El presidente José Mujica dijo que “no existe información” que determine la peligrosidad de los exreclusos

El presidente dijo que nunca dudó de que los exreclusos se estaban “comiendo un fenomenal garrón”.
El presidente José Mujica manifestó que según documentos proporcionados por el gobierno de Estados Unidos, no existe información que determine que los exreclusos de Guantánamo que llegaron a Uruguay sean peligrosos. “Yo nunca dudé, por sentido común, que esta gente se estaba comiendo un fenomenal garrón”, dijo el presidente en conferencia de prensa. «Le estamos diciendo al mundo: el que quiera venir, que venga porque somos un país abierto», afirmó el mandatario.
Mujica también calificó de “indignante” la forma en que fueron trasladados los reclusos desde la cárcel de Guantánamo hasta Uruguay. Los expresos tenían grilletes y capuchas que se le sacaron en cuanto pisaron suelo uruguayo.
El mandatario también ironizó sobre las manifestaciones contrarias a la recepción de los exreclusos en el Uruguay: «Ay, ¿qué nos puede pasar?», apuntó Mujica.
El ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, comparó la amnistía a los presos políticos, ocurrida a finales de la dictadura militar, con la situación de los exreclusos de Guantánamo.
«Cuando nosotros salimos teníamos a nuestra familia, amigos y sabíamos el idioma. Esta gente no», dijo Huidobro. «Uruguay existe en el mundo no solo por la mordida de Suárez», dijo el presidente Mujica al terminar la conferencia.
n

El presidente dijo que nunca dudó de que los exreclusos se estaban “comiendo un fenomenal garrón”.

El presidente José Mujica manifestó que según documentos proporcionados por el gobierno de Estados Unidos, no existe información que determine que los exreclusos de Guantánamo que llegaron a Uruguay sean peligrosos. “Yo nunca dudé, por sentido común, que esta gente se estaba comiendo un fenomenal garrón”, dijo el presidente en conferencia de prensa. «Le estamos diciendo al mundo: el que quiera venir, que venga porque somos un país abierto», afirmó el mandatario.

Mujica también calificó de “indignante” la forma en que fueron trasladados los reclusos desde la cárcel de Guantánamo hasta Uruguay. Los expresos tenían grilletes y capuchas que se le sacaron en cuanto pisaron suelo uruguayo.

El mandatario también ironizó sobre las manifestaciones contrarias a la recepción de los exreclusos en el Uruguay: «Ay, ¿qué nos puede pasar?», apuntó Mujica.

El ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, comparó la amnistía a los presos políticos, ocurrida a finales de la dictadura militar, con la situación de los exreclusos de Guantánamo.

«Cuando nosotros salimos teníamos a nuestra familia, amigos y sabíamos el idioma. Esta gente no», dijo Huidobro. «Uruguay existe en el mundo no solo por la mordida de Suárez», dijo el presidente Mujica al terminar la conferencia.

El documento que prueba la inocencia de los ex-presos

Fue emitido por el Departamento de Estado de Estados Unidos y señala que no hay información que asegure que los detenidos participaron de actos terroristas.

Durante la conferencia de prensa que realizó el presidente José Mujica para hablar sobre la situación de los ex-presos de Guantánamo que llegaron a Uruguay en calidad de refugiados, el mandatario dio a conocer un documento que envió el Departamento de Estado de Estados Unidos a través de un delegado que visitó Uruguay.

En el mismo se establece que los ex-presos no participaron en actos terroristas. “No existe información que demuestre que los individuos estuvieron involucrados en actos terroristas contra Estados Unidos o sus aliados”, afirma la documentación.

El documento fue emitido por el Departamento de Estado de Estados Unidos con fecha 2 de diciembre de 2014 y tienen la firma de Clifford M. Sloan, el funcionario designado por el presidente Barack Obama para gestionar el cierre de la cárcel de máxima seguridad ubicada en Cuba.

Carta firmada por los seis ex-presos de Guantánamo

En una carta firmada por los seis y que fue entregada a la prensa en la conferencia, los refugiados sostienen que les gustaría “ayudar en la construcción del país como una forma de agradecimiento a su gente”.

“Antes de viajar de Guantánamo a Uruguay nuestro sentimiento era de tristeza, ya que deseábamos retornar a  nuestros países de origen y reencontrarnos con nuestras familias. Cuando llegamos a Uruguay y vimos cómo nos recibieron, ese sentimiento empezó a cambiar. Ahora sentimos que nos encontramos en casa y con nuestras familias” dicen en la carta que fue escrita en árabe a mano y traducida al español.

De todos modos, Mujica volvió a rectificar que los seis son libres de irse de Uruguay cuando lo deseen.“Si quieren trabajar acá que trabajen acá, que traigan a sus hijos, que se hagan grandes, y si quieren que se vayan. No somos carceleros de nadie”, manifestó