo, la alegría de hacer presente a Jesucristo ‘príncipe de la paz’, el único que hace posible la reconciliación, en medio de tantos sufrimientos y divisiones”, dice la nota.

El mensaje hace énfasis en la importancia de construir paz en un país que ha sufrido durante cinco décadas un conflicto que ha dejado más de siete millones de víctimas. De ahí que haga una llamada a trabajar a favor de la justicia, la fraternidad, el diálogo y el entendimiento, necesarios, dice, para construir una “sociedad renovada”. El Pontífice también hace hincapié en las víctimas, invitando a que se “restaure su dignidad y se repare el daño sufrido”. Precisamente, los negociadores de paz discuten ahora cómo resarcir a las víctimas, uno de los puntos cruciales del proceso de paz.

La llamada de Francisco incluye reflexiones sobre la reconciliación, por lo que pide a los fieles que trabajen para que la Iglesia se convierta en “un hospital” para los que sufrieron el conflicto, pero también para los que actuaron desde la orilla de la violencia. “Que este hospital abarque las periferias del dolor, muchas veces también de resentimiento y de odio, que se generan en todos los conflictos, desde los familiares hasta los de mayor envergadura”, dice la nota.

El presidente Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter, calificó la carta como “gran estímulo para que todos sigamos trabajando por la paz”. El mensaje es la respuesta a una solicitud que habían hecho 78 obispos del país, acompañada de una carta de Santos, que personalmente en mayo de 2013 había invitado al papa Francisco a que visitara el país.

Al conocerse la noticia, monseñor Castro dijo a los medios locales que aún es prematuro hablar de una fecha, pero se espera que sea a comienzos de 2016, lo que podría coincidir con la firma de la paz, si es que el proceso sigue avanzando. Tampoco se sabe los sitios que visitaría, pero no se descarta que vaya a la Basílica de Chiquinquirá, un templo a dos horas de Bogotá en donde se encuentra una imagen de la virgen de Chiquinquirá, patrona de Colombia. “El Papa nos dirá los días en los que va a estar y nosotros desde aquí le armamos el caminito, acompañados por todos los colombianos”, agregó Castro.

Esta será la tercera visita de Francisco a Latinoamérica después de visitar Brasil en 2013 para la Jornada Mundial de la juventud y del próximo viaje en julio a Bolivia, Paraguay y Ecuador. Desde que asumió el papado, el jerarca argentino ha estado en Jordania, Israel, Palestina, Corea del Sur, Albania, Francia, Turquía, Filipinas y Sri Lanka.

(EL PAIS DE MADRID)







El tiempo


  • Otras Noticias...