“El zambullidor”, de Luis Do Santos y “esa capacidad o don de encontrar ahogados con el pan bendito”

Fue el pasado jueves 14 en Montevideo y al día siguiente aquí en Salto, que Luis “Cachi” Do Santos presentó públicamente su último libro, la novela “El zambullidor”, editada por Fin de Siglo. Si bien, como ha explicado el autor a EL PUEBLO (nota publicada el jueves 14/12) el título puede tomarse en un sentido metafórico (como quien se zambulle en sus recuerdos, por ejemplo), lo cierto es que en un plano más literal o denotativo, el protagonista tiene como uno de sus “oficios” el de encontrar ahogados en el río.

El autor firmando libros en la presentación en Salto

El autor firmando libros en la presentación en Salto

“A la gente que no vive a la orilla de un río le resulta muy extraño que alguien tenga esa condición de encontrar ahogados. Hay una creencia, a eso lo tengo muy claro, que es la capacidad de algunos sacerdotes para encontrar ahogados con el pan sagrado. Tiran el pan y supuestamente el pan te guía a donde está el muerto. Un día, charlando con el maestro Roberto Agulla, me hizo ver que en la canción El malevo, en una parte en que el perro lo salva al hombre cuando se estaba ahogando, dice algo así como “no me halla ni el pan bendito”…viene por ahí, por esa capacidad o don que tienen algunos de encontrar ahogados con el pan bendito. Y después que ya había escrito la novela, me contaron de una persona acá en Salto, Germán Álvarez, que era camionero de OSE, ya fallecido, que cuando había un ahogado que no aparecía lo iban a consultar, era muy conocedor del río y era algo además que venía también de su padre…increíble”, expresaba Luis Do Santos en otro momento de la nota realizada por este diario.
TAMBIÉN AUTOR DE
CUENTOS Y CANCIONES
Asimismo, el escritor nacido en Calpica (Departamento de Artigas) pero radicado en nuestra ciudad desde hace varios años, reseñó algunos aspectos de su trayectoria en la creación literaria: “Allá por el año 92, junté algunos cuentitos y algunos atrevimientos de poesía y publiqué en edición de autor el libro Tras la niebla. Después tengo algo publicado en antologías de concursos de cuentos, como en Ediciones de la Plaza, también en una de la Cooperativa Bancaria… De ese concurso tengo una linda anécdota y es que lo ganó el maestro José María Obaldía y a raíz de eso, fue en el año 2007, le dije que estaba por publicar La última frontera, que es una novela que después publicamos con la Intendencia en la época de Fonticiella, en el 2008, y desde ahí entablamos una amistad que dura hasta hoy”.
-Usted también ha escrito varios textos que no llegaron a un libro porque los hizo para ser cantados. Letras de murgas, por ejemplo…
Sí, claro. Ahora ya no porque le fui dando paso a las nuevas generaciones, mi paso por las murgas de alguna manera se agotó, pero fueron unos cuantos años. Arranqué componiendo algo para Candileja, también compuse algo para Falta la Papa y sobre todo para Uno más Uno.
-Además de las murgas, hemos escuchado a otros intérpretes que cantan cancines suyas, como “Papino” Ciocca…
Por suerte sí. Yo hice muchas canciones que musicalizó el gran maestro Antonio López cunado teníamos el grupo Matices. A él le debemos un gran homenaje, tenemos algunas ideas con Denis Dutra que ojalá podamos concretarlas.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...