El presidente de la ARU advirtió que crece el desempleo y no son claras las señales de mejora en el corto plazo

En su discurso en el cierre de la 113ª edición de la Expo Prado el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Pablo Zerbino dijo que el país es uno en las buenas y sigue siendo uno en las malas, “con todos sus habitantes integrados en el esfuerzo diario para llevar a nuestras mesas el pan, la leche, el queso, las harinas, las carnes, el huevo, las verduras, los vinos, la fruta, la miel y todo lo que compone el alimento generado con el trabajo y el esfuerzo de la familia rural puesto en alimentar al país y el desafío de acceder a la mayor cantidad de mesas familiares fuera de fronteras”.
“Debemos tener conciencia de que el Uruguay es, ha sido y seguirá siendo un país exportador de bienes y servicios, el agro entre ellos, por más que muchos no lo entiendan o no lo quieran entender”.
Zerbino recordó como en otras ocasiones que cada peso invertido en el agro se multiplica por 6,22 pesos en beneficio de la población.
El presidente de la ARU destacó que este año hubo importantes actividades en el sector; el Congreso Mundial Merino Australiano, el Congreso Internacional de Merino Dohne, Congreso Latinoamericano de Apicultura y en el mes de marzo próximo la Soc. Criadores de Aberdeen Angus realizará el 19ª Secretariado Internacional de la Raza.
Al hacer el balance de los dos años transcurridos de esta Junta Directiva que le han honrado presidir, reconoció una gestión con balance deficitario, no en lo económico, sí en el aspecto político, “político, apartidario como siempre lo destacamos y es fácil comprobar a lo largo de los 147 años de vida de nuestra Institución”.
Zerbino afirmó que durante los últimos 24 meses han tenido reuniones con los principales referentes del Poder Ejecutivo, “y el sector está nervioso, preocupado, con números que no cierran y empresas que sí cierran”, advirtió que crece el desempleo y no son para nada claras las señales de mejora en el corto plazo”.
“Hemos procurado mantener el diálogo con el PE aportando la visión y el sentir del sector agropecuario ante las crecientes dificultades que soportamos a la hora de producir, este diálogo fue entrecortado hasta enero del 2018, cuando los reclamos de las gremiales del agro hicieron carne en todo el sector productivo y se formalizó en la multitudinaria Asamblea de los Autoconvocados, el 23 de enero en Durazno”.
Agregó que el gobierno sintió el impacto y procuró aplacar rápidamente los efectos de la movilización con medidas y exoneraciones impositivas tan parciales y acotadas que no surtieron el efecto deseado.
“Se instrumentaron por parte del Poder Ejecutivo mesas de trabajo a las que fuimos convocadas las seis gremiales más representativas del agro, ACA ANPL ARU CAF CNFR y FR, a las que sumamos la participación del movimiento Un Solo Uruguay.
En las mesas de trabajo, más bien mesas políticas, faltaron aportes técnicos para formalizar soluciones y le faltó voluntad o recursos al PE para dar respuesta a los reclamos de las gremiales”. El presidente reconoció la voluntad de diálogo del Poder Ejecutivo, “con nutrida presencia de los representantes de las secretarías de estado más vinculadas al sector productivo.
Manifestamos nuestra preocupación por no saber trasmitir las dificultades que sufre el sector y captar la atención de quienes deben crear las políticas públicas que generen la competitividad que optimice la producción nacional”.
Por otra parte indicó que la falta de competitividad es la causa de la carestía para vivir y producir en Uruguay y también la causa de la emigración.
“El sector agropecuario ha sido uno de los pilares para el desarrollo del Uruguay pero la realidad nos muestra que año a año es más difícil seguir apuntalando el crecimiento del país”.
Entre los rubros más afectados mencionó la lechería cuya situación “es caótica, donde la remisión a planta no es el problema, sino los precios recibidos por los productores, y un largo y desgastante enfrentamiento industria- sindicatos”.
También la producción citrícola, vive una realidad muy complicada. El número de productores cae año a año. La producción continúa un proceso de especialización y aumento de escala, actualmente 4 empresas producen el 60% del total del país.
El rubro ovino es otro con grandes dificultades, a pesar de eso y de una constante caída de existencias, las producciones de carne ovina y lana crecieron en los dos últimos años, resaltó.
La calidad del producto posicionó a Uruguay como uno de los 11 principales exportadores de carne ovina del mundo y el primero en la región y luego de 17 años de negociaciones, en noviembre de 2017 partió el primer embarque de carne ovina con hueso a Estados Unidos.
Zerbino indicó que el país ha perdido 50.000 puestos de trabajo en los últimos 3 años, se pierden 40 empleos por día y 10 empresas por mes entran en concurso de acreedores.
“La situación del país está difícil, en un año hasta con el clima en contra, valga esta magnífica Exposición como un ejemplo de la fe en el trabajo y la confianza de que la recuperación está en nuestras manos y no la obtendremos ni fácil ni cómodamente”, enfatizó.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...