- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“El rumbo de Salto es incierto, no hay certeza, no hay buenas noticias, no hay planes de desarrollo para el departamento”

Entrevista a José María Aguirre

José María Aguirre es el líder de la Agrupación “Nuevas Banderas”, Lista 100. Luego de un tiempo de reflexión que se autoimpuso tras la última campaña electoral que determinó la salida del gobierno departamental del Partido Colorado (PC), hoy le cuenta a EL PUEBLO que ha retomado la actividad política explorando la formación de un sector alternativo a lo que es la mayoría de su fuerza política.

- ¿Por qué ahora es tiempo de hablar de política?
– Una vez que terminamos nuestra actividad como integrantes del gobierno del PC junto a Germán Coutinho, tuvimos que reacomodar lo que es nuestra vida personal y familiar, hasta social diríamos.

Perfil de José María Aguirre Divorciado. Tiene 4 hijos y 8 nietos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser ingeniero agrónomo. Es hincha de Ferro y de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Terminar sociología.  ¿Una comida? Milanesas con ensalada.  ¿Un libro? “El profeta” de Khalil Gibran.  ¿Una película? Mujer Bonita.  ¿Un hobby? Caminar.  ¿Qué música escucha? Rock, sobre todo argentino. ¿Qué le gusta de la gente? La franqueza.  ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía. [1]

Perfil de José María Aguirre
Divorciado. Tiene 4 hijos y 8 nietos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser ingeniero agrónomo. Es hincha de Ferro y de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Terminar sociología.
¿Una comida? Milanesas con ensalada.
¿Un libro? “El profeta” de Khalil Gibran.
¿Una película? Mujer Bonita.
¿Un hobby? Caminar.
¿Qué música escucha? Rock, sobre todo argentino. ¿Qué le gusta de la gente? La franqueza.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Eso me llevó un tiempo, así como también analizar qué íbamos a hacer en política, porque nos dimos cuenta que también la política tiene sus costos en lo que tiene que ver en sus aspectos familiares, sociales, las amistades de toda la vida que uno a veces por falta de tiempo no sigue cultivando. Así que en este tiempo que nos tomamos estuvimos sopesando todo esto.
A la par que hacíamos esto, surgía el requerimiento del orden político de aquellos dirigentes y correligionarios que nos sugerían volver a la política. Tuvimos un tiempo de reflexión, entendimos que el esfuerzo vale la pena y entrar de lleno en la actividad política. El PC en Salto requiere de todos nosotros. No queremos quedarnos como espectadores con el único objetivo de señalar con el dedo aquello que está bien y lo que está mal, por lo tanto hoy hemos decidido volver a la actividad política.

- Públicamente circuló la versión que durante ese tiempo de reflexión se lo vio cerca de Edgardo Novick, ¿en algún momento pensó en irse del Partido Colorado?

– Nunca tuvimos dudas en cuanto a lo que significa el PC. Es más, en lo personal somos un agradecido del PC por las oportunidades que nos dio a través de nuestra actividad política de ocupar cargos de responsabilidad.
Cuando Novick aparece en la actividad política, nos llama por teléfono para avisarnos que venía a Salto, que quería conocernos porque tenía algunas referencias y quería charlar de los temas del departamento y del país. En ese contexto es que participamos de una reunión en el Hotel Salto junto con otros dirigentes de otros partidos y después participamos de una velada social donde nos invitó el dueño de casa, donde obviamente estaba presente Novick.
Esas son las dos únicas actividades que participamos junto a Novick, lo que nunca significó un compromiso político concreto.
Tengo claro que en política los políticos tenemos que hablar, más allá que seamos de distintos partidos porque justamente lo que hoy está faltando al sistema político es diálogo.
Entonces, en ese marco fue que tuvimos esa charla en esa primera visita que vino él por primera vez, y quedó solo en eso.
Mantenemos un buen relacionamiento con quienes de alguna manera dieron el puntapié inicial en Salto para que se instalara el Partido de la Gente.

- Fue electo edil por la Lista 1, terminó el período como Director de Tránsito de la comuna y como uno de los candidatos a la diputación por Vamos Salto, ¿dónde está hoy políticamente?

– Es verdad, fui electo edil en dos oportunidades por la Lista 1, la Departamental José Batlle y Ordóñez, luego asumimos un cargo de responsabilidad como Director de Tránsito no en representación de la Lista 1 sino como edil independiente del PC. En las últimas elecciones hicimos un acuerdo político con quien era en ese momento el candidato a vicepresidente, Germán Coutinho, y acompañamos el Senado de Vamos Uruguay como candidato a diputado, sin que eso significara nuestro ingreso a Vamos Salto o a Vamos Uruguay. Siempre nos mantuvimos con independencia, y hoy políticamente estamos trabajando en un espacio diferente, alternativo a lo que es la expresión política mayoritaria dentro del PC que está bajo el liderazgo de Germán Coutinho.

- ¿Buscan una alternativa a la candidatura a la intendencia de Coutinho?

– Creemos que a Salto le llegó la hora de recorrer un camino político basado en la seriedad y en la responsabilidad, y en eso nos hemos propuesto realizar el trabajo político de aquí en más, y eso evidentemente significa un espacio alternativo y diferente a lo que es la mayoría dentro del PC hoy.

- ¿Con quién se identifica a nivel nacional?

– En lo personal tenemos un buen relacionamiento político con el diputado Tabaré Viera, estamos ahí, coordinando algunas actividades políticas. Viera aparece como un precandidato a la presidencia de la República que oficialmente aún no ha sido proclamado, pero hay un espacio político que él lidera, “Espacio Abierto”, que tiene presencia en los 19 departamentos y que tiene su principal capital político en Rivera. Jose Maria Aguirre (2) [2]
Ojalá que el PC tenga muchas opciones, y que haya opciones nuevas que vengan desde afuera de la actividad política activa, más allá que (Ernesto) Talvi, por ejemplo, es alguien vinculado al PC, que ocupó cargos de responsabilidad política y que viene prácticamente de afuera del sistema político porque es un técnico de importante trayectoria. Será bienvenido y que venga a jugar con las reglas de la política.
Entendemos que las candidaturas siempre salen de la gente en democracia y en nuestros partidos políticos. Por lo tanto, lo que hoy venimos haciendo es una recorrida charlando con los dirigentes, observando qué es lo que ellos están viendo respecto al departamento, a nuestro partido y a los posibles candidatos alternativos. Uno viene nutriéndose de todo eso para tomar decisiones.

- Este año será bisagra al año electoral donde se deberán tomar definiciones políticas. ¿Qué plazo puso como límite para tomar esas decisiones, como por ejemplo, tema candidaturas a la intendencia y a la diputación?

– En política no hay plazos, pero sí digo que marzo es un mes interesantísimo como para tomar definiciones políticas. De hecho, en lo personal estamos trabajando en nuestro propio espacio también, la Agrupación “Nuevas Banderas”, charlando con los dirigentes y pensando hacer un encuentro de dirigentes en febrero, a los efectos de ir afinando lo que se ha venido trabajando hasta el momento, la información que tenemos, escuchar las distintas opiniones y sintetizar todo lo que de alguna manera se ha venido charlando en este tiempo.
A esto tenemos que sumar a algunos dirigentes barriales del Partido Nacional con quienes hemos mantenido conversaciones, que sienten y buscan un liderazgo que les dé mayor certeza, muy preocupados por el estado actual del departamento. En ese camino estamos, convencidos que podemos aportarle al PC y a Salto un espacio y un liderazgo de política seria, transparente y pensando en los grandes temas del departamento.

- ¿Cómo observa hoy al departamento de Salto?

– Veo una gestión del intendente Lima absolutamente desprolija y con absoluta falta de transparencia. La gestión de Lima existe únicamente en la selfie. Si el intendente en vez de dedicarle tanto tiempo a sacarse fotos selfie le dedicara tiempo a gobernar, quizás al departamento le podría ir un poquito mejor. Hoy está claro que el intendente Lima no estaba preparado para hacerse cargo del gobierno. Lima es un gran acumulador de poder, un hombre que ha trabajado incansablemente para ocupar los cargos que ha tenido por el voto popular, eso se lo tenemos que reconocer, pero que ha demostrado que no está en condiciones de gobernar un departamento. Fíjese que hoy en Salto la única inversión que trajo este intendente es la que se hizo en la costanera norte en la confluencia con Apolón, una inversión que para Salto es de muy poca monta, donde se hizo una cancha de fútbol 5.
Después la otra gran inversión que en este momento se está ejecutando en el departamento es una obra que fue pensada por el Escribano Malaquina, hablo de la planta de tratamiento de aguas residuales que se está construyendo detrás del Cybarán
Salto no tiene ninguna buena noticia, la improvisación vuelve a ser una forma de gobernar donde la simpatía y la sonrisa es la forma de gobernar.
Si bien creo que hay que gobernar con alegría y simpatía, se debe tener un rumbo, cosas concretas. No se está pensando en los grandes temas del departamento, y eso es lo que la gente está viendo en este momento, donde las opciones que hoy presenta el departamento, de alguna manera, con estilos diferentes, son la cara de una misma moneda.

- Un intendente no tiene por qué saberlas todas, para eso arma un equipo de trabajo que lo ayude a gobernar. ¿Cómo evalúa el trabajo del gabinete del intendente Lima?

– Los resultados saltan a la vista. De alguna manera explican si esos equipos y ese liderazgo que tiene que llevar el intendente y ese proyecto de departamento que tiene que poner en práctica da o no resultado. Lo que está claro, más allá de las personas, más allá de cómo fueron elegidos para ocupar los cargos que tienen, está claro que el rumbo de Salto es incierto, no hay certeza, no hay buenas noticias, no hay planes de desarrollo para el departamento.

- El Partido Colorado estaría electoralmente bien solo en Rivera y en Salto, y en el resto del país prácticamente no existe. ¿Qué le está pasando al Partido Colorado?

– El partido sufrió una sangría permanente desde el año 1989 al 2005, que fue cuando gobierna por primera vez el Frente Amplio, que fue donde los dirigentes no fueron capaces de revertir esa diáspora de colorados, sobre todo hacia el FA, porque el Partido Nacional desde el 84 al 2015 prácticamente vota igual, a no ser pequeñas variaciones para arriba o para abajo. Los dirigentes del PC se transformaron en cúpulas directrices y se alejaron de la gente. Hoy estamos tratando de revertir eso.
Pero Salto ha sido un proceso distinto, al igual que en Rivera, donde sus dirigentes trabajaron con la gente, tomaron decisiones junto con la gente, y esa participación interactiva de los dirigentes hace que se mantenga el vínculo.
Ese partido de cúpulas, de gente de traje y corbata, que ya no tuvo contacto con la gente, lo llevó a tomar decisiones que evidentemente le erraron el cálculo y los resultados son los que tenemos a la vista, hoy tenemos al PC con un 6% de intención de voto.
Nos va a costar muchísimo levantar eso, y de alguna manera siento que hay mucha gente que dio el paso de buscar por primera o hasta dos veces en el FA y que ahora le da por mirar al PC, pero que tal vez aún no ve a aquellos dirigentes que los atraiga o seduzca como para volver a su propia casa.