Cuatro personas fueron detenidas en el marco de un hermético operativo antidrogas en el Cerro

UUn operativo antidrogas realizado durante la mañana de ayer, motivó un allanamiento en una vivienda de la zona del Cerro. El operativo estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Narcóticos en su base operativa para Salto, y las actuaciones estuvieron a cargo por un grupo de policías que pertenecen a la Brigada Departamental que está a cargo de la Jefatura de Policía. Dicho operativo estuvo rodeado de un hermético silencio en cuanto a detalles y resultados.
De todas formas, tras el procedimiento, EL PUEBLO pudo saber que cuatro personas resultaron detenidas ya que se les habría logrado incautar drogas. Hoy, proseguirán las actuaciones pero a nivel judicial con la finalidad de relacionar lo incautado a los detenidos y determinar responsabilidades penales en relación a este caso.
VARIOS POLICÍAS A PIE
Un grupo de unos seis policías, todos vestidos de particular, pero con garrotes y armas a simple vista, llegaron corriendo por la calle Osimani a la altura del 800 y tras recostarse sobre la acera sorprendieron al dueño de casa que estaba en ese momento en el frente de su vivienda, lo esposaron y se metieron todos para adentro de la finca, cerrando la puerta y evitando saber a quien transitaba por allí, que algo estaba ocurriendo.
Efectivamente, en el interior de la vivienda se estaba llevando adelante una inspección ocular. La televisión estaba encendida y los funcionarios, como en todo allanamiento, revolvían cuánto encontraban, mientras el perro del dueño de la casa ladraba sin cesar desde el fondo de la finca.
Rato después, uno de los policías acercó la camioneta en la que se traslada este grupo especializado en temas de drogas de la policía local hasta la puerta de la vivienda, y minutos más tarde arribó un oficial que estaba a cargo del operativo. Supervisó el procedimiento y se retiró. Al cabo de unos minutos llegó la misma camioneta pero en ella otro policía, con un chaleco identificatorio y un arma a la vista.
El mismo policía bajó del móvil con un perro entrenado para oler drogas, el que recorrió toda la casa y luego fue retirado. Los funcionarios permanecieron durante unas dos horas en el lugar y después de un tiempo, abrieron las puertas y las ventanas de la casa. Es que algo que siempre ocurre en los allanamientos, es que los mismos se hacen a vista de la gente, para garantía de los investigados. En el barrio solo algunos vecinos del lugar supieron lo que estaba pasando. El resto de la cuadra no se enteró.
Según pudo saber EL PUEBLO, luego de llevar adelante estos procedimientos la Brigada Nacional Antidrogas, pudo detener a cuatro personas que estarían involucradas con el tráfico de estupefacientes en esa zona de la ciudad. Además, los funcionarios que actuaron en esa oportunidad habrían podido incautar drogas que comprometerían a los detenidos, según dijeron a EL PUEBLO, fuentes policiales.
Los informantes señalaron que en la presente jornada serán remitidos a la Justicia donde continuarán con las actuaciones referente a este tema, y se determinarán eventuales responsabilidades.

Un operativo antidrogas realizado durante la mañana de ayer, motivó un allanamiento en una vivienda de la zona del Cerro. El operativo estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Narcóticos en su base operativa para Salto, y las actuaciones estuvieron a cargo por un grupo de policías que pertenecen a la Brigada Departamental que está a cargo de la Jefatura de Policía. Dicho operativo estuvo rodeado de un hermético silencio en cuanto a detalles y resultados.

De todas formas, tras el procedimiento, EL PUEBLO pudo saber que cuatro personas resultaron detenidas ya que se les habría logrado incautar drogas. Hoy, proseguirán las actuaciones pero a nivel judicial con la finalidad de relacionar lo incautado a los detenidos y determinar responsabilidades penales en relación a este caso.

VARIOS POLICÍAS A PIE

Un grupo de unos seis policías, todos vestidos de particular, pero con garrotes y armas a simple vista, llegaron corriendo por la calle Osimani a la altura del 800 y tras recostarse sobre la acera sorprendieron al dueño de casa que estaba en ese momento en el frente de su vivienda, lo esposaron y se metieron todos para adentro de la finca, cerrando la puerta y evitando saber a quien transitaba por allí, que algo estaba ocurriendo.

Efectivamente, en el interior de la vivienda se estaba llevando adelante una inspección ocular. La televisión estaba encendida y los funcionarios, como en todo allanamiento, revolvían cuánto encontraban, mientras el perro del dueño de la casa ladraba sin cesar desde el fondo de la finca.

Rato después, uno de los policías acercó la camioneta en la que se traslada este grupo especializado en temas de drogas de la policía local hasta la puerta de la vivienda, y minutos más tarde arribó un oficial que estaba a cargo del operativo. Supervisó el procedimiento y se retiró. Al cabo de unos minutos llegó la misma camioneta pero en ella otro policía, con un chaleco identificatorio y un arma a la vista.

El mismo policía bajó del móvil con un perro entrenado para oler drogas, el que recorrió toda la casa y luego fue retirado. Los funcionarios permanecieron durante unas dos horas en el lugar y después de un tiempo, abrieron las puertas y las ventanas de la casa. Es que algo que siempre ocurre en los allanamientos, es que los mismos se hacen a vista de la gente, para garantía de los investigados. En el barrio solo algunos vecinos del lugar supieron lo que estaba pasando. El resto de la cuadra no se enteró.

Según pudo saber EL PUEBLO, luego de llevar adelante estos procedimientos la Brigada Nacional Antidrogas, pudo detener a cuatro personas que estarían involucradas con el tráfico de estupefacientes en esa zona de la ciudad. Además, los funcionarios que actuaron en esa oportunidad habrían podido incautar drogas que comprometerían a los detenidos, según dijeron a EL PUEBLO, fuentes policiales.

Los informantes señalaron que en la presente jornada serán remitidos a la Justicia donde continuarán con las actuaciones referente a este tema, y se determinarán eventuales responsabilidades.