El sujeto que roció con nafta a su concubina terminó en prisión, luego de haber sido evaluado por un psiquiatra

El hombre que días pasados roció con nafta a su mujer y también la casa que compartían, finalmente fue procesado con prisión por un delito de violencia doméstica, según tipificó el juez penal de segundo turno, el Dr. Enrique Ismael Falco. El magistrado había dispuesto la coordinación de una pericia psiquiátrica para el sujeto y luego de analizar el resultado de la misma, decidió mandarlo a la cárcel.
Como informó EL PUEBLO oportunamente, el incidente ocurrió el domingo pasado, cuando la pareja en cuestión comenzó a discutir, lo que provocó la irascible reacción del hombre, quien roció a su mujer con nafta y amenazó con “prenderla fuego”. Lo mismo hizo con parte de la casa. Afortunadamente, un hijo de la dama se metió en el medio y con la ayuda de algunos vecinos que habían escuchado los gritos de la víctima, impidieron que el sujeto cumpliera con su amenaza. Tras dar aviso del caso a la Policía, el agresor se dio a la fuga, por lo que el magistrado actuante emitió una orden de captura y custodia policial permanente para la casa de la víctima.
El sujeto se entregó a las autoridades policiales en la jornada del lunes, dando por finalizada su intensa búsqueda. La víctima formalizó la denuncia en la Unidad de Violencia Doméstica, donde contó que su concubino se torna “una persona agresiva” cuando ingiere bebidas alcohólicas.
El domingo, precisamente, el hombre llegó “en estado de ebriedad” a su casa y comenzó “a discutir con la denunciante”. En determinado momento, el individuo sacó un bidón de nafta y roció con él diferentes partes de la finca, para luego tirar parte del combustible sobre el cuerpo de su pareja, amenazándola con prenderla fuego. Hasta que intervinieron los vecinos y un hijo de la mujer, para evitar la tragedia. Al denunciar el hecho, la víctima solicitó el retiro del hogar del agresor, así como una prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación hacia su persona y domicilio.
Pero el Dr. Falco fue más allá de la solicitud de la denunciante y dispuso el procesamiento con prisión del delincuente.
OTRO DELINCUENTE A PRISIÓN
Un ladrón de iniciales J. D. S. D. fue procesado con prisión por dos delitos de hurto, según tipificó la justicia.
Uno de los robos fue cometido en perjuicio de un comercio, de donde el delincuente se llevó una caja de celular que contenía solamente el cargador del mismo, según contó el damnificado en la sede policial.
El malhechor ingresó al establecimiento en cuestión y tras observar varios artículos, se retiró del local sin comprar nada. Posteriormente, el dueño se percató del robo comentado líneas arriba, al revisar las cámaras de seguridad.
Tras realizar las averiguaciones del caso, la Policía logró capturar al malhechor, que terminó en la cárcel por disposición judicial.
MUJER NO SE HABÍA PERCATADO DEL ROBO DE SU MOTO
Una dama dejó estacionada su motocicleta Rocket 110cc, matrícula HIQ 201, en un pasillo ubicado dentro de su finca, y a la 1.40 de la madrugada de ayer, la Policía golpeó su puerta para avisarle que había recuperado el vehículo.
La mujer no entendía nada, porque aún no se había percatado de que alguien se había llevado su rodado.
Según explicaron los funcionarios policiales de la Seccional Segunda, se encontraban realizando recorridas por la Avenida Harriague, cuando divisaron a un hombre que circulaba a pie, llevando una moto de tiro. El sujeto, al notar la presencia policial, se dio a la fuga, dejando el birrodado abandonado.
Los agentes del orden procedieron a detener al joven, quien resultó ser menor de edad, e incautaron la motocicleta.
Puesto en conocimiento del caso, el juez penal de turno dispuso que se labren actas a ambos padres, referente al incumplimiento a los deberes inherentes a la patria potestad, quedando emplazados sin fecha bajo severo apercibimiento de conducta.
SUJETOS DETENIDOS POR HURTO DE UNA CUERDA
Un móvil de la Seccional Cuarta realizaba una recorrida por su jurisdicción, cuando en Avenida Manuel Oribe casi Avenida Defensa visualizaron a tres hombres que llevaban una bolsa.
El trío, al notar la presencia policial, se dio a la fuga, lo que provocó la persecución policial y la captura de dos de ellos. Uno de los detenidos resultó ser menor de edad.
A los sujetos se les incautó la bolsa, en cuyo interior había varios metros de cuerda que se presumía eran producto de robo.
Enterado del caso, el juez penal de turno dispuso que el menor fuera indagado en presencia de un responsable y entregado al mismo, y que el mayor de edad también fuera indagado, permaneciendo detenido, además de procurarse la detención del tercer involucrado.
Posteriormente fue ubicado un comerciante de la zona, quien denunció que al ir a abrir su comercio constató la falta de una piola de nylon trenzado de ocho milímetros de espesor, de color blanco con listas negras. La piola estaba en un exhibidor, al frente de su comercio.
La Policía logró identificar al presunto ladrón que se había dado a la fuga, por lo que concurrió a su domicilio. Pero el sujeto, al notar la presencia policial, volvió a fugarse y por estas horas es buscado intensamente para ser puesto a disposición de la justicia.
HURTO A EDUCADORA
En la mañana de ayer, una dama se encontraba dando clases de educación física en un jardín del barrio Ceibal, cuando al salir del salón junto a los niños dejó sus pertenencias en el interior del mismo.
En un momento dado, la educadora observó que un joven desconocido salía del salón, pero le restó importancia al hecho. Al retornar al salón, la mujer se percató de la falta de su billetera, que contenía 400 pesos y varios documentos, según contó la damnificada a la Seccional Tercera