El senador Ope Pasquet pide que el contrato con la minera Aratirí se haga público antes de ser firmado por el gobierno

NACIONALES.

Los ministos de Industria, Roberto Kreimerman, y de Vivienda, Francisco Beltrame, concurrieron este jueves a la Comisión Permanente del Parlamento, en Régimen de Comisión General, para dar explicaciones sobre el contrato que el Poder Ejecutivo prevé firmar con la minera Aratirí. Kreimerman aseguró que la empresa dejará 400 millones de dólares por año al Estado durante 20 años, monto inferior a los 27.000 millones que prevé el Fondo Monetario Internacional y que también confirmó el presidente José Mujica este jueves en su audición.
Los jerarcas fueron convocados por el senador colorado Ope Pasquet, quien solicitó que los detalles del acuerdo sean conocidos antes de que sea rubricado.
El primer punto planteado por Pasquet fue que se haga público el contrato y explicó que no se quiere conocer el detalle de lo que es lo previo o las negociaciones, sino que una vez que esté pronto pueda ser presentado previamente para que se puedan hacer las observaciones pertinentes o para que en definitiva se conozca en qué términos se va a negociar con la minera
“No alcanzo a imaginar los inconvenientes que pudieran resultar de esa publicidad del texto una vez que esté pronto para su suscripción. Nadie pretende entrometerse en las tratativas, nadie pretende ir a ver en el escritorio de Kreimerman a ver qué borradores le llegaron de jurídica o que otra sugerencia aportó la empresa. Esa es la etapa de elaboración, de discusión entre las partes, de tratativas en la que nadie pretende inmiscuirse, pero llega un momento en que esa etapa concluye. Hay un momento en que los negociadores dicen hemos concluido, estamos de acuerdo, estamos prontos para firmar. Me parece obvio que cuando llegue ese momento antes de firmar le van a llevar el texto pronto al señor presidente de la República y el presidente lo querrá leer línea por línea o confiará en el informe oral que le darán sus ministros y este contrato antes de que lo firmen divúlganlo también, permitan que la oposición también lo conozca permitan que la opinión pública lo conozca, cumplan con el artículo 68 de la ley de minería de gran porte”, estableció Pasquet.
El senador también hizo referencia a la autorización de la Dinama y la conveniencia de que el contrato se firme antes de que se dé esta autorización y se preguntó de qué le sirve al Estado uruguayo firmar antes de la autorización cuando el sentido común dice que hay que firmar después.
Pasquet formuló otras preguntas vinculadas a si había una cláusula arbitral, qué beneficios fiscales estaban previstos para Aratirí, con qué autorización para que se haga el contrato, la cláusula de prórroga de la concesión.
La sesión estuvo acompañada por una delegación de trabajadores de Aratirí que llegaron de Cerro Chato en tres ómnibus, son casi 120 trabajadores en defensa del proyecto que están siguiendo de cerca la sesión y los planteos que se están haciendo. Además se le consultó a Kreimerman si va a haber familias desplazadas y estas cifras se iban a estar dando y que se está trabajando en la negociación de la garantía.
Por su parte, Kreimerman empezó a responder luego de un cuarto intermedio y dio un marco sobre la ley de minería, las políticas que se han llevado para lograr una minería sustentable y que se está esperando a que se den todas las garantías para proceder a la firma del contrato. De todos modos, Kreimerman estableció la defensa de que se puede estar firmando antes y que después se dé la autorización. Según él mencionó, así lo establece la ley. También brindó algunas cifras sobre lo que se espera recibir de este proyecto. Hablaba de 400 millones de dólares anuales durante 20 años y además habló de la participación de 3.000 trabajadores directos y de más trabajadores indirectos.
El ministro señaló también que se trata de diversificar para hacer frente a las posibles dificultades económicas, pero no es una apuesta a que se convierta en la principal riqueza o que esté orientado a que así sea.
Nuevas convocatorias a
comisión permanente
Previo a la participación de Pasquet en la Comisión Permanente aprobó dos nuevas convocatorias que tienen que ver con la presencia del ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, a cargo de la diputada del Frente Amplio Orquidia Minetti, que hizo un pedido general a propósito de los planes sociales.
“Lo principal y lo que yo rescato y también mi bancada del Frente Amplio es que las sesiones cuando vienen los señores ministros son de conocimiento público y por lo tanto la gente común, que no son seres políticos como nosotros, esa gente común tenga la información válida y digna de cada responsable de cada ministerio”, señaló la diputada. Pasquet también hizo un nuevo pedido para tener la comparecencia del canciller Luis Almagro a propósito de lo que está sucediendo en Venezuela.
“Hay hechos que han acaecido y están acaeciendo que han causo honda conmoción no solamente en nuestro país, sino en todos los países de América y en muchos países del mundo y ante esos hechos no podemos permanecer indiferentes entre otras razones porque hay víctimas fatales y entre otras razones porque estamos vinculados nosotros y la República Bolivariana de Venezuela y otros estados americanos por pactos que nos obligan recíprocamente controlar en cada país la plena vigencia de las instituciones democráticas y los Derechos Humanos.

Los ministos de Industria, Roberto Kreimerman, y de Vivienda, Francisco Beltrame, concurrieron este jueves a la Comisión Permanente del Parlamento, en Régimen de Comisión General, para dar explicaciones sobre el contrato que el Poder Ejecutivo prevé firmar con la minera Aratirí. Kreimerman aseguró que la empresa dejará 400 millones de dólares por año al Estado durante 20 años, monto inferior a los 27.000 millones que prevé el Fondo Monetario Internacional y que también confirmó el presidente José Mujica este jueves en su audición.

Los jerarcas fueron convocados por el senador colorado Ope Pasquet, quien solicitó que los detalles del acuerdo sean conocidos antes de que sea rubricado.

El primer punto planteado por Pasquet fue que se haga público el contrato y explicó que no se quiere conocer el detalle de lo que es lo previo o las negociaciones, sino que una vez que esté pronto pueda ser presentado previamente para que se puedan hacer las observaciones pertinentes o para que en definitiva se conozca en qué términos se va a negociar con la minera

“No alcanzo a imaginar los inconvenientes que pudieran resultar de esa publicidad del texto una vez que esté pronto para su suscripción. Nadie pretende entrometerse en las tratativas, nadie pretende ir a ver en el escritorio de Kreimerman a ver qué borradores le llegaron de jurídica o que otra sugerencia aportó la empresa. Esa es la etapa de elaboración, de discusión entre lasAratiri partes, de tratativas en la que nadie pretende inmiscuirse, pero llega un momento en que esa etapa concluye. Hay un momento en que los negociadores dicen hemos concluido, estamos de acuerdo, estamos prontos para firmar. Me parece obvio que cuando llegue ese momento antes de firmar le van a llevar el texto pronto al señor presidente de la República y el presidente lo querrá leer línea por línea o confiará en el informe oral que le darán sus ministros y este contrato antes de que lo firmen divúlganlo también, permitan que la oposición también lo conozca permitan que la opinión pública lo conozca, cumplan con el artículo 68 de la ley de minería de gran porte”, estableció Pasquet.

El senador también hizo referencia a la autorización de la Dinama y la conveniencia de que el contrato se firme antes de que se dé esta autorización y se preguntó de qué le sirve al Estado uruguayo firmar antes de la autorización cuando el sentido común dice que hay que firmar después.

Pasquet formuló otras preguntas vinculadas a si había una cláusula arbitral, qué beneficios fiscales estaban previstos para Aratirí, con qué autorización para que se haga el contrato, la cláusula de prórroga de la concesión.

La sesión estuvo acompañada por una delegación de trabajadores de Aratirí que llegaron de Cerro Chato en tres ómnibus, son casi 120 trabajadores en defensa del proyecto que están siguiendo de cerca la sesión y los planteos que se están haciendo. Además se le consultó a Kreimerman si va a haber familias desplazadas y estas cifras se iban a estar dando y que se está trabajando en la negociación de la garantía.

Por su parte, Kreimerman empezó a responder luego de un cuarto intermedio y dio un marco sobre la ley de minería, las políticas que se han llevado para lograr una minería sustentable y que se está esperando a que se den todas las garantías para proceder a la firma del contrato. De todos modos, Kreimerman estableció la defensa de que se puede estar firmando antes y que después se dé la autorización. Según él mencionó, así lo establece la ley. También brindó algunas cifras sobre lo que se espera recibir de este proyecto. Hablaba de 400 millones de dólares anuales durante 20 años y además habló de la participación de 3.000 trabajadores directos y de más trabajadores indirectos.

El ministro señaló también que se trata de diversificar para hacer frente a las posibles dificultades económicas, pero no es una apuesta a que se convierta en la principal riqueza o que esté orientado a que así sea.

Nuevas convocatorias a

comisión permanente

Previo a la participación de Pasquet en la Comisión Permanente aprobó dos nuevas convocatorias que tienen que ver con la presencia del ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, a cargo de la diputada del Frente Amplio Orquidia Minetti, que hizo un pedido general a propósito de los planes sociales.

“Lo principal y lo que yo rescato y también mi bancada del Frente Amplio es que las sesiones cuando vienen los señores ministros son de conocimiento público y por lo tanto la gente común, que no son seres políticos como nosotros, esa gente común tenga la información válida y digna de cada responsable de cada ministerio”, señaló la diputada. Pasquet también hizo un nuevo pedido para tener la comparecencia del canciller Luis Almagro a propósito de lo que está sucediendo en Venezuela.

“Hay hechos que han acaecido y están acaeciendo que han causo honda conmoción no solamente en nuestro país, sino en todos los países de América y en muchos países del mundo y ante esos hechos no podemos permanecer indiferentes entre otras razones porque hay víctimas fatales y entre otras razones porque estamos vinculados nosotros y la República Bolivariana de Venezuela y otros estados americanos por pactos que nos obligan recíprocamente controlar en cada país la plena vigencia de las instituciones democráticas y los Derechos Humanos.