El pasaje a la final está a tan solo 90 minutos de fútbol

na tarde fría en el sur del país. Un escenario pequeño como lo es este Parque Municipal en San Jacinto, sirvió para jugar el encuentro entre Ideal (Canelones) y Ferro Carril (Salto). Un recibimiento casi espectacular para el locatario ya hacía divisar lo que vendría minutos más tarde.
Había expectativa dentro del núcleo de salteños que en un número más que interesante, se trasladó a Canelones aprovechando el “feriado” del fútbol en Salto.
LARGARON.
Movió el equipo locatario y comenzó la “primera parte” de una de las semifinales. Los minutos iniciales fueron de estudio mutuo. El estado del piso de la cancha no posibilitaba un buen desplazamiento del balón. El fútbol se desarrollaba en el medio campo sin llegada a los arcos. Buen desempeño de Marcelo Menoni tratando de conectarse con los delanteros. Cuando pudo y en 12 minutos un pase a Vera y este junto a Patritti entraron al área y obligaron a una notable atajada del arquero local. El Ideal tenía más el balón, pero mostró escasa creatividad y no molestaba a Diego Burgos.
IDEAL CON UNO MENOS.
A los 25 minutos de este primer tiempo hubo una situación que en parte cambió el trámite del encuentro. El equipo local se quedó en inferioridad numérica por expulsión (doble amarilla) de Edison Bentancourt. Esa “roja” como que motivó al equipo salteño y de ahí en más se hizo cargo del trámite del partido. Tuvo la pelota, tuvo un par de situaciones claras para abrir el marcador, pero no tuvo claridad en los 20 metros finales en el área rival con más de un error en las definiciones. Con ese panorama y con el equipo locatario que quería pero no sabía cómo hacerlo ya que en 45 minutos de fútbol no logró hilvanar una sola situación de gol, se cerró la primera parte de un interesante encuentro sin goles que en parte era “negocio” para el Ferro Carril salteño.
SEGUNDO TIEMPO.
En marcha el segundo tiempo sin cambios en los dos equipos. Por lógica el dueño de casa salió a jugársela ya que por ser local, necesitaba los puntos. Adelantó gente en la cancha y Ferro tuvo que cuidarse en defensa ya que el local comenzó a llegar sobre la valla de Burgos. Ferro Carril ya no tenía en media cancha la solidez del primer tiempo. Aparecieron los cambios en ambos equipos. Hay movimiento de piezas dentro del terreno. Pero llegadas claras con destino de gol, ninguna, y el reloj comenzó a jugar en contra del locatario que, no olvidemos, jugó desde los 25 minutos de la primera parte con 10 jugadores. La parte física fue fundamental en estos casos.
Pero por más que Ideal tenía más la pelota, Ferro Carril no resignó el aspecto ofensivo y recién pasada la media hora (75 minutos de fútbol) logró retomar el control del encuentro y se fue en busca del gol que no se dio, por buen trabajo de la defensa local o un par de intervenciones del arquero Diego Clerici. Dos “malas” para Ferro Carril, la expulsión de Fiordelmondo y la lesión de Malinosky que jugó los últimos minutos poco menos que en una pierna. Se buscó ganar, se quiso pero no se pudo y al final se bajó la cortina de los primeros 90 minutos de esta semifinal, sin goles.
BUEN NEGOCIO.
Empate sin goles jugando de visitante, resultado que es un muy buen negocio de Ferro Carril con miras a la revancha que se jugará el próximo sábado en nuestro medio. Ideal se mostró como un equipo rústico y con pocas ideas.
Una tarde fría en el sur del país. Un escenario pequeño como lo es este Parque Municipal en San Jacinto, sirvió para jugar el encuentro entre Ideal (Canelones) y Ferro Carril (Salto). Un recibimiento casi espectacular para el locatario ya hacía divisar lo que vendría minutos más tarde.29 7 12 016
Había expectativa dentro del núcleo de salteños que en un número más que interesante, se trasladó a Canelones aprovechando el “feriado” del fútbol en Salto.
LARGARON.
Movió el equipo locatario y comenzó la “primera parte” de una de las semifinales. Los minutos iniciales fueron de estudio mutuo. El estado del piso de la cancha no posibilitaba un buen desplazamiento del balón. El fútbol se desarrollaba en el medio campo sin llegada a los arcos. Buen desempeño de Marcelo Menoni tratando de conectarse con los delanteros. Cuando pudo y en 12 minutos un pase a Vera y este junto a Patritti entraron al área y obligaron a una notable atajada del arquero local. El Ideal tenía más el balón, pero mostró escasa creatividad y no molestaba a Diego Burgos.
IDEAL CON UNO MENOS.
A los 25 minutos de este primer tiempo hubo una situación que en parte cambió el trámite del encuentro. El equipo local se quedó en inferioridad numérica por expulsión (doble amarilla) de Edison Bentancourt. Esa “roja” como que motivó al equipo salteño y de ahí en más se hizo cargo del trámite del partido. Tuvo la pelota, tuvo un par de situaciones claras para abrir el marcador, pero no tuvo claridad en los 20 metros finales en el área rival con más de un error en las definiciones. Con ese panorama y con el equipo locatario que quería pero no sabía cómo hacerlo ya que en 45 minutos de fútbol no logró hilvanar una sola situación de gol, se cerró la primera parte de un interesante encuentro sin goles que en parte era “negocio” para el Ferro Carril salteño.
SEGUNDO TIEMPO.
En marcha el segundo tiempo sin cambios en los dos equipos. Por lógica el dueño de casa salió a jugársela ya que por ser local, necesitaba los puntos. Adelantó gente en la cancha y Ferro tuvo que cuidarse en defensa ya que el local comenzó a llegar sobre la valla de Burgos. Ferro Carril ya no tenía en media cancha la solidez del primer tiempo. Aparecieron los cambios en ambos equipos. Hay movimiento de piezas dentro del terreno. Pero llegadas claras con destino de gol, ninguna, y el reloj comenzó a jugar en contra del locatario que, no olvidemos, jugó desde los 25 minutos de la primera parte con 10 jugadores. La parte física fue fundamental en estos casos.
Pero por más que Ideal tenía más la pelota, Ferro Carril no resignó el aspecto ofensivo y recién pasada la media hora (75 minutos de fútbol) logró retomar el control del encuentro y se fue en busca del gol que no se dio, por buen trabajo de la defensa local o un par de intervenciones del arquero Diego Clerici. Dos “malas” para Ferro Carril, la expulsión de Fiordelmondo y la lesión de Malinosky que jugó los últimos minutos poco menos que en una pierna. Se buscó ganar, se quiso pero no se pudo y al final se bajó la cortina de los primeros 90 minutos de esta semifinal, sin goles.
BUEN NEGOCIO.
Empate sin goles jugando de visitante, resultado que es un muy buen negocio de Ferro Carril con miras a la revancha que se jugará el próximo sábado en nuestro medio. Ideal se mostró como un equipo rústico y con pocas ideas.






El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...