El senador Heber convocó a los blancos de Salto a “no reprocharse las cosas del pasado y a dar vuelta la página”

El senador Heber convocó a los blancos de Salto a “no reprocharse las cosas del pasado y a dar vuelta la página”

Dejar atrás el enfrentamiento y abrir un nuevo camino en la historia del Partido Nacional en el departamento, ese fue el pedido que formuló el presidente del Directorio del Partido Nacional, el senador Luis Alberto Heber al participar el pasado lunes de la inauguración de la Casa nacionalista en Salto.

El presidente del Partido Nacional dijo que con la venida del directorio nacionalista en pleno, la visita del candidato del sector Todos, Luis Lacalle Pou y hasta del intendente de Artigas, Pablo Caram, que estuvo presente en Salto en la inauguración de la Casa del Partido Nacional “nosotros demostramos que nos importa mucho Salto y para festejar los 179 años de historia decidimos no hacer nada en Montevideo sino venirnos a Salto, porque acá está sucediendo algo que ya advertimos y que lo lean los que son de afuera, el Partido Nacional que lamentablemente no pudo conquistar una banca, va a conquistar todo en las próximas elecciones”.
“Son buenas las casas partidarias, porque eso implica que nos estemos cruzando, y si mañana hay alguno que se fue de boca en la radio o en la pluma, sabe que al otro día va a tener que cruzarse con el compañero si fue objeto de crítica y es bueno que se entrevere el mazo y que nos veamos todos los días. Yo saludo a la dirigencia de Salto que a pesar de haber tenido importantes diferencias, han tenido la madurez de dar vuelta la página, de terminar con los reproches para atrás y mirar para adelante y ya hay un acuerdo político que lo anunció Carlos (Albisu) para citar nuevamente a la Convención para que todas las listas y agrupaciones estén reflejadas en la comisión Departamental y así se hacen las cosas”, afirmó el senador Luis Alberto Heber, presidente del Directorio del Partido Nacional.

LO QUE IMPORTA ES EL PARTIDO
Señaló que hay que trabajar con “generosidad, pensando que nosotros somos pasajeros porque lo más importante es el Partido Nacional, que abre sus puertas a todos los ciudadanos de Salto, sin importar lo que hayan votado en la última elección, ni vamos a mirarles atrás de la oreja a ver qué pelo y marca tienen, sino que por el contrario le vamos a dar la bienvenida al pueblo de Salto para que sean bienvenidos y sean escuchados, para que esta casa, sea la casa del pueblo, y todo el pueblo de Salto sabe que no va a haber portero y que las puertas no van a estar cerradas”.
Heber pidió a los blancos de Salto que “no se reprochen más cosas del pasado, todos tenemos culpas, nadie está libre, pero demos vuelta esa página y que esta casa sea un lugar no solamente de recordación del pasado sino aurora de los tiempos nuevos que vienen de un Partido entero, unido y con las diferencias naturales de opinión que tienen que tener una colectividad política. Nosotros los blancos no somos ovejas, no seguimos el mando y no nos gustan que nos manden, pero sí tenemos que discutir y hablar, intercambiar opinión”, afirmó.
Para el presidente del directorio nacionalista “tener diferencias no es pelea y las tenemos que resolver democráticamente. Habrá alguien que tendrá mayoría en la Comisión Departamental y hay que obedecer a esa mayoría, pero son mayorías que pueden cambiar en función de las razones que se esgriman, pero si es un partido que discute, sabe resolver sus problemas. Porque si no lo hace termina dividiéndose, y si lo hacemos nos comen los de afuera, y nos han comido los de afuera, por lo tanto amigos es tiempo de reflexionar”.
Heber afirmó que “comienza un nuevo tiempo del Partido Nacional en Salto, acá estamos todos y para nosotros es clave que el Partido Nacional de vuelta la página para poder escribir páginas de unión y concordia para poder aspirar a las posiciones a las que aspiramos”.
Convocó a todos los salteños diciendo que “si creen que el Partido Nacional es la mejor herramienta para gobernar, no importa a quien hayan votado, que vengan y serán bienvenidos, estamos más abiertos que nunca para recibir a aquellos que se arrepienten por haber cambiado el camino y a los que no se arrepienten porque quizás nos reprochen por haber cambiado alguna cuenta del pasado, no importa, que vengan al Partido Nacional porque acá está el símbolo de la libertad y la defensa de los más humildes, la defensa de los trabajadores, de los productores, de los que trabajan y que pide que se le de una esperanza. Ese es el Partido Nacional que quiero”.