El Plan Agropecuario realiza recomendaciones para el manejo del rodeo frente a la baja ciclicidad en algunas zonas

Nos encontramos en pleno servicio y de acuerdo a algunas observaciones en algunas zonas del país, se identifican altos porcentajes de vientres que no ciclan, sobre esta situación y las mediadas para revertirla, el Ing. Esteban Montes, del Plan Agropecuario realiza algunas recomendaciones.

“La situación actual de los rodeos de cría está arrojando algunos datos que no son los más esperados por algunos diagnósticos de actividad ovárica que están dando porcentajes de anestros bastante mayores a los que se pueden esperar”, indicó Montes y explicó que se pueden ver vientres que están en relativa buena condición corporal y sin embargo cuando se hacen los diagnósticos; es decir que se mira adentro del animal, están habiendo datos que no son los más alentadores.
Indicó que a su vez haz otras zonas como en el Este, donde los productores están tomando decisiones drásticas, porque ven que la situación está más complicada, por ejemplo destetes precoces y otro tipo de medidas. Screenshot_20200209-194043
“Esto nos muestra que tenemos que estar más alerta porque lo que estamos viendo, no está reflejándose internamente en los vientres, por lo tanto nos obliga a obtener información que sea más objetiva e indique qué es lo que está pasando a nivel del aparato reproductivo de los vientres”.
Esa información ayudará “a evitarnos sorpresas en un futuro cuando se retiren los toros y hagamos los diagnósticos de gestación final”.
De esta manera el técnico del Plan Agropecuario recomienda obtener información para poder tomar medidas y sobre todo mantener las preñeces dentro de los períodos recomendados y no se seguir postergando el entore, ya que se están viendo vientres que no se preñaron.
El profesional recomendó realizar un diagnóstico de actividad ovárica para tener un monitoreo del rodeo más interno y más objetivo y de esa forma, tomar medidas en fecha, para poder actuar y mejorar los porcentajes de procreo fundamentalmente en fecha; de que esas preñeces se mantengan dentro de un período razonable, “si bien ya estamos bastante tarde dentro de un período de entore, pero por lo menos, esa medida va a ayudar a no prolongarnos más en el tiempo”.
Montes indicó que luego, a partir del monitoreo de actividad ovárica, el productor podrá decidir junto a su técnico, cuáles son las medidas que se pueden llegar a tomar en cada uno de los casos.

FLUSHING O DESTETE PRECOZ
Asimismo explicó que en el caso de los animales que están en anestro profundo, se puede hacer un flushing o destete precoz, dependiendo de las condiciones que tenga cada uno en su caso particular y de la confianza que tenga el productor, ya sea porque ya lo ha hecho otras veces, “pero cualquiera de las dos medidas puede ser oportuna para ayudar a que los vientres puedan responder en estos momentos y poder obtener resultados positivos en el próximo tacto”. Screenshot_20200209-193835
Por otra parte manifestó que cuando se hace un destete precoz, si se hace rápidamente, los vientres al poco tiempo ya están mostrando celo, en un flushing puede llegar a demorar un poquito más, pero cualquier medida que se pueda tomar ahora, por más rápido que se la tome, va a implicar que los vientres se van a empezar a mover sobre mediados de febrero.

LOS PRECIOS SON MOTIVADORES
Montes destacó que la situación actual de precios que se está dando con los terneros y las vacas preñadas está motivando a que los productores puedan obtener mejores índices de preñez.
Subrayó que la idea es que las medidas mencionadas se puedan tomar ahora, para mantener la preñez dentro de un rango razonable de parición, ya que “las pariciones tardías son un problema para adelante y más teniendo en cuenta si son vientres de primer entore.
Mencionó que un vientre que va a parir por primera vez, si lo hace tarde, después recuperar eso en el correr de los años es muy difícil.

BAJO COSTO
Resaltó que las mencionadas, son medidas que implican bajo costo, “estamos hablando de un flushing en el entorno de 10 a 15 dolares por cabeza, un destete precoz implica más costo; 60 o 70 dólares dependiendo de la zona, pero van a redundar en mayor cantidad de terneros y eso en mayores ingresos para los productores”.

CUIDADOS
Por otra parte explicó que la primera cría tiene que llegar ciclando al momento de iniciar el entore, por eso hoy tenemos que tratar de no descuidar esa categoría. Para ello dijo que “podemos seleccionar los animales que estén en inferiores condiciones, para darle un tratamiento diferencial para que lleguen al próximo entore ciclando que es lo que se propone para empezar con el ciclo de cría razonablemente en fecha y no atrasado que va a traer consecuencias en el largo plazo”.
Montes se refirió a la categoría de vaquillonas de 1 a 2 años, que cumplieron un año en la primavera pasada y hoy tendrían que estar pesando en el entorno de 220-230 o más kilos, esos pesos tienen que ser los mínimos, pensando que a fines de mayo tendrían que estar pesando por encima de 250 y si bien en invierno van a perder algo de peso (no tiene que ser un pérdida muy excesiva), el desarrollo ya lo hicieron, después se recuperan en la primavera y van a llegar ciclando sin problemas.