El tricolor goleó y se prende… Triple Jornada.

Apostillas – Nacional

Fue la que se disputó el domingo desde antes del mediodía allí en cancha de Nacional. A primera hora, empate sin goles entre Hindú y Albión, a segunda la victoria de Cerro ante Lazareto por 1 a 0, y cerrando la triple jornada, la goleada de Nacional ante Salto Nuevo por 5 a 0, en un partido donde lo más interesante, (hablando de lo futbolístico), se observó en los primeros 45´ de juego.

Público.

Aceptable, la concurrencia de aficionados allí en el escenario tricolor, para lo que fuera la triple jornada dominguera. Se vendieron 470 boletos, y se recaudaron en forma primaria, $ 22.700 en cancha de Nacional.

Queda claro que la cifra no alcanza, para cubrir los gastos necesarios para la apertura de cancha, pero anduvo ahí…

De todos modos, y máxime teniendo en cuenta que allí se disputaban tres partidos, y donde entre cosas, los protagonistas eran por ejemplo, Hindú, Cerro, y Nacional – Salto Nuevo, equipos que llevan gente, para que se entienda, debemos decir que esperábamos una mayor afluencia de público allí en el escenario tricolor.

Sin dudas que lo amenazante del tiempo, conspiró para que alguna gente no se animara a concurrir, con la preocupación lógica de que se largara la lluvia.

Segunda hora.

Victoria de Cerro por la mínima ante Lazareto, en un partido que en la segunda parte, se “pico” bastante más de lo previsto. Jugadas que merecieron la expulsión, por parte del árbitro central, y que en ninguno de los casos fueron observadas por este, y por el asistente.

La primera un codazo que llegó a destino, por parte de Santos Suárez de Lazareto sobre Jhony Díaz de Cerro, bien sobre la raya, y de espaldas a la tribuna principal, la segunda (y tercera), dos codazos de Pablo Correa sobre Jorge Albín primero, y Richard Quiroga después. En todos los casos, y de ser observadas ambas incidencias, sin dudas que hubiesen ameritado la roja directa por parte del árbitro Néstor Martínez Vital, vale aclarar que dichas situaciones, se dan en otro sector del campo, y no donde se encontraba la jugada en ese momento…esto va a favor del árbitro en este caso, las cosas como son.

Tercera hora.

Victoria clara, merecida, y contundente de Nacional ante Salto Nuevo en cifras de 5 a 0, en un partido donde sin dudas lo más interesante, (en cuanto al juego), se dio en los primeros 45´. Se recuperó el tricolor, y lo hizo de la mejor manera, ante un rival que sorprendió, debido a su intermitencia.

Salto Nuevo por momentos jugó muy bien, (entre los 15´, y los 30´,  de la primera parte), donde incluso “arrinconó” a su rival contra su área, creó las chances, y estuvo a punto de empatarlo. Ya en la segunda parte, con el segundo gol tricolor por parte de Edwar Tavárez, allí sí, el partido dio un vuelco fundamental a favor del local, que lo terminó ganando con autoridad, incluso la diferencia pudo haber sido aún mayor, a favor del equipo dirigido por Héctor “Pipo” Rodríguez.

Alta factura técnica.

El segundo, y tercer gol de Nacional, ambos convertidos por el delantero Edwar Tavárez, cuando transcurrían 15´, y 22´ de la segunda parte allí en el reducto tricolor. El primero, pase en profundidad, corrida del delantero, y gran definición

Por encima del cuerpo del arquero Rombys, “vaselina” perfecta, para el segundo gol tricolor.

El tercero del “bolso”, y segundo en la cuenta personal de Tavárez, nace tras una pelota recuperada en tres cuarto de cancha, el pase al delantero, este que recibe, transita un par de metros con pelota dominada, levanta su cabeza, observa la posición del golero, y saca un remate potente, a media altura, que se mete junto al vertical derecho, haciendo estéril el esfuerzo del arquero por llegar, dos golazos sin dudas, ”…valieron la entrada…” se escuchó decir por parte de un hincha tricolor allí en la tribuna, y tenía razón…