El trágico accidente ocurrido días pasados desnudó las carencias con las que trabajan las instituciones de la zona

LLuego del trágico accidente ocurrido el pasado viernes por la mañana a catorce kilómetros de la localidad de Pepe Núñez, donde perdiera la vida el ex dirigente sindical y entonces jerarca de ANCAP, Hugo De Mello, tras el vuelco del automóvil en el que viajaba y en el que el resto de sus ocupantes permanecen internados en estado de cuidados intermedios aunque sin riesgo aparente de vida, la población del lugar se quedó sin el acto donde los lugareños manifestarían su emoción por haber recibido la luz eléctrica, ante una gestión propia y espontánea de los vecinos.
Es que el suministro de luz eléctrica ya se está proveyendo a Pepe Núñez desde hace algún tiempo y lo que se haría en esta instancia, iba a ser un acto protocolar en el que participarían las autoridades de ANCAP que están realizando la exploración de hidrocarburos en la zona, en busca de petróleo, así como también las autoridades del Gobierno Departamental.
Es que cuando se realizó el lanzamiento de las perforaciones para el comienzo de la exploración, realizado por ANCAP, una vecina de la zona le planteó al presidente del ente, Raúl Sendic, que consiguiera luz eléctrica para los pobladores del lugar y si bien Sendic, le dijo a la mujer que el suministro de luz eléctrica “no era un área de su competencia, vería qué podía hacer”.
En ese tiempo fue que tras las gestiones realizadas por el ente y con la colaboración de la Intendencia, UTE comenzó el trabajo para proveer de suministro a la zona, cosa que finalmente se logró hace unas semanas, y justo el viernes, cuando ocurrió el trágico episodio, iba a ser inaugurado con un acto protocolar donde participarían todos.
Según pudo saber EL PUEBLO, tras este hecho, el acto de inauguración quedó definitivamente suspendido, ya que Raúl Sendic, será presidente de ANCAP hasta el próximo 15 de octubre, fecha en la que renunciará al cargo, para dedicarse a la actividad política, de cara a las elecciones nacionales del año próximo.
SIN HERRAMIENTAS
Pero tras el trágico episodio, varias cosas quedaron al desnudo. Por ejemplo, la demora de la ambulancia por el pedregoso camino del lugar, que impone que la velocidad de los vehículos sea mucho menor a la que pueden desplazarse en la ruta.
Así como también, la carencia de un móvil para la Seccional Decimotercera de Policía, ya que el caso estaba en jurisdicción de la mencionada unidad policial, pero como la misma no cuenta con un automóvil ni una camioneta para desplazarse porque el único móvil con el que cuentan está fuera de servicio, el oficial a cargo de la seccional se trasladó hasta el lugar del episodio en moto. Lo que tampoco permitía asistir en forma más adecuada y con mayor prontitud a los heridos en este caso.
Más allá del trágico accidente, el mismo desnudó una serie de aspectos que alertaron a las autoridades por las carencias que existen en esa zona.

Luego del trágico accidente ocurrido el pasado viernes por la mañana a catorce kilómetros de la localidad de Pepe Núñez, donde perdiera la vida el ex dirigente sindical y entonces jerarca de ANCAP, Hugo De Mello, tras el vuelco del automóvil en el que viajaba y en el que el resto de sus ocupantes permanecen internados en estado de cuidados intermedios aunque sin riesgo aparente de vida, la población del lugar se quedó sin el acto donde los lugareños manifestarían su emoción por haber recibido la luz eléctrica, ante una gestión propia y espontánea de los vecinos.

Es que el suministro de luz eléctrica ya se está proveyendo a Pepe Núñez desde hace algún tiempo y lo que se haría en esta instancia, iba a ser un acto protocolar en el que participarían las autoridades de ANCAP que están realizando la exploración de hidrocarburos en la zona, en busca de petróleo, así como también las autoridades del Gobierno Departamental.

Es que cuando se realizó el lanzamiento de las perforaciones para el comienzo de la exploración, realizado por ANCAP, una vecina de la zona le planteó al presidente del ente, Raúl Sendic, que consiguiera luz eléctrica para los pobladores del lugar y si bien Sendic, le dijo a la mujer que el suministro de luz eléctrica “no era un área de su competencia, vería qué podía hacer”.

En ese tiempo fue que tras las gestiones realizadas por el ente y con la colaboración de la Intendencia, UTE comenzó el trabajo para proveer de suministro a la zona, cosa que finalmente se logró hace unas semanas, y justo el viernes, cuando ocurrió el trágico episodio, iba a ser inaugurado con un acto protocolar donde participarían todos.

Según pudo saber EL PUEBLO, tras este hecho, el acto de inauguración quedó definitivamente suspendido, ya que Raúl Sendic, será presidente de ANCAP hasta el próximo 15 de octubre, fecha en la que renunciará al cargo, para dedicarse a la actividad política, de cara a las elecciones nacionales del año próximo.

SIN HERRAMIENTAS

Pero tras el trágico episodio, varias cosas quedaron al desnudo. Por ejemplo, la demora de la ambulancia por el pedregoso camino del lugar, que impone que la velocidad de los vehículos sea mucho menor a la que pueden desplazarse en la ruta.

Así como también, la carencia de un móvil para la Seccional Decimotercera de Policía, ya que el caso estaba en jurisdicción de la mencionada unidad policial, pero como la misma no cuenta con un automóvil ni una camioneta para desplazarse porque el único móvil con el que cuentan está fuera de servicio, el oficial a cargo de la seccional se trasladó hasta el lugar del episodio en moto. Lo que tampoco permitía asistir en forma más adecuada y con mayor prontitud a los heridos en este caso.

Más allá del trágico accidente, el mismo desnudó una serie de aspectos que alertaron a las autoridades por las carencias que existen en esa zona.