El riego nos permite acceder en forma diferenciada a los mejores mercados del mundo, dijo Aguerre

El Ing. Agr. Tabaré Aguerre, Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, participó el jueves de una jornada de riego organiza por INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) y Monteclaro.
En la ocasión el ministro indicó que participó de la jornada como ministro, como productor y como apasionado del riego. En este sentido agradeció a los productores que han hecho posible con su iniciativa y con su búsqueda de caminos generar los lugares, las inquietudes y las propuestas que son las que tiene que responder la investigación y de la misma firma, agradeció al INIA por haber organizado esta actividad.
Aguerre ratificó su visión respecto al agua, “el agua es lo que le va a poner el segundo piso a la producción de este país. Este país que no se puede regar totalmente, pero tiene unos cuantos millones de hectáreas que se pueden regar y tiene unos cuantos miles de millones de metros cúbicos de agua que se transforman de agua dulce a agua salada en el Oceáno Atlántico”, Aguerre afirmó que “la riqueza del Uruguay es transformar eso en un producto vendible”, en este sentido señaló que cuando vendemos soja, maíz, arroz, u otro producto, en realidad vendemos agua envasada.
“Ayer (por el miércoles) recibí un inversor importante de Arabia Saudita en el negocio del petróleo que escuchó declaraciones que hice en Alemania días atrás cuando dije que el petróleo del Uruguay de  los próximos 50 años iba a ser el agua, y en el planeta de 9 o 10 mil millones de habitantes, va a haber primero problemas de agua dulce, antes que problemas de falta de petróleo”.
“Transformar el agua en alimento, es la forma de vender el agua, y manejar el agua, mantener su calidad y sobre todo conservar los suelos que son necesarios para transformar el agua en un producto vendible, son de las primeras prioridades de nuestras políticas públicas”.
El ministro indicó que producir un kilo de carne lleva 15.000 litros de agua, producir un kilo de arroz, lleva  1.500 litros y producir un kilo de maíz lleva 800 litros, “esas son las eficiencias, el Uruguay tiene el recurso que permite transformar nuestra agricultura en una palanca para el desarrollo nacional”.
El riego es un instrumento que nos da productividad, competitividad, nos agrega a la sustentabilidad, que nos agrega la diversificación de productos, que nos permite  tener niveles de calidad equilibrados y  nos permite acceder en forma diferenciada a los mejores mercados del mundo”, expresó.

El Ing. Agr. Tabaré Aguerre, Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, participó el jueves de una jornada de riego organiza por INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) y Monteclaro.

En la ocasión el ministro indicó que participó de la jornada como ministro, como productor y como apasionado del riego. En este sentido agradeció a los productores que han hecho posible con su iniciativa y con su búsqueda de caminos generar los lugares, las inquietudes y las propuestas que son las que tiene que responder la investigación y de la misma firma, agradeció al INIA por haber organizado esta actividad.

Aguerre ratificó su visión respecto al agua, “el agua es lo que le va a poner el segundo piso a la producción de este país. Este país que no se puede regar totalmente, pero tiene unos cuantos millones de hectáreas que se pueden regar y tiene unos cuantos miles de millones de metros cúbicos de agua que se transforman de agua dulce a agua salada en el Oceáno Atlántico”, Aguerre afirmó que “la riqueza del Uruguay es transformar eso en un producto vendible”, en este sentido señaló que cuando vendemos soja, maíz, arroz, u otro producto, en realidad vendemos agua envasada.

“Ayer (por el miércoles) recibí un inversor importante de Arabia Saudita en el negocio del petróleo que escuchó declaraciones que hice en Alemania días atrás cuando dije que el petróleo del Uruguay de  los próximos 50 años iba a ser el agua, y en el planeta de 9 o 10 mil millones de habitantes, va a haber primero problemas de agua dulce, antes que problemas de falta de petróleo”.

“Transformar el agua en alimento, es la forma de vender el agua, y manejar el agua, mantener su calidad y sobre todo conservar los suelos que son necesarios para transformar el agua en un producto vendible, son de las primeras prioridades de nuestras políticas públicas”.

El ministro indicó que producir un kilo de carne lleva 15.000 litros de agua, producir un kilo de arroz, lleva  1.500 litros y producir un kilo de maíz lleva 800 litros, “esas son las eficiencias, el Uruguay tiene el recurso que permite transformar nuestra agricultura en una palanca para el desarrollo nacional”.

El riego es un instrumento que nos da productividad, competitividad, nos agrega a la sustentabilidad, que nos agrega la diversificación de productos, que nos permite  tener niveles de calidad equilibrados y  nos permite acceder en forma diferenciada a los mejores mercados del mundo”, expresó.