El placer del hincha

Para quienes han transformado a Salto Nuevo en un sentimiento por siempre, no es fácil llegar al Dickinson. La unidad del servicio de ómnibus, “a veces duran una eternidad en pasar por el barrio y hay que tomarlo como una hora antes”, admitieron a EL PUEBLO en la mismísima Tribuna España. Pero el hincha de Salto Nuevo, prolongará el placer de ir a la cancha y entonar el himno de fe, en pro de la causa albiverde. La “22” en tanto, con los instrumentos de percusión y el canto permanente. La entusiasta adhesión hacia el equipo de Federico Suárez. No fue suficiente: al equipo le costó remar. Para la próxima fecha, no faltarán algunos de los que no jugaron por suspensión automática (acumulación de amarilla): Facundo González y Cristian Madruga. En la próxima fecha, el duelo de barrio: con Ceibal. Un partido con todas las motivaciones. Ceibal es local. Pregunta: ¿en el Parque Rufino Araújo o en el Parque Dickinson, por un tema básico de seguridad? Esta noche en el Consejo Superior, una manera de resolver la encrucijada. En tanto, ¿cuántos hinchas de Progreso pagaron la entrada?: 99. De cara al sol. Allá en la Tribuna del este. La banda de Ruben Bidondo necesitaba volver a creer. Parece volver a creer.